El anuncio aparece desde hace algunos días en la página web de Habitat, la inmobiliaria de Bankia. Se vende dúplex en la localidad madrileña de Majadahona de 154 metros cuadrados, cuatro habitaciones, tres baños, aseo y trastero, con plaza de garaje incluida. Segunda mano. Fecha de construcción, 2001. Calificación energética E. Precio de salida, 382.503 euros. Lo que no detalla la entidad financiera es que esa vivienda de su cartera está muy ligada al ‘caso Gürtel’. O, más en concreto, a su presunto cabecilla, Francisco Correa, y la mujer de éste,María del Carmen Rodríguez Quijano, también imputada en la causa. De hecho, era una de las propiedades inmobiliarias de la pareja que el juez Baltasar Garzón, primer instructor, bloqueó cuando estalló el caso en febrero de 2009.

Desde entonces, la casa había estado deshabitada e, incluso, había cambiado de manos en 2011, después de que Caja Madrid, que era la entidad financiera que había concedido el crédito a Rodríguez Quijano para la adquisición de la misma, abriera  un procedimiento de Ejecución Hipotecaria para quedarse con la vivienda por impago del préstamo de 285.000 que le había concedido a la mujer de Correa siete años antes para su adquisición. A finales de 2011, el Juzgado de Primera Instancia número 7 de Majadahonda daba la razón a la entidad y adjudicaba en subasta pública la misma a Bankia, la entidad en la que ya se había integrado la caja madrileña. Sin embargo, el banco no había podido ponerla a la venta hasta que el pasado 29 de octubre el registro de la propiedad de este municipio remitió al juez Pablo Ruz, actual instructor del ‘caso Gürtel, un escrito en el que le comunicaba que la "anotación preventiva de prohibición de disponer, vender, gravar, obligar o enajenar" que había ordenado su antecesor en 2009 había sido cancelada "al haber transcurrido más de cuatro años" desde que entrara en vigor.

En un primer momento, según pudo constatar Vozpópuli entonces, Bankia decidió no publicitar su puesta en venta, pero hace sólo unas semanas colgó su anuncio en la web de Habitat. Eso sí, la dirección que ha hecho constar en el anuncio sitúa el inmueble en el número 28 de la Avenida de la Oliva, de Majadahonda, en lugar de en el 22. Error intencionado o no, lo cierto es que el número de finca registral que figura junto a los datos para atraer clientes es el mismo que aparece en la nota del registro que consta en el sumario del ‘caso Gürtel’, el 3237, lo que confirma que se trata del mismo dúplex. Fuentes de la entidad financiera declinaron comentar a este diario los detalles de la oferta y se limitaron a señalar que la vivienda es propiedad de Bankia y que no informan sobre quiénes eran sus anteriores propietarios.

Un poco más barato

Los 382.503 euros fijados como precio de partida por Bankia para el duplex es, curiosamente, ligeramente inferior al que en 2004 pagó la mujer de Francisco Correa en una extraña operación en la que figuraba como vendedor una empresa 'fantasma' de su propio marido. En concreto, ella pagó entonces 385.000 euros. Es decir, 2.497 euros más que lo que pretende recaudar ahora la entidad financiera con su venta. Además, la entidad financiera no cierra la puerta a tener que rebajar aún más dicho precio si no consigue desprenderse del piso, por lo que permite a sus clientes "hacer una oferta" o registrarse para que el portal inmobiliario le avise "si baja el precio". Si finalmente la vende, su comprador será el cuarto propietario del inmueble. 

La primera anotación registral del piso se remonta al 21 de agosto de 2001, cuando la empresa constructora, Pryconsa, la inscribió para su venta. Ésta, sin embargo, tardó en llegar cerca de dos años. En concreto, hasta el 16 de julio de 2003. Ese día se firmó ante notario su adquisición por 346.000 euros  por parte de la empresa Sundry Advices, una sociedad integrada en la propia trama de la red Gürtel. El representante en la operación por parte de la mercantil fue Luis Miguel Pérez, abogado señalado por las investigaciones como presunto testaferro del propio Correa. Fue esta compañía la que en noviembre de 2004 vendió la vivienda a María del Carmen Rodríguez Quijano. Según la nota registral, la mujer de Correa hizo constar en aquella escritura de compraventa que entonces tenía separación de bienes con éste y que, además, la finca no iba a constituir su domicilio "conyugal y familiar".

En la misma anotación se señalaba que Caja Madrid le concedía el crédito hipotecario por 285.000 euros, con el cual cancelaba el préstamo que hasta entonces pesaba sobre la finca del Banco Santander. En aquel momento, la mujer de Correa era la jefa de gabinete del alcalde Majadahonda, Guillermo Ortega, también imputado en la causa. La hoja registral del dúplex no volvió a incorporar ninguna nueva anotación hasta el 25 de febrero de 2009, cuando el funcionario público incorporó la orden del juez Garzón de bloquear el bien para impedir su venta. El pasado 29 de octubre, cuatro años y medio después de aquella medida judicial, la vivienda dejaba de estar intervenida, pero la misma ya no pertenecía a María del Carmen Rodríguez Quijano. Entonces, la casa llevaba más de dos años siendo propiedad de Bankia, quien ahora se conforma con sacar algo menos de lo que en su día fue valorada.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba