Nacional

Podemos sería la segunda fuerza en el País Vasco, por detrás de PNV y desplazando a EH Bildu

El PNV volvería a ser el ganador si se celebraran autonómicas ahora con un 30,5% de los votos válidos y unos cuatro escaños menos. Podemos irrumpiría con fuerza con un 25,6% de los votos válidos y entre 21 o 22 escaños, ganando en Álava. 

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto a Gema Ubasart en su pasado mitin en Barcelona
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto a Gema Ubasart en su pasado mitin en Barcelona Efe

El PNV volvería a ganar las elecciones al Parlamento vasco, aunque con 22 o 23 escaños frente a los 27 que tiene en la actualidad, mientras que Podemos irrumpiría como la segunda fuera parlamentaria con 21 o 22 parlamentarios, relegando a EH Bildu como la tercera fuerza. La coalición soberanista lograría entre 13 y 14 escaños, con lo que perdería entre siete u ocho parlamentarios, según las estimaciones electorales del Euskobarómetro del mes de diciembre, hecho público este viernes.

El estudio se ha realizado en función de los resultados de 600 entrevistas realizadas entre los días 27 de octubre y 14 de noviembre por el equipo del Euskobarómetro del Departamento de Ciencia Política de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), dirigido por el profesor Francisco Llera.

PNV ganaría con el 30,5% de los votos, seguido de Podemos con un 25,6% y de EH Bildu, que obtendría un 19,7%

Según esta encuesta, el PNV volvería a ser el ganador si se celebraran en este momento elecciones autonómicas. Con un 30,5% de los votos válidos y un retroceso de entre cuatro y cinco escaños, podría lograr entre 22 ó 23 escaños, obteniendo la primera posición en Vizcaya, la segunda en Álava y la tercera en Guipúzcoa.

Podemos irrumpiría "con fuerza" en los comicios para disputarle la hegemonía al PNV. Con un 25,6% de los votos válidos y entre 21 ó 22 escaños se situaría en segunda posición, ganando en Álava, empatando con EH Bildu en Guipúzcoa y ocupando el segundo puesto en Vizcaya.

EH Bildu, que en la actual legislatura tiene 21 parlamentarios, retrocedería a la tercera posición. Con un 19,7% de los votos válidos podría obtener entre 13 y 14 escaños, disputándole a Podemos el primer puesto en Guipúzcoa, pero quedando el tercero en Vizcaya y hasta el cuarto o quinto en Álava.

Por su parte, el PSE-EE, que tiene ahora 16 parlamentarios, retrocedería a la cuarta posición en todos los territorios. Con un 12,8% de los votos válidos y unos 10 escaños, "solo podría aspirar a apuntalar una de las posibles mayorías de gobierno", señalan los responsables del Euskobarómetro.

Asimismo, el PP, que ahora cuenta con 10 escaños, "seguiría acusando su desgaste gubernamental", retrocediendo en todos los territorios, cayendo hasta la quinta posición con unos 6 escaños y alrededor de un 8,1% de los votos válidos. Solo en Álava podría mejorar su posición.

Por su lado, Ezker Anitza-IU, con alrededor de un 3,2% del voto válido, solo podría aspirar a entrar en el Parlamento vasco con un, "muy incierto", escaño alavés, mientras que UPyD, con alrededor de otro 2,2% de los votos válidos, podría aspirar a conservar su representación alavesa.

Participación

La participación media estimada se sitúa en torno al 67%, pudiendo superarse esa cota en Vizcaya. Algo más del 70% de los entrevistados dicen tener definidas ya sus preferencias y ronda el 25% la proporción de los que no expresan una intención clara, sea de votar o abstenerse o por cualquiera de las opciones electorales.

La participación media sería del 67%, y la mayor fidelidad de voto la obtiene el PNV con el 75%

Los electorados de las autonómicas de 2012 con una mayor fidelidad de voto son los del PNV (75%), seguida de EHB (63%), el PSE-EE (61%), el PP (50%) y UPyD (44%).

El gran beneficiario es Podemos, que recibe votos de IU (60%), de los más jóvenes (60%), de EH Bildu (20%), del PSE-EE (20%), de la abstención (16%), del PNV (12%) y, en menor medida, de UPyD.

Valoración de los partidos

En cuanto a la valoración de los principales partidos parlamentarios, solo el PNV obtiene un "ligerísimo" saldo positivo entre los juicios positivos (29%) y negativos (28%), mientras que, para el resto de los partidos, los saldos son negativos. Así, un 20% valora como positiva la trayectoria de EH Bildu, frente a un 32% que la califica de negativa.

Por su parte, para un 5% de los entrevistados la trayectoria del PSE-EE es positiva, frente a un 72% que la considera muy o bastante mala. Un 2% da una valoración positiva al trabajo realizado por el PP y un 84% la considera negativa. Por último, un 2% de los encuestados valora como positiva la labor de UPyD, frente al 65% que cree que es muy o bastante mala.

Gestión del gobierno vasco

En cuanto a la gestión del Gobierno vasco encabezado por Iñigo Urkullu, un 57% de los encuestados la aprueba, frente a un 42% que la suspende. Los juicios positivos (28%) siguen superando a los negativos (24%), a pesar del ligero cambio en el último semestre (con un retroceso de -1 punto de los primeros y un avance paralelo de +5 puntos los segundos) y con un predominio de los escépticos o los que prefieren estar a la espera (46%).

Los juicios positivos destacan, ligeramente, entre los nacionalistas (41%) y son mayoritarios entre los votantes del PNV (54%). En el lado opuesto, la valoración negativa destaca entre los no nacionalistas (28%) y todos los electorados de la oposición (desde el 22% del PSE-EE al 37% de EH Bildu).

Gobierno Rajoy

Finalmente, un 90% de los encuestados desaprueba la gestión del gobierno popular de Mariano Rajoy, mientras que solo un 2% la valora "positivamente" y el 8% expresa escepticismo.

La valoración positiva ha dejado de ser mayoritaria incluso entre los votantes populares (20% tras un retroceso interanual de -30 puntos), pero también entre ellos hay ya un significativo 20% que la desaprueba o se muestra escéptico (60%).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba