Nacional

Banco Madrid contaba también con los Cotino y los hermanos Flores como clientes sospechosos

Alquería Dolores, administrada por Juan Cotino, recibió en Banco Madrid una transferencia de un millón de euros "de procedencia desconocida". Los Flores, organizadores de la trágica fiesta de Halloween del Madrid Arena, recibieron transferencias desde Panamá por 1,4 millones de euros. 

El expresidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino
El expresidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino Europa Press

La lista de clientes sospechosos de Banco Madrid sigue arrojando nombres conocidos que ya han protagonizado algún que otro escándalo. En esta ocasión el informe del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) señala hacia Juan Cotino, ex director general de la Policía y expresidente de las Cortes Valencianas, y a los hermanos Flores, empresarios conocidos a raíz de la organización de la trágica fiesta de Halloween del Madrid Arena donde murieron cinco jóvenes. 

En el caso de Cotino se ve salpicada Alquería Dolores, la sociedad que administra y de la que posee el 60% de la empresa, donde aparecen como apoderados sus sobrinos Vicente y José, implicados en escándalos de financiación ilegal del PP en Valencia. La sociedad recibió una transferencia de un millón de euros "de procedencia desconocida", según publica el diario El mundo

Respecto a los hermanos Flores, sorprende la venta de una parte de su empresa a una sociedad panameá sin titulares conocidos. Esto podría indicar que se ha producido un alzamiento de bienes tras el escándalo del Madrid Arena. En un informe de la UDEF se reflejan transferencias desde Panamá por 1,4 millones de dólares. Según fuentes cercanas a los empresarios, se trataba de una ampliación de capital de Diviertt y defendieron que tienen perfectamente documentada la operación. 

El Sepblac ha investigado a 152 clientes y concluye que el banco cometió una "infracción grave" por no llevar a cabo exámenes especiales en casos notablemente sensibles

La lupa del Sepblac se pone especialmente en la actuación de Banco Madrid, que en ningún momento se ajustó a la legislación antiblanqueo ni realizó controles especiales sobre aquellas actividades sospechosas de resultar ilícitas. La investigación comenzó en abril de 2014 y se ha revisado a 152 clientes. La conclusión de la unidad antiblanqueo es que la filial española crecía captando clientes que podían ser sospechosos de operaciones ilícitas sin ninguno de los controles pertinentes, lo que habría permitido operar con la entidad a personas como el mafioso ruso Andrei Petrov o los jerarcas venezolanos del chavismo. 

También aparecen entre los investigados Ramón Palau, patrono de la Fundación del Barcelona Club de Fútbol, o Ramón Cierco, vicepresidente de la Fundación del Barcelona y directivo del club, y que forma parte de la familia andorrana propietaria de BPA y Banco Madrid. 

Tampoco fue sometida a los controles adecuados la Sociedad de Inversión en Capital Variable (Sicav) vinculada a la familia Carceller, propietaria de la cervecera Damm, investigada por presunto fraude fiscal. Insular Canaria mueve un patrimonio de 60 millones de euros y es una de las más importantes del país, aunque fuentes próximas a los Carceller negaron irregulades de cualquier tipo. 

Entre los 152 clientes también aparece el matrimonio del exdirigente del PP canario Paulino Montesdeoca y su mujer, Cristina Viera. La investigación sitúa sus fondos como procedentes de una regularización de los que poseían en Suiza desde hace más de 10 años. Según el diario, el político canario habría sido cotitular de fondos opacos al Fisco mientras participó en el Gobierno de Canarias. 

El reproche principal del Sepblac no es sobre la responsabilidad de los clientes, sino sobre la "infracción grave" que cometió el Banco Madrid al no llevar a cabo exámenes especiales en casos notablemente sensibles. La legislación exige "examinar con especial atención cualquier hecho u operación, con independencia de su cuantía, que por su naturaleza pueda estar relacionado con el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo". Además, "los sujetos obligados examinarán con especial atención toda operación o pauta de comportamiento compleja, inusual o sin un propósito económico o lícito aparente, o que presente indicios de simulación o fraude". Según estos condicionantes, tanto los Cotino como los Flores deberían haber sido investigados. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba