Nacional

¿Adiós a los grandes mítines? WhatsApp, el metro y otras vías de captar el voto para el 24-M

Con los candidatos recién salidos del horno, ahora toca diseñar la campaña. Para ello, las formaciones políticas ponen toda su carne en el asador y lanzan iniciativas cada vez más alejadas de los tradicionales actos de partido. ¿El objetivo? Conectar con el ciudadano… y arañar un puñado de votos.

Esperanza Aguirre durante la misa funeral por las víctimas del 11M con motivo del 11 aniversario de los atentados
Esperanza Aguirre durante la misa funeral por las víctimas del 11M con motivo del 11 aniversario de los atentados GTRES

Recién elegidos los candidatos, los partidos se ponen ahora manos a la obra para redactar su programa y darse a conocer. Aunque las precampañas en muchos casos no están diseñadas al completo, las acciones puestas en marcha estos últimos días demuestran que los grandes mítines se aparcan para priorizar otras estrategias más directas. No sólo parece romperse el bipartidismo, sino también las técnicas tradicionales electorales: más calle y menos despacho.

El partido que más tiempo ha tenido para gestar su precampaña ha sido UPyD, ya que desde octubre tiene designados sus candidatos. En el caso de Madrid, Ramón Marcos para la Comunidad y David Ortega para el Ayuntamiento. Quizá por ello la formación magenta ha sido la más rompedora en este sentido.

Nacen los micromítines: el candidato de UPyD baja al metro y escucha a los pasajeros

Una de sus primeras medidas fue la de colocar una tienda de campaña en pleno centro de Madrid. Un iglú traslúcido con el lema 'Aquí hay un candidato que te escucha', sin siglas ni logos del partido. ¿El objetivo? "Crear misterio entre los ciudadanos y romper barreras", explica a este medio Jesús Patiño, jefe de campaña de Ramón Marcos. "Desde su nacimiento UPyD ha estado en la calle, y al acceder a las instituciones no hemos dejado de lado esa faceta", subraya Patiño, y añade: "Ahora intentamos ser más innovadores".

A ese iglú se suman otras iniciativas como habilitar un canal de WhatsApp para contactar con los candidatos o ver a estos montados en el metro dando un micromitin. El propio Ramón Marcos visitaba esta semana el suburbano, arropado por Toni Cantó, para escuchar a los pasajeros y explicar sus propuestas. "A la gente le encanta que un político se acerque de esas formas, porque no está acostumbrada", valora el responsable de campaña de Marcos. E incluso se ofrecen a ir de cañas.

En Podemos, inmerso ahora en su proceso de primarias, no se han planteado habilitar un canal de WhatsApp para contactar con los ciudadanos. Es más, la formación de Pablo Iglesias denuncia la opacidad de este sistema. "No es participación porque no es transparente: nadie puede ver las demandas que se hacen llegar, ni opinar sobre ellas”, señala Eric Labuske, miembro del Consejo Ciudadano en la Comunidad de Madrid y responsable de participación. "Nos intentan imitar pero sin hacer las cosas de verdad. Es una suerte de maquillaje", puntualiza.

Podemos, en contra del WhatsApp para conectar con el ciudadano: "No es un sistema transparente"

Entre los mecanismos para encauzar la participación, Podemos instaló desde su creación dinámicas fijas, como el foro Plaza Podemos o el canal AppGree, donde se generan hilos de debate, se lanzan preguntas y las más votadas se contestan. Y, de cara a los comicios, están organizando equipos de acción participativa "para implicar a los ciudadanos tanto a nivel digital como en el suelo". "Ya hay más de 12.000 personas apuntadas en todo España", explica Labuske.

Esas acciones participativas se concretarán, por ejemplo, en la llamada bicicletada que se va a celebrar para la campaña de las andaluzas, y que consiste, como su propio nombre indica, en recorrer un municipio en bicicleta. Ya se realizaron varias en la campaña de las europeas.

Por su parte, otro partido que también revoluciona no sólo el mensaje sino también la forma es Ciudadanos, que ha desarrollado una app móvil para la Comunidad de Madrid. Ahí se pueden enviar propuestas que luego se tomarán en cuenta a la hora de elaborar el programa político. La aplicación también informa sobre los eventos que lleva a cabo el partido de Albert Rivera en la capital e incluso permite identificar a otros usuarios de tu alrededor que tengan la app. “Aunque para otras app eso serviría para ligar, lo que nosotros queremos es crear una red de personas que comparten las mismas inquietudes”, indica Ricardo Megías, el responsable de comunicación y de campaña de C’s en la Comunidad de Madrid, que valora positivamente la iniciativa: “En la primera semana 1.500 personas se descargaron la app y hemos recibido ya más de 3.000 propuestas”.

Megías también habla de las carpas informativas, mesas que se despliegan en todo Madrid para que el ciudadano conozca la formación naranja. Y en ellas no sólo se explica el proyecto de C's: "También regalamos globos naranjas y camisetas", cuenta el responsable de campaña.

Génova también se ha puesto las pilas. El PP, empujado por el ciclón Ciudadanos y Podemos, se ha visto en la obligación de replantear su estrategia electoral. Mariano Rajoy es consciente de que para acercarse a la gente debe potenciar la imagen del candidato y dejar a un lado la del partido, dado que las siglas pueden generar rechazo en determinadas regiones señaladas por la corrupción, como en Madrid. En definitiva, no apostar tanto por concentraciones multitudinarias sino centrarse en el callejeo, el contacto puerta a puerta para entablar diálogo y municipalizar los comicios. Algunos hablan incluso de podemizar la campaña y disputarle la calle a la izquierda con un fin muy concreto: evitar una debacle electoral de los populares, sobre todo en plazas clave como Madrid.

El PP quiere 'podemizar' su campaña y disputarle la calle a la izquierda

En esta comunidad, al PP no le ha quedado otra que 'tirar' de Esperanza Aguirre para no perder votos. La presidenta del PP madrileño es su apuesta segura para la Alcaldía de Madrid. Y aunque recién elegida candidata se plantó ante Rajoy y Cospedal, ahora ya se vuelca por completo en su campaña, con Íñigo Henríquez de Luna al mando.

En su lucha por el trono de Cibeles -o el de la Casa de la Villa-, la lideresa ha lanzado una estrategia de acción 2.0 imitando a otras formaciones: ha habilitado un canal de WhatsApp, su particular Aló, Espe, para escuchar todas las quejas y propuestas de los madrileños. En tan solo 48 horas, ha recibido más de 30.000 mensajes. Eso sí, la línea dejará de estar operativa después del 24 de mayo. Y Aguirre no es la única: Pedro Sánchez también se sumó hace un mes a la moda del WhatsApp. 

Antonio Miguel Carmona haciendo pesas

Otro candidato que no pierde el tiempo es Antonio Miguel Carmona, aspirante del PSOE al Ayuntamiento de Madrid y que cada semana protagoniza decenas de actos con el objetivo de conseguir una buena foto. Desde antes de ser declarado candidato, ya era muy activo; en la red, en los debates televisivos pero también a pie de calle. Se le ha visto andando en bici, conduciendo un autobús, haciéndose pasar por frutero… e incluso en un gimnasio haciendo pesas. De hecho, algún internauta no ha dudado en recoger esta colección de imágenes en una web anti-Carmona para convertirla en una galería de burlas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba