Nacional

Las presiones de Lesmes surten efecto: su candidato será elegido presidente de la Sala III del Supremo

Fuentes del Consejo consultadas por este diario sostienen que el magistrado Luis María Díez-Picazo obtendrá la mayoría simple para ser elegido presidente de la Sala de lo Contencioso.

Carlos Lesmes.
Carlos Lesmes. EFE

Las aguas andan revueltas en el seno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). La razón es que el presidente del órgano Carlos Lesmes ha estado presionando a los vocales para evitar que el magistrado José Manuel Sieira sea reelegido este miércoles como presidente de la Sala Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo.

Según distintas fuentes consultadas por Vózpopuli, es altamente probable que Lesmes consiga este miércoles su objetivo: que el magistrado Luis María Díez-Picazo, su amigo íntimo -un catedrático de carrera que accedió la Supremo en el año 2008-, sea elegido nuevo presidente de la Sala Tercera por el Pleno.

Sin embargo, muchas voces en el seno del Consejo, y también en el Supremo, reconocen que se trata de una “pugna personal” del presidente contra Sieira, a quien no le perdona que cuando su nombre sonaba para ser la cabeza del Poder Judicial, éste avocara a Pleno el asunto del indulto al kamikaze que en 2003 provocó la muerte del joven José Alfredo Dolzh en la autopista AP-7.

"No es votar a Sieira; es votar contra el presidente", sostiene un vocal

Tampoco disculpa Lesmes que sea un juez independiente que deje trabajar con libertad a los magistrados de la Sala, con la facultad de corregir muchas de las decisiones que adopta el gobierno de turno y también el CGPJ. En concreto, todos los decretos ley aprobados por el Ejecutivo o los propios acuerdos y nombramientos del órgano de gobierno de los jueces.

"No es votar a Sieira; es votar contra el presidente", denuncia un vocal del CGPJ a este periódico. Lo cierto es que fuentes conocedoras de la relación que mantenían Carlos Lesmes y José Manuel Sieira sostienen que nunca hubo una pelea entre ellos; más bien apuntan a que el presidente le puso la cruz al todavía presidente de la Sala Tercera sin previo aviso. Tanto, que Sieira se enteró por un vocal del Consejo el pasado 8 de junio de que su plaza había salido a concurso. Esto no sería tan noticioso si esa misma mañana el presidente de lo Contencioso no hubiera despachado durante dos horas con el propio Lesmes. Una reunión de trabajo donde éste no le comunicó nada sobre su plaza.

"Un cuestión de Estado"

El asunto ha fracturado al CGPJ en dos y causado malestar en la Carrera Judicial. Un grupo de vocales sostiene que las presiones en esta ocasión han pasado todos los límites. El presidente ha ido diciendo que había que apoyar a Díez-Picazo porque "es un favor personal", una "cuestión de Estado" o "lo mejor para el Supremo"; argumentos dispares dependiendo de quien fuera su interlocutor. Sin embargo, a nadie se le escapa que el candidato de Lesmes, pese a tener un currículum brillante, no es juez de carrera y tampoco cuenta en sus espaldas con muchos años de antigüedad como magistrado del Supremo. Tampoco que hay una norma no escrita en la más alta instancia jurisdiccional del país donde hasta ahora se respetaba que los presidentes de Sala fueran reelegidos siempre en un segundo mandato.

Fuentes jurídicas sostienen que José Manuel Sieira contará este miércoles en el pleno "al menos" con el apoyo de los vocales del denominado 'sector progresista' Pilar Sepúlveda, Clara Martínez de Careaga, Álvaro Cuesta, Roser Bach, María Victoria Cinto, Concha Sáez, Rafael Mozo y Enrique Lucas.

En contraposición, es muy probable que Díez-Picazo cuente con más de once votos, la mayoría simple necesaria para salir elegido. Previsiblemente lo apoyarán la mayoría de los consejeros más afines a Lesmes, entre ellos todos los vocales de la Comisión Permanente, excepto Cuesta, que tiene intención de votar a Sieira.

"Si la votación fuera secreta Sieira ganaría", dice otro vocal lamentándose. Lo cierto es que el veto que el presidente ha puesto al citado magistrado hizo este martes que tres asociaciones de jueces -Jueces para la Democracia, Asociación Francisco de Vitoria y Foro Judicial Independiente-, emitieran un durísimo comunicado conjunto mostrando su “profunda preocupación” por la política de nombramientos del presidente del Alto Tribunal, al que acusaron de "un presidencialismo más propio de otros tiempos que de una democracia moderna inserta en el mundo occidental y europeo". Junto Díez-Picazo y Sieira optan este miércoles a la presidencia de la Sala Tercera, los magistrados Eduardo Calvo y Jorge Rodríguez-Zapata, ambos con escasas posibilidades de salir elegidos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba