Nacional

Dívar se va sin reconocer errores ni devolver el dinero

El presidente del CGPJ renuncia a su cargo, como había anunciado, pero sigue sin admitir irregularidades en sus viajes a Marbella.

Carlos Dívar, este jueves a su salida de la sede del CGPJ
Carlos Dívar, este jueves a su salida de la sede del CGPJ CGPJ

Tranquilo, muy tranquilo. Así ha comunicado Carlos Dívar a los 20 vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) su renuncia a los cargos de presidente de esta institución y del Tribunal Supremo. En una intervención ante el pleno de la institución en la que confirmó que su decisión "rotunda y contundente" anunciada el pasado sábado era la esperada dimisión, Dívar insistió sin embargo en el discurso que ha mantenido hasta ahora: que no ha cometido ninguna irregularidad en sus gastos de viajes y que todo el escándalo es fruto de "una campaña cruel y despiadada desatada contra mi persona". En ningún momento, como confirmaron varios vocales a este diario, el dimitido presidente del CGPJ hizo ninguna alusión a la devolución de los cerca de 30.000 euros cargados al presupuesto de la institución en sus polémicos 32 desplazamientos de fin de semana a Marbella y otros puntos de España.

Dívar, que seguirá siendo formalmente el presidente hasta que se publique en los próximos días su cese en el BOE, llegó a la sede del Consejo sobre las nueve y veinte de la mañana. A través de la ventanilla de su vehículo oficial, se le pudo ver con gesto serio, pero no tan desencajado como el pasado lunes, cuando presidió los actos de conmemoración del Bicentenario del Supremo ante la frialdad del Gobierno, de la Casa Real y de sus propios compañeros. Hora y media después, presidía el que, como estaba anunciado, sería su último pleno.

Fue el primero en tomar la palabra para anunciar su dimisión, lo que hizo que decayesen los puntos del orden del día en los que se le iba a pedir su dimisión y, en caso de no presentarlar, se iba a proponer su remoción. De este modo evitó que se celebrase una votación que dejara aún de modo más evidente su falta de apoyos. Dívar, según reveló en la posterior rueda de prensa el vicepresidente Fernando de Rosa, volvió a lamentar el daño causado a lacarrera judicial por el escándalo desatado por sus viajes e insistió que éste era el motivo último que le llevaban a renunciar a su cargo. Sin embargo, no reconoció ningún error en su gestión de la crisis ni la comisión de ningún tipo de irregularidad en los gastos cargados al presupuesto del CGPJ.

Escrito de reconocimiento 

A continuación, los veinte vocales del Consejo acordaron por unanimidad aprobar un escrito de reconocimiento a la labor de Dívar tanto en los tres años que ha estado al frente de la institución, como en los 43 años que lleva como juez, Preguntado el vicepresidente cuál iba a ser el futuro del dimitido presidente, De Rosa se limitó a recordar que éste había cumplido los 70 años, edad de jubilación de jueces y magistrados, el pasado mes de diciembre.

Menos claro está saber cuál será el futuro de las dos instituciones que presidía Dívar. A partir de ahora se abre un periodo de interinidad en el que el primer paso, tras comunicar al Ministerio de Juticia y al rey su renuncia, es la publicación en el BOE de su cese. A partir de ese momento, su puesto en el CGPJ será ocupado de modo interino por De Rosa, mientras que la presidencia del Tribunal Supremo, el otro cargo de Dívar, pasará al magistrado José Manuel Xiol, el presidente de Sala más antiguo del alto tribunal.

En la rueda de prensa que se celebró tras el pleno, De Rosa estuvo acompañado por 16 de los otros 19 vocales que junto a él conforman el Consejo. Faltaron tres, Claro José Fernández, Concepción Espejel y Miguel Carmona, críticos con la forma en la que se había llevado desde el propio órgano de gobierno de los jueces el 'caso Dívar' y, sobre todo, con la decisión del pasado sábado de forzarle a dimitir. En dicha comparecencia ante los medios, De Rosa recalcó que el objetivo del CGPJ a partir de ahora es recuperar la imagen de la institución y de la carrera judic ial. Para ello, añadió, mostró su disposición y la del resto de los vocales de trabajar en conseguir el mayor consenso posible, también para elegir un presidente que se ponga al frente del Consejo en el año y tres meses que le queda del mandato al mismo.

Primeras declaraciones de De Rosa 

Fernando de Rosa, vicepresidente del CGPJ, ha comparecido para oficializar la salida de Dívar del Consejo y ha destacado el "reconocimiento unánime" del resto de vocales que ha recibido el ya expresidente del organismo, Carlos Dívar. De Rosa, que tras la publicación del cese de Dívar en el BOE asumirá interinamente la presidencia del Consejo y no la del Tribunal Supremo, ha añadido  que la interinidad no afectará a la labor de la institución.

El hasta ahora número dos del CGPJ se ha dirigido a la carrera judicial y a los ciudadanos insistiendo en el mensaje de que van a trabajar de "modo intenso para solucionar los problemas de la justicia". Preguntado sobre el Plan de Transparencia, De Rosa se ha remitido al próximo pleno ordinario el 28 de junio, cuando está previsto que se apruebe el citado documento, aunque ha asegurado que será "ambicioso" y que tendrá en cuenta la obligación de rendir cuentas. 

El vicepresidente del CGPJ ha sido preguntado también sobre las manifestaciones de Dívar durante el pleno de este jueves, a lo que ha añadido que el ya ex presidente del Consejo ha admitido sentirse "dolido con la imagen transmitida y lo que haya podido perjudicar a la carrera judicial en su conjunto".

A partir de la publicación de la dimisión de Dívar en el BOE,  el CGPJ pasará a ser presidido en funciones por su hasta ahora vicepresidente, Fernando de Rosa, de tendencia conservadora. En el Tribunal Supremo el puesto de Dívar será igualmente en funciones para el presidente de Sala más antiguo, en este caso Juan Antonio Xiol Ríos, considerado progresista moderado. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba