Nacional

Atilano Soto, imputado en el 'caso Bankia': "En la Audiencia Nacional hay cosas que se quedan en nada"

El expresidente de Caja Segovia califica de "atípico" al juez Andreu y echa en falta la imputación del exministro socialista Virgilio Zapatero y del expresidente de Caixa Laietana Josep Ibern. 

El expresidente de Caja Segovia, Atilano Soto, y el exdirector, Manuel Escribano, en viaje 'de formación' en Italia.
El expresidente de Caja Segovia, Atilano Soto, y el exdirector, Manuel Escribano, en viaje 'de formación' en Italia. Archivo

"En la Audiencia Nacional hay cosas que se quedan en nada porque nunca terminan y otras, porque terminan, también se quedan en nada", explicó el doctor en Filosofía, expresidente de Caja Segovia e imputado en el 'caso Bankia', Atilano 'Milano' Soto, a sus mansos consejeros el 17 de julio de 2012. 

Atilano se refería así a su imputación en el 'caso Bankia' en el curso de uno de los últimos Consejos de Administración de Caja Segovia antes de ser definitivamente abducida por el agujero negro BFA. Consejo escoba que pretendía esconder bajo la alfombra las vergüenzas atesoradas durante décadas. A la grabación íntegra de aquella importante reunión ha tenido acceso Vozpópuli.

"El Consejo tiene una singular situación que yo llamaría un poco escatológica (risas) del final de los tiempos", definió Atilano Soto Rábanos, calificado por quienes le conocen de "Andreotti a la segoviana". Lo cierto es que aquel "conciliábulo" de julio se reveló como una auténtica 'masterclass' jurídica por parte del guía espiritual Atilano, que incluso osó juzgar la acción del juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, en el 'caso Bankia': "Ha sido una fórmula elegida por un juez muy atípico en estas cosas, que ha mantenido una posición de imputar antes de que se diera ningún tipo de audiencia, ni personación, ni diligencias previas. Con lo cual, el juicio social se ha consumado ya. Es probable que yo no tenga que declarar ningún día. Incluso es probable que se pida la salida de la imputación", ilustró. Eso sí, por si acaso, pidió al abogado Rodríguez Ramos "que los costes se hagan a través del seguro de Bankia".

En su discurso exculpatorio, 'Milano' Soto echó en falta la imputación en el caso de su compañero de mesa, el ex ministro socialista Virgilio Zapatero, o, sobre todo, la de su sucesor, "que sí ha firmado las cuentas", el expresidente de Caixa Laietana, Josep Ibern. "Salvo esos tuiteros que hay ahora mismo, dos o tres personajes de importancia, la mayoría de personajes poca o ninguna significación van a tener y no creemos que declare casi ninguno", aventuró. 

Lo que, según él, estaba claro, es que él no tenía nada que ver con Bankia, adonde llegó tarde y de donde se fue pronto "yo soy una persona extraña, que es el último de la fila, además con condicionantes", que afronta su imputación "por decencia torera", y que "lo único que hacía yo allí era aprender cosas absolutamente de la ética…".Clifford Chance aconsejó "meterse con" el Banco de Valencia y Deloitte

Y tanto aprendió, que luego lo transmitió a sus consejeros, como la sorprendente frase del bufete de origen británico, hoy global, Clifford Chance: "El juez lee una vez, no lo lee todo, y si se lo lee dos veces, castiga a todo el mundo". Los hijos de la Gran Bretaña desembarcaron en el muladar de las cajas españolas a ver qué podían rebañar: "Este Clifford nos ha comentado que podía haber una única salida para 'meternos con' el Banco de Valencia y la consultora Deloitte. Podían haber tenido un fallo quizá doloso que había perjudicado (…). No saben si Deloitte versus Banco de Valencia, o hacerlo por separado y, viendo cuál es la vía mejor, entrar de lleno", explicó el expresidente de Caja Segovia. Según su relato del 'caso Bankia', "los temas de fricción están en ese auditor o esa auditoría y en esa relación del Banco de España con la propia presidencia, o lo que fuera, de Bankia. Ahí es donde se juega un poco la partida". 

Cuando Atilano Soto pronunciaba estas palabras, hacía pocos días que había sido imputado en el 'caso Bankia', pero las retribuciones millonarias que Caja Segovia llevaba meses hibernando en el Juzgado número 2 de la ciudad. Algo que, al parecer, no le quitaba el sueño tras reconocer haber hablado con el juez:  "Queda tener una conversación, digamos privada y tal, como yo la he tenido circunstancialmente en un ámbito determinado. Y me ha dado mucha paz. Quiero decir, que le parece bien, y es lo que le interesa al Consejo, sin más". A raíz de estas palabras, UPyD, como parte personada en el caso, ha anunciado que presentará una protesta al Juzgado, sin descartar otras alternativas legales ante la posible concurrencia de una causa de nulidad o de abstención y recusación del magistrado. 

Las referencias del expresidente de Caja Segovia a sus contactos sobre la causa se repiten a lo largo de todo el Consejo. Al informar del descuadre de más de tres millones de euros en las pensiones de los directivos respecto a la información que la aseguradora CASER iba a presentar al Juzgado, dijo: "Lo que pido es que sea igual a lo que se mandó a la CNMV, y a lo que conoce el Banco de España. Eso es lo mínimo que puedo pedir. Sobre todo porque tengo de altas instancias una palabra muy amable y pacífica sobre la cuestión. Para que los consejeros estén tranquilos. Las cantidades están de acuerdo a los rigores lógicamente que creemos que han sido atendidos por esta entidad. No puedo decir más. Me ha consolado esto lo único…". Preguntado sobre si no sería mejor que los casos de Caja Segovia los ventilara la Audiencia Nacional, Atilano Soto no vaciló: "Hoy, visto lo visto, prefiero que cada cosa esté en su territorio".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba