Nacional

La preocupación por el paro se mantiene casi intacta pese a la aireada recuperación

El desempleo sigue encabezando la lista de problemas, pues así lo citan el 78,6 por ciento de los encuestados -frente al 79,4 del barómetro anterior-, mientras que la corrupción es mencionada por un 48,5 por ciento, frente al 55,5 de enero.

Pese al mensaje repetido de la salida de la crisis, la preocupación por el paro apenas se ha movido
Pese al mensaje repetido de la salida de la crisis, la preocupación por el paro apenas se ha movido Efe

La preocupación de los ciudadanos por la corrupción ha bajado siete puntos en un mes según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que muestra, por otra parte, un mayor optimismo ante las expectativas económicas del país, según recoge Efe. 

El sondeo del CIS sigue colocando el paro como el mayor de los problemas de los ciudadanos, seguido de la corrupción, la economía, los políticos y los partidos, la sanidad y la educación. En estos dos últimos casos ha aumentado la inquietud de los encuestados. Sin embargo han mejorado las expectativas de los españoles ante la situación económica, ya que baja el porcentaje de quienes creen que empeorará y sube algo el de los que auguran una mejora.

El paro, la corrupción, la economía, los políticos y los partidos, la sanidad y la educación están entre los principales problemas para los ciudadanos

Realizado entre el 2 y el 11 de febrero, el barómetro muestra que el desempleo sigue encabezando la lista de problemas, pues así lo citan el 78,6 por ciento de los encuestados -frente al 79,4 del barómetro anterior-, mientras que la corrupción es mencionada por un 48,5 por ciento, frente al 55,5 de enero. Les siguen, sin apenas variaciones, los problemas de índole económica (24,9), y en cuarto lugar se sitúan los políticos en general y los partidos, aunque en este caso la inquietud ha bajado 1,7 puntos hasta el 20,1 por ciento.

Hay tres inquietudes que aumentan: la sanidad, que sube casi dos puntos hasta el 12,1 por ciento; los problemas de índole social, que aumentan siete décimas hasta el 10,5 por ciento y la educación, cuya preocupación ciudadana sube más de dos puntos, hasta el 9,5 por ciento.

Los problemas relacionados con la calidad en el empleo (3,9), el Gobierno y los recortes (3,6) y el Gobierno, los partidos y políticos concretos (2,7) están también entre las diez inquietudes más citadas por los encuestados.

Más optimismo por la economía y la política

Por otro lado, según el CIS, los ciudadanos son más optimistas ante el futuro de la economía española. Así, son menos los españoles -un 14,4 por ciento frente al 16,4 por ciento del barómetro anterior- que creen que la economía irá a peor en un año, y sube algo -dos décimas- el porcentaje de los que consideran que mejorará, que es del 28 por ciento. También baja -dos puntos- el porcentaje de los que dicen que seguirá igual (42,7).

Sólo un 2,5% ven la situación económica actual "buena o muy buena", frente al 75,6% que la ven "mala" o "muy mala"

Sobre la situación económica actual aún siguen siendo muy alto, aunque baja algo, el porcentaje de los ciudadanos que consideran que es "mala" o "muy mala", el 75,6 por ciento -nueve décimas menos que hace un mes-, frente a sólo un 2,5 por ciento -cinco décimas más- que la ven "buena o muy buena" y un 21,6 -cuatro décima más- piensa que es "regular".

También sube el optimismo sobre la situación política. Y es que el 22,6 por ciento creen que mejorará -frente al 20,6 de enero-; el 18,1 opina que empeorará -19,9 un mes antes-. El 38,5 por ciento considera que seguirá igual (el 43,6 en enero). Además, la percepción sobre la situación política actual es menos negativa que un mes antes, aunque sigue siendo elevada: el 75,9 por ciento la considera "mala" o "muy mala", frente al 78,7 de enero. Sólo el 2,9 por ciento opina que la situación política es "buena" o "muy buena" -2,5 en enero- y de regular la califica el 18,3 -el 16 por ciento un mes antes-.

El CIS también pregunta a los ciudadanos por su situación económica personal, y casi la mitad, el 48,6 por ciento, la define como regular, seguidos de los que dicen que es "buena" o "muy buena", el 33,7 por ciento. El 17,6 por ciento la ve aún "mala" o "muy mala".

Con vistas al futuro, únicamente el 6,5 por ciento cree que su situación económica personal va a empeorar en los próximos doce meses, mientras que la mayoría, el 57,9, piensa que seguirá igual, mientras que el 23,5 por ciento confía en mejorar.

De los encuestados que trabajan, es muy elevado el porcentaje de quienes ven "poco" o "nada" probable a perder su empleo en el próximo año, el 80,9 por ciento, frente al 12,5 por ciento que cree que puede ser "muy" o "bastante" probable. Y entre quienes no tienen trabajo, un 49,4 piensa que es poco o nada probable encontrarlo en el próximo año, porcentaje mayor que el 41 por ciento que lo ve "muy" o "bastante" probable.

Estado autonómico

Por otro lado, el número de ciudadanos que apuestan por un Estado que reconozca a las comunidades autónomas la posibilidad de independizarse y de quienes quieren un Estado central sin comunidades autónomas bajó en febrero con respecto al mes anterior.

Los españoles independentistas bajaron del 9,6% al 8,6%, y se mantiene estable quienes piden unas comunidades con menor autonomía

Los españoles que se confiesan independentistas bajaron del 9,6 por ciento del barómetro de enero, al 8,6 por ciento en febrero, mientras que los que piden la desaparición de las comunidades autónomas también bajaron en número, del 19,2 por ciento de enero, al 16,6 por ciento de la anterior encuesta. No obstante, son mayoría los que defienden el estado autonómico tal y como está organizado en la actualidad, un 34,8 por ciento, aunque también bajan nueve décimas.

Se mantiene prácticamente estable el porcentaje de encuestados que piden unas comunidades con menor autonomía que en la actualidad, que pasan del 11,5 al 11,4 por ciento, y también bajan algo los que proponen dar más autonomía a las comunidades, un 13,2 por ciento de los encuestados -14,9 el mes anterior-.

Por otro lado, más de la mitad de los encuestados -53,2 por ciento- se siente tan español como de su comunidad autónoma. Un 17,2 por ciento dice sentirse solamente español, mientras que un 6,4 se siente sólo de su comunidad, y un 12,1 más de su comunidad que español. Sólo un 5,2 por ciento se siente más español que de su comunidad autónoma.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba