Nacional

Cándido Méndez se va de UGT antes de que alguna federación le pida que dimita

Críticos del sindicato creen que de esta manera evita una rebelión interna por los ERE y la situación económica de la organización. Recuerdan que Redondo se tuvo que ir por el escándalo de PSV.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, se va… pero dentro de un año y medio. Méndez propondrá este martes al Consejo Confederal del sindicato adelantar un año, a 2016, el congreso previsto para el año 2017 en el que se debe elegir al nuevo secretario general. Por este motivo, el sindicato celebrará su congreso en abril del 2016 y Cándido Méndez no se presentará al mismo, por lo que terminarán sus veinte años al frente de la Secretaría General de UGT. 

Méndez logra con esta medida blindarse contra cualquier petición de que dimita antes de tiempo. Su círculo más estrecho confiesa que este anuncio se ha producido con el fin de evitar que algunas federaciones salgan ante los medios de comunicación pidiendo la dimisión del líder del sindicato. 

Estas federaciones, que es donde trabajan más intensamente los sindicalistas, están enfadadas y se temía que alguna se rebelara y pidiera la dimisión de un líder al que consideran muy quemado por el caso de los ERE, el dirigente minero millonario y las dimisiones por el escándalo de las tarjetas de Caja Madrid. Además también pesa la crisis económica que atraviesa el sindicato. “Cándido Méndez ha demostrado que es inteligente, pues con esta medida puede estar un año más sin que le pidan que se vaya”, afirmaba este lunes un sindicalista.

El nuevo congreso deberá, además de elegir al nuevo secretario general, modernizar la UGT, que en opinión de muchos de los que conocen la organización se ha quedado anclada en los años 90.

Refundar el sindicato

El objetivo es refundar el sindicato, con fusiones de federaciones, y que se acerque a la realidad española. Además, se intentarán reducir gastos tras la grave crisis económica que tiene el sindicato. Se calcula que unas 15 uniones regionales dan pérdidas, a pesar de las medidas de ajuste que se han producido en los últimos años, con procesos de regulación de empleo incluidos.

La situación crítica de las uniones regionales se ha producido al cerrarse el grifo de la ayuda institucional, vía cursos de formación o de otro tipo.

 Sin candidato

A un año para el congreso no hay aún un candidato claro. Parece que Miguel Ángel Cilleros, de 52 años, es el único que dentro de la organización tiene ahora alguna posibilidad en continuar con el puesto del secretario general. “Pero es muy pronto para hablar de eso”, explican en UGT.

En este congreso se aprobará, sin duda, una reducción de los aparatos de las uniones regionales y un reforzamiento de las federaciones. En el último congreso se aprobó que el secretario general no pueda permanecer más de tres mandatos al frente de la organización. Pero la medida empezaba a contar desde entonces, por lo que Méndez podría haberse presentado.

Denuncia en la Audiencia Nacional

Cándido Méndez pensó en dimitir hace algunos meses cuando el sindicato Manos Limpias presentó una denuncia ante la Audiencia Nacional. Miguel Bernad, secretario de esta asociación, presentó un escrito en el que se acusaba a Cándido Méndez, al tesorero de UGT, Antonio Retamino, y a varias empresas de presuntos delitos de falsedad en documento mercantil, estafa, malversación de caudales públicos, delitos contra la hacienda pública y apropiación indebida.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba