Nacional

Bolinaga recibe un tratamiento experimental que permite alargar su esperanza de vida

El etarra Iosu Etxeberria Bolinaga está siendo sometido a un tratamiento experimental en el Hospital Donostia. El terrorista condenado por el secuestro de Ortega Lara y por el asesinato de tres miembros de los Cuerpos de Seguridad se encuentra en libertad provisional por el peligro que corría su vida. Sin embargo, en estas últimas semanas ha experimentado una visible mejoría y se le ha visto paseando con buen aspecto.

El etarra Iosu Etxeberria Bolinaga está siendo sometido a un tratamiento experimental en el Hospital Donostia con efectos muy positivos e incluso sorprendentes. De acuerdo con fuentes policiales, el terrorista condenado por el secuestro de Ortega Lara y por el asesinato de tres miembros de los Cuerpos de Seguridad, ha experimentado una visible mejoría, tal y como se ha podido comprobar en los documentos gráficos publicados en estos últimos días por diversos medios de comunicación, como La Gaceta y La Razón.

Se le observa más grueso, con mejor semblante y con mayor facilidad de movimientos, fruto sin duda de la aplicación de este nuevo tratamiento, de carácter experimental, que permite prolongar la esperanza de vida de los enfermos a los que se les está administrando, un número muy reducido y cuyos detalles médicos no han trascendido.

Bolinaga, que fue dado de alta en el Hospital Donosti el pasado 23 de octubre, una vez que la Audiencia Nacional decidiera concederle la libertad provisional habida cuenta "el peligro claro, notorio y manifiesto" que corría su vida por culpa de un cáncer de riñón con metástasis en cerebro y pulmón, ha recibido hasta ahora sesiones de quimioterapia y radioterapia para atajar los trombos que se habían extendido por diferentes zonas de su organismo.

“Sé que causé daño y no me arrepiento”

Mucho ha cambiado el aspecto de este terrorista en los últimos meses, desde las imágenes de su salida del centro sanitario, débil, encogido, renqueante y con un txapela que le cubría un cráneo afeitado, hasta las que se han difundido estas semanas, paseando jovial y jocoso por los bares de Mondragón (Guipúzcoa) en compañía de amigos y recibiendo saludos y bromas por parte de algunos vecinos. Días atrás, un reportero del diario La Gaceta, que se hizo pasar por periodista del diario filoetarra Gara, logró arrancarle al terrorista la frase "sé que causé daño y no me arrepiento", pronunciada a las puertas de su vivienda. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) viene reclamando que sea devuelto a la cárcel por haber violado en varias oportunidades el auto de libertad condicional.

Bolinaga sale de casa varias veces al día, de compras, de potes y en ocasiones para visitar a su madre, Margarita, ingresada en una residencia de ancianos en la localidad de Oñate. Rutinas de jubilado más que de convaleciente cuya vida pende de un hilo, ("me siento muy integrado", declaraba en el mencionado reportaje) y que, según el auto de la Audiencia en el que dictaba su libertad provisional, corre el peligro "de perecer en un corto periodo de tiempo".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba