Línea Roja se presenta la semana que viene en Madrid

El PSOE alumbra una corriente intelectual para marcar el paso a Rubalcaba

No quieren que la actual dirección les vea como una amenaza porque estarían muertos antes de nacer. Son un grupo muy heterogéneo de militantes de entre 30 y 40 años descontentos con la deriva ideológica de su partido, dispuestos a dar la batalla para conectar con el electorado de izquierdas que huyó en la etapa Zapatero.

Alfredo Pérez Rubalcaba mira a Carmen Chacón desde su escaño en el Congreso
Alfredo Pérez Rubalcaba mira a Carmen Chacón desde su escaño en el Congreso EFE

El núcleo de la nueva corriente está formado por una veintena de profesores universitarios, consultores, miembros de diversos think tank y ex colaboradores de Moncloa y de diversos ministerios que opinan que Zapatero no solo no reunió a sus mejores equipos sino que eligió a sus gobiernos mediante criterios de lealtad ajenos, en algunos casos, a la formación y al saber hacer. Algunos de los promotores de Línea Roja, entre ellos Alberto del Pozo o David Chico, saben bien de lo que hablan porque trabajaron en el Gabinete de Presidencia de Moncloa. Otros, como Alfonso Egea, Borja Suárez o Doménech Ruiz, lo hicieron a las órdenes de ministros como Valeriano Gómez o Ramón Jáuregui. Desde estos destinos vivieron en su partido una deriva ideológica que no les gusta porque consideran que ha sido la culpable de alejar al PSOE del electorado de izquierda y de ir encadenando derrota tras derrota.

“Queremos exponer nuestras ideas y que éstas se oigan, el PSOE es un partido endogámico, muy cerrado y es necesario abrirlo a la sociedad cuanto antes”, mantiene Manuel de la Rocha, hijo del ex diputado de la corriente Izquierda Socialista que lleva el mismo nombre.Es, sin duda, la plataforma más selecta que tienen en estos momentos los socialistas para ensayar una remontada que se antoja difícil, teniendo en cuenta que han perdido casi todo el poder territorial. Su presentación en sociedad está prevista para el próximo jueves, 22, en Madrid.

 El alumbramiento de esta plataforma surge en un momento de fuerte contestación interna a Rubalcaba, considerado mayoritariamente dentro de su partido como un líder provisional salido de un congreso, el 38, que fue un mero paréntesis en el proceso de sucesión de Zapatero.Desde el propio guerrismo, que contribuyó al triunfo de Rubalcaba como secretario general, se le critica por la forma en que está gestionando su triunfo y por la acumulación en la dirección de Ferraz de personas que han perdido las elecciones. “Son todos perdedores y si Griñán es desalojado de Andalucía, tendremos al frente del partido a un cadáver político”, se duele un veterano diputado.A juicio de este sector, la inercia del aparato de Ferraz es difícil que pueda empujar hacia un cambio de tendencia electoral, sobre todo cuando ésta es difícil que se produzca por sí sola y de forma automática.En el Grupo Parlamentario hay quienes opinan que si se pierde Andalucía el próximo domingo 25, la contestación hacia la actual dirección irá creciendo y la imagen de interinidad que ofrece Rubalcaba se consolidará en todas las federaciones.

  Las tensiones dentro del PSOE son tan evidentes que incluso la pequeña fiesta de cumpleaños que dio el pasado jueves Carmen Chacón en las cercanías del Congreso fue interpretada por buena parte de los diputados socialistas como un homenaje a la perdedora del 38º Congreso.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba