Nacional

Al CSIC no le salen las cuentas: le faltan 30 millones para llegar a fin de año

El Centro Superior de Investigaciones Científicas está al borde del colapso. Con un déficit estructural de 102 millones de euros tras un recorte en el presupuesto de 180 millones, los 45 millones prometidos por el Ministerio de Economía y los 25 que ya ha recibido este año son insuficientes: aún faltan 30 millones.

El Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) vive una situación crítica. El presidente de esta institución, Emilio Lora-Tamayo, ha llegado incluso a calificarla de “cataclismo”. Al organismo no le salen las cuentas para 2013: tras un recorte de 180 millones de euros en el presupuesto, acumula desde 2009 un déficit estructural de 102 millones de euros.

Los 45 millones que anunció este viernes la Secretaría de Estado de Investigación, dependiente del Ministerio de Economía, se suman a otros 25 inyectados anteriormente, pero aún están muy lejos de ‘tapar’ el agujero y detener el colapso hacia el que se aproxima el CSIC.

Firmas para salvar el CSIC

El anuncio llegó tres días después de que organizaciones de científicos entregaran en el Ministerio de de Economía más de 230.000 firmas recabadas a través del portal Change.org dirigidas a Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación. La iniciativa parte de la plataforma Ciencia con Futuro, que reconoce que la magnitud del apoyo recibido fue toda una sorpresa.

“Fue muy sorprendente, muy llamativo”, indican a Vozpópuli desde Ciencia con Futuro. “Conseguimos una presencia muy importante de medios de comunicación, que para nosotros era fundamental, pero también se congregaron muchos trabajadores del CSIC, a los que no habíamos convocado”.

“La previsión inicial era de unas 30.000 ó 40.000 firmas. Cuando pasamos de 200.000 pensamos que era un buen momento para entregarlas en el Ministerio”, señalan. El volumen de 230.000 firmas, las que finalmente se presentaron en Economía aunque la petición continuó abierta, se logró en “algo más de dos semanas”.

El personal está a salvo

Aunque ha saltado recientemente al plano público, la situación económica del CSIC era algo previsible. El último año con superávit fue 2008 y desde finales de 2012, año en que comenzó la presidencia de Lora-Tamayo, se podía prever el colapso de las cuentas. Desde el CSIC creen que la inyección de Economía, que aún no tiene fecha, se producirá entre finales de septiembre y mediados de octubre.

Entre las medidas de ahorro que ha puesto en marcha el CSIC, se encuentra el cierre del centro durante la mayor parte del mes de agosto para reducir costes. Además, se han visto obligados a tirar de remanentes, es decir, de los ‘ahorros’ que han conseguido los proyectos y los investigadores para pagar facturas de electricidad, agua y otras partidas.

Por muy precaria que llegue a ser la situación, desde el CSIC descartan que la plantilla pueda verse afectada. “Esa es la línea roja que se marcó el presidente, que el personal no se toca”. De hecho, la partida destinada al centro en los Presupuestos Generales del Estado asegura al 100% las nóminas, “falta dinero para los proyectos”.

“Necesitamos que la financiación llegue ya porque estamos llegando al límite”, denuncian, y creen que iniciativas como la recogida de firmas podrían acelerar la llegada de las todavía insuficientes aportaciones del Ministerio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba