Operación Lezo

El juez afirma que el Canal compró Emissao a través de cuentas en “paraísos fiscales”

En un auto de prisión, el juez Velasco narra todas las irregularidades que se cometieron en torno al pelotazo de Emissao. En el año 2013, Inassa -la filial del Canal de Isabel II que gestiona las empresas en América Latina- pagó 21,4 millones de euros por Emissao cuando en menos de un año la sociedad valía una cuarta parte.

Agentes de la UCO durante el registro llevado a cabo este miércoles en la sede del Canal de Isabel II.
Agentes de la UCO durante el registro llevado a cabo este miércoles en la sede del Canal de Isabel II. EFE

El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional Eloy Velasco sostiene que el Canal de Isabel II compró la empresa Emissao en 2013 a través de "cuentas bancarias no autorizadas" ubicadas en "paraísos fiscales" causando un perjuicio de 25 millones de dólares al patrimonio público madrileño.

Así lo recoge el juez en el auto donde este jueves a prisión a la ex directiva del Canal de Isabel II María Fernanda Richmond eludible previo pago de cuatro millones de euros y para el exgerente del Canal de Isabel II Adrián Martín prisión eludible bajo el pago de una fianza de 100.000 euros en el marco de la operación Lezo. Según ha podido saber Vozpópuli, Martín ha pagado esta mañana la citada fianza y saldrá de prisión esta misma tarde.

Velasco les imputa a ambos imputados los delitos de pertenencia en organización criminal, blanqueo, falsificación de documentos públicos, prevaricación, fraude y malversación de caudales públicos.

La compra de Emissao se hizo con un informe de la auditora KPMG en contra y sin la autorización de la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid

En dicha resolución, a la que ha tenido acceso este periódico, el juez narra todas las irregularidades que se cometieron en torno al pelotazo de Emissao. Eloy Velasco sostiene que en 2013 se compró la empresa brasileña Emissao, "hipervalorada ficticiamente", adquisición que se hizo sin ningún tipo de control para el "desvío de dinero público madrileño" a "cuentas bancarias de terceros países con opacidad". En el año 2013, Inassa -la filial del Canal de Isabel II que gestiona las empresas en América Latina- pagó 21,4 millones de euros por Emissao cuando en menos de un año la sociedad valía una cuarta parte. Sin embargo, esa compra se hizo con un informe de la auditora KPMG en contra y sin la autorización de la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid.

Además, con la compra fraudulenta de dicha empresa "se renunció a un aval de tres millones de euros para contingencias sin justificación alguna y sin autorización", recalca Velasco.  Además, se modificó el porcentaje de adquisición -del 40 al 75 por ciento- sin la autorización correspondiente.

Richmond, "en connivencia" con Edmundo Rodríguez Sobrino, considerado hombre fuerte de Ignacio González en Latinoamérica y entonces presidente de Inassa, propició la "premeditada" sobrevaloración del precio de compra de las participaciones en Emissao.Inassa y Canal Extensia invirtieron 31 millones de dólares en la compra, pero el patrimonio neto de Emissao al cierre del año era de 10,2 millones de dólares y en tan solo dos años había descendido a 5 millones de dólares.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba