Nacional

El banco malo de las nacionalizadas puede llegar a los 30.000 M.€

Bankia encabeza las aportaciones de activos tóxicos con casi 15.000 millones. Los analistas manejan descuentos del 53%, en la línea de trabajo del ejercicio efectuado por Oliver Wyman.

El ministro de Economía Luis de Guindos, durante la sesión de control al Gobierno en el pleno del Congreso de los Diputados.
El ministro de Economía Luis de Guindos, durante la sesión de control al Gobierno en el pleno del Congreso de los Diputados. EFE

La cartera de activos tóxicos que las entidades nacionalizadas aportarán al banco malo puede alcanzar un volumen de 26.000 millones de euros, después de los pertinentes descuentos en los precios de transferencia. Los diversos informes de analistas que manejan estos días las entidades calculan un baremo de precios de transferencia con un descuento del 53% sobre la exposición problemática, en la línea de trabajo de Oliver Wyman para realizar el test de estrés individual.

El cálculo de los 26.000 millones, efectuado por Merrill Lynch, para el banco malo de las cuatro nacionalizadas (Bankia, Catalunya Caixa, Novagalicia y Banco de Valencia) se ha efectuado en función de los parámetros macroeconómicos aplicados al escenario base. Por entidades, el banco norteamericano calcula que Bankia aportaría el 57% de los activos (14.820 millones); Catalunya Caixa, el 22% (5.720 millones); Novagalicia, el 16% (4.160 millones) y, finalmente, el Banco de Valencia, el 6% (1.560 millones).

Los analistas trabajan con un descuento del 53% para los activos problemáticos, lo que obligaría a una nueva ronda de provisiones de 34.000 millones para todo el sector

El banco norteamericano asegura que el 60% de la exposición inmobiliaria del sector puede ser considerada problemática (156.000 millones). Al aplicarle este descuento del 53%, el portfolio de la sociedad de gestión de activos alcanzaría los 73.400 millones. Esta rebaja adicional sobre el nivel de provisiones existente, por el efecto de los dos planes Guindos, determinará un saneamiento adicional de casi 34.000 millones para todo el sector, según el informe elaborado por Merrill Lynch.

Los analistas, sin embargo, aún contemplan unos precios de transferencia por debajo de ese nivel del 53% de descuento. "Esta opción está sobre la mesa", asegura Sergio Gamez, analista que firma el informe de Merrill Lynch. Esa misma línea se argumenta desde dos bancos de inversión. En Economía no niegan que el precio de transferencia puede ser la combinación del valor contable, restándole las provisiones efectuadas más un descuento adicional del 5% al 10%. Este esquema implicaría un descuento medio del 50% sobre los activos tóxicos.

Nueva ronda Gobierno-gran banca

El ministerio que dirige Luis de Guindos prosige con su ronda de contactos con posibles accionistas privados del banco malo. En los últimos días, el Gobierno ha mantenido nuevos contactos con Santander, BBVA y Caixabank, continuando las primeras conversaciones que adelantó Vozpópuli el pasado agosto. El Gobierno necesita que la sociedad de gestión de activos tenga un 51% de titularidad privada para que no compute como deuda pública.

Sin embargo, como reconocen fuentes del sector, se han producido "pocos avances" entre la gran banca sana y el Gobierno. "Todavía queda mucho por hablar porque el Gobierno aún no ha concretado mucho sus propuestas", aseguran estas fuentes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba