Nacional

La moratoria de Colau frena el cambio de uso de cinco joyas arquitectónicas de Barcelona

Barcelona ya no podrá ver, al menos en un año, la creación de cinco nuevos proyectos arquitectónicos. La moratoria impuesta por la alcaldesa de Barcelona en Comú, Ada Colau, provoca que la torre Deutsche Bank, la sede de Henkel, la antigua sede de Banesto, la torre Agbar de Jean Nouvel y el cine Novedades deban esperar para convertirse en “joyas” arquitectónicas.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EFE

La Torre Agbar quería reconvertirse en un gran hotel Hyatt de lujo, la antigua sede de la química alemana Henkel esperaba ser un centro de ocio y de creación artística, la sede del Deutsche Bank en la avenida Diagonal se proyectaba como hotel, la antigua sede de Banesto también aspiraba a lo mismo y el cine Novedades buscaba renovar la oferta de apartamentos de lujo… Todos estos proyectos de transformación urbanística de antiguos edificios de Barcelona han quedado suspendidos tras la moratoria anunciada por el equipo de gobierno de la izquierda radical que encabeza en la ciudad la alcaldesa Ada Colau. Joyas arquitectónicas que no podrán cambiar su uso por la decisión de la alcaldesa.

“Estamos muy descontentos con la decisión unilateral del equipo de Ada Colau de paralizar las nuevas licencias para plazas hoteleras porque es una decisión que se ha tomado de forma unilateral y contraria a lo que prometía en campaña electoral Barcelona en Comú: que era gobernar escuchando a la ciudad”. Así se expresa a Vozpópuli un importante empresario barcelonés del sector hotelero que ya había consensuado con el anterior alcalde de CiU, Xavier Trias, la transformación de la antigua sede de Henkel y que iba a crear más de 200 puestos de trabajo, ahora en el aire.

30 proyectos suspendidos por la moratoria de Colau

Entre los 30 proyectos hoteleros pendientes de conseguir la licencia municipal de obras o el cambio de uso -de edificio de oficinas a centros turísticos- algunos competían por convertirse en símbolo arquitectónico de la ciudad, como es el caso de los cinco edificios relatados el comienzo de esta crónica. La torre Agbar ya lo es antes incluso de trasformar las oficinas de la sede de Aguas de Barcelona –controlada por la francesa Suez Environnement- en habitaciones de un hotel de lujo.

Todos los ambiciosos proyectos urbanísticos que estaban aprobados que ahora deberán esperar a concretarse al menos un año. Josep María Farré, presidente del fondo de inversión KKH propietario de la torre del Deutsche Bank, quería aportar un gran hotel de lujo para la ciudad pero, su proyecto se ha frustrado por la moratoria decidida por Ada Colau 

Hyatt y Four Seasons se replantean sus proyectos hoteleros

A partir de ahora grandes gestores hoteleros como Hyatt o Four Seasons se están planteando sus millonarias inversiones para entrar con fuerza en el sector inmobiliario del lujo en Barcelona. También las grandes cadenas hoteleras españolas se ven afectadas por la moratoria de Ada Colau. La cadena hotelera Iberostar era la opción de Pontegadea –Inmobiliaria que pertenece al fundador de Zara, Amancio Ortega- para gestionar el hotel situado en la plaza de Cataluña, como el grupo hotelero mallorquín Melià, a través de su marca Me Hoteles, es la encargada de gestionar el hotel que debía construirse en los inmuebles que ocupan el cine Novedades, el Hotel Barcelona (Husa), en la calle de Caspe, y parte del edificio de Zara en la Gran Via.

No quedan afectados porque ya tenían concedida la licencia los hoteles del Rec Comptal, Soho House en Duc de Medinacelli o Agrupació Mútua en la Gran Via. El Ayuntamiento no ha facilitado el listado exhaustivo de establecimientos que tienen licencia solicitada y aprobada desde hace tres años.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba