El mandato del general como responsable de los servicios secretos vence el próximo 4 de julio

La Moncloa y el Ibex respaldan la continuidad de Félix Sanz al frente del CNI hasta las generales de 2015

En La Moncloa ganan peso las voces que apuntan a una prórroga del mandato del general Félix Sanz al frente del CNI, al menos hasta las próximas elecciones generales. La abdicación del Rey, la opinión de buena parte de las empresas del Ibex y la influencia que todavía conserva la Casa Real apuntan en esta dirección.

El Gobierno tendrá que decidir antes del 4 de julio si renueva o no su confianza en el general Félix Sanz Roldan al frente de los servicios secretos, pues cumple cinco años en el cargo. En La Moncloa se detecta un claro respaldo a su continuidad por parte, sobre todo, de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, con quien mantiene una relación casi diaria muy fluida, mientras que en otras áreas, en concreto en la cartera de Defensa, pesa la opinión contraria.

“Si hay que apostar”, aseguran fuentes gubernamentales, “hay que decantarse por la permanencia del general en el CNI hasta, como mínimo, las próximas elecciones generales”. Hay varias razones que operan a favor de esta tesis. En primer lugar, la abdicación del Rey. Félix Sanz siempre ha mantenido, desde que era jefe de Estado Mayor, una magnífica sintonía con don Juan Carlos, que se estrechó cuando en julio de 2009 fue aupado a los servicios secretos. “Todo se está desarrollando con aparente normalidad, pero a nadie se le oculta que España vive una situación muy delicada en el plano institucional, en la que no conviene hacer experimentos en destinos tan delicados”, señalan estas fuentes. Nadie duda que si el Gobierno le pide opinión al futuro Rey, el todavía Príncipe Felipe se decantará por no mover la actual línea de mando en el CNI.

España vive una situación delicada y no se pueden hacer experimentos con el CNI, afirman en el Gobierno

El respaldo a la continuidad del general es también muy nítido en algunas de las empresas del Ibex más importantes, con las que el CNI suele colaborar a menudo para proteger los intereses en el exterior. “Es verdad que de los servicios de inteligencia no hemos recibido información demasiado valiosa durante la etapa más dura de la crisis económica, pero los riesgos de las empresas españolas en el exterior han estado bien protegidos cuando se ha dado alguna turbulencia importante”, aseguran estas fuentes.

A favor de una prórroga del mandato del general influye también la situación política y, muy en particular,el problema catalán. Félix Sanz suele informar personalmente de su evolución a Mariano Rajoy y es lógico, añaden las mismas fuentes, que la atención de los servicios secretos sobre el proceso soberanista vaya en aumento a medida que se acerque la fecha del 9 de noviembre, fijada por Artur Mas para la celebración del referéndum.

Lealtad a prueba de bomba

En un sector del Gobierno, el que más puede condicionar, al final, la decisión del presidente, se pone también en valor la lealtad que ha tenido Félix Sanz con éste y con anteriores Gobiernos. No solo ha salvaguardado los secretos de Estado más importantes sino que ha sabido acabar, sin apenas ruido, con los enfrentamientos internos que se dieron en etapas pretéritas, especialmente cuando el Centro estuvo dirigido por Alberto Saiz con José Bono como ministro de Defensa.

En otras esferas del Gobierno se recuerda que el general trabó mucha cercanía a Mariano Rajoy cuando éste todavía era jefe de la oposición, una forma de actuar con la que Félix Sanz ha distinguido también aAlfredo Pérez Rubalcaba, muy comprensible si se tiene en cuenta que ambos tuvieron especial protagonismo en el final de ETA.

Hay un sector del Ejecutivo que quiere en el puesto a Beatriz Méndez de Vigo, la 'número dos' del Centro

Como ‘número dos’ del Centro tiene peso también desde el verano de 2012 su secretaria general, Beatriz Méndez de Vigo, hermana de Iñigo, secretario de Estado para la Unión Europea. Es el nombre que se baraja en el área de Defensa como posible relevo al frente de los espías, aunque otras fuentes recuerdan que no hay precedentes de que alguien tan introducido en estos servicios –Méndez de Vigo lleva en ellos más de 30 años– sea quien ocupe la secretaría de Estado. De hecho, la ley que regula el funcionamiento del Centro exige que para ocupar la secretaría general, el currículo tenga que reflejar una carrera de reconocido prestigio en el mundo de la inteligencia.

Fuentes del CNI confirman la disposición del general Félix Sanz a continuar en el cargo si el Gobierno se lo pide.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba