Nacional

El PP vasco niega que pagara su sede en Bilbao con fondos del PP nacional

Fuentes de la dirección del PP vasco han asegurado no haber recibido ninguna petición de información del juez Pablo Ruz sobre el asunto y consideran que si Bárcenas hubiera tenido una contabilidad B sobre la sede serían los primeros perjudicados.

El Partido Popular del País Vasco ha negado este martes que su sede de Bilbao fuera pagada con ayudas del partido nacional y ha considerado que los populares vascos serían los primeros perjudicados de que el extesorero Luis Bárcenas hubiera tenido una contabilidad B sobre este inmueble.

La información sobre la financiación en la sede del partido en Bilbao ha surgido a través de un informe remitido al juez Pablo Ruz por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, que ha detectado la existencia de otra contabilidad B creada por el extesorero del PP para la compra y reforma de la sede, según Efe.

Fuentes de la dirección del PP vasco dicen que no han recibido ninguna petición de Ruz sobre el asunto

Según relata el magistrado, la UDEF detectó, a partir de las operaciones relativas al pago de las cuotas de la hipoteca, que Bárcenas generó para controlar la operación "otra contabilidad mediante una cuenta aparte llamada 'Sede Vizca', muy similar a la establecida en los conocidos como 'papeles de Bárcenas'", en la que se recogen una serie de entregas y transferencias desde noviembre de 1999 a noviembre de 2005.

Fuentes de la dirección del PP vasco han informado de que no han recibido ninguna petición de información del juez Pablo Ruz sobre este asunto.

“Nada nuevo”

Para la dirección de los populares vascos, en esta información no hay "nada nuevo" respecto a lo que Bárcenas declaró ante el juez en 2013 sobre que parte de la hipoteca de la sede del PP de Bilbao fue pagada con fondos procedentes de supuestas donaciones ilegales de constructores.

Entonces, el PP del País Vasco presentó ante los medios de comunicación los documentos de compraventa del inmueble, el contrato de la obra de reforma, el crédito hipotecario con el Banco Popular y los pagos mensuales y las amortizaciones de ese préstamo de 210 millones de pesetas (1,26 millones de euros), que terminó de pagar en noviembre de 2011.

Iñaki Oyarzábal, en aquel momento secretario general de los populares vascos, aseguró que el PP de Euskadi pagó en solitario "desde el primer hasta el último euro" de la hipoteca de la sede bilbaína.

Por este motivo, ahora la dirección del PP del País Vasco se considera el "primer pagano" de esa contabilidad B de Bárcenas y de los "juegos de otros en Madrid" que no tienen nada que ver con el partido en Euskadi.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba