EL ÚLTIMO ESCÁNDALO FINANCIERO

Fiscalía descarta el delito fiscal y explora el de asociación delictiva

Anticorrupción es consciente de que las cuantías defraudadas al no declarar el dinero disfrutado con las tarjetas opacas difícilmente superarán los 120.000 € /año.

Imagen de archivo de Eduardo Torres-Dulce, fiscal general del Estado.
Imagen de archivo de Eduardo Torres-Dulce, fiscal general del Estado. EFE

La Fiscalía Anticorrupción tiene dudas de si finalmente podrá acusar de delito fiscal a los titulares de las célebres tarjetas opacas de CajaMadrid. Según reconocen a Vozpópuli fuentes del Ministerio Público, las cuantías defraudadas por cada uno de los consejeros implicados no alcanzan en ningun caso los 120.000 euros por año, por lo que la acusación de fraude a la Hacienda Pública no podría sostenerse ante un tribunal. Por ello, Anticorrupción ha lanzado en su primer escrito únicamente las acusaciones de apropación indebida y delito societario, aunque también explora el de asociación para delinquir. Siempre según estas fuentes, este último delito se sustantaría en que el sistema de pago que suponían dichas tarjetas 'black' fue fijado por el director financiero de CajaMadrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, y aprobado por la comisión de retribuciones de la entidad.

El juez Andreu debe decidir si incorpora la información sobre las 'Visa black' al caso Bankia como pieza separada o la deriva a un juzgado de Plaza Castilla

No obstante, la investigación sobre el supuesto uso fraudulento de las ya célebre 'Visa opacas' de Miguel Blesa y su equipo aún tiene un largo camino judicial. La Fiscalía y el titular del Juzgado Central de Instrucción número, Fernando Andreu, aún deben decidir si, finalmente, abren una pieza separada dentro del sumario del 'caso Bankia' con la información que ya existe sobre el supuesto despilfarro de 15 millones de euros que supusieron dichas tarjetas en una entidad que tuvo que ser rescatada finalmente con dinero público. De este modo, la parte principal del caso, en el que se investigan las supuestas irregularidades en la salida a bolsa de Bankia, seguiría su curso de modo independiente.

¿Dentro del 'caso Bankia'?

El juez Andreu sólo tomará una decisión en este sentido cuando tenga sobre su mesa el informe que ha pedido a los expertos del Banco de España adscritos a la Audiencia Nacional para determinar si existe algún tipo de vínculo entre el pago 'en especie' que suponen las 'Visa opacas' y los hechos que se investigan en la pieza principal sobre la gestión que de CajaMadrid y Bankia hicieron antes de su rescate los directivos de ambas. También quiere conocer si el Banco de España estaba informado de su existencia. Fuentes jurídicas incluso apuntan a que el magistrado tiene también la opción de 'partir' la información que ha aportado ahora la Fiscalía sobre las irregularidades de las tarjetas y sólo asumir los datos relativos a aquellos consejeros a los que ya ha imputado por el 'caso Bankia'. El resto lo derivaría a un juzgado de Instrucción de Plaza de Castilla.

El magistrado también deben decidir qué hacer con los cuatro consejeros que, si bien utilizaron las tarjetas, han terminado devolviendo el dinero gastado con ellas. Se trata, en concreto, de Rodrigo Rato, José Manuel Fernández Norniela, Matías Amat e Ildefonso Sánchez Barcoj. Este último es señalado por la investigación de Anticorrupción como el supuesto 'cerebro' de la 'Visa black' y, pese a su gesto, será posiblemente llamado a declarar en los próximos meses. Junto a él, todo apunta a que también deberán comparecer los expresidentes de CajaMadrid y Bankia, Miguel Blesa y Rodrigo Rato. No obstante, antes de que se fije una fecha para ello, el juez quiere tener sobre su mesa los informes que ha pedido. Sólo entonces decidirá que camino judicial seguir. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba