Nacional

El poder local del PP se rebela contra Montoro por recortar del 30 por ciento de concejales

Creen que puede limitar la representación popular en ayuntamientos del País Vasco y Cataluña. Madrid se queja de que con un máximo de 35 concejales, ahora tiene 57, el sistema no es operativo. La FEMP analiza el martes en su Junta de Gobierno el anteproyecto de reforma local.

La decisión de meter un tijeretazo al 30 por ciento en el número de concejales de los más de 8.000 ayuntamientos de España así como limitar a 35 el máximo de ediles en los grandes municipios no ha sido recibido con gran entusiasmo por buena parte del poder municipal del PP, que cree exagerada la decisión del Ministerio que encabeza Cristóbal Montoro. Las razones son variadas como variado es el mapa municipal español. Vozpópuli ha podido saber que Madrid se queja de que será poco operativo funcionar a partir de 2015 --cuando toca celebrar las próximas elecciones municipales-- con tan sólo 35 concejales, habida cuenta de que ahora tiene 57. El ayuntamiento de la capital de España sufriría realmente un recorte del 39 por ciento, porcentaje muy superior al del 30 por ciento marcado para el conjunto de los ayuntamientos. Y es que sólo en concejales de distrito, el partido ganador necesita un mínimo de 22 concejales para poder atender a una población de más de 3.200.000 habitantes. La reducción de ediles podría tener como consecuencia hasta una "agrupación" de distritos.

Este es el problema de uno de los grandes. Para los pequeños municipios el rechazo por la medida deriva del hecho de que en la mayoría de los casos ni el acalde ni los concejales cobran, ni siquiera por asistencia a plenos o por dietas, por lo que el recorte se antoja un poco incomprensible. Desde la FEMP, ahora presidida por el PP, se ha alertado no pocas veces de que el problema no son los minúsculos entes locales que pueblan la geografía de nuestro país, y que se concentran en Comunidades como Castilla y León, que tiene más municipios que toda Polonia con quince veces menos población.

Para los populares catalanes y vascos el problema es de otra índole. La reducción en el número de concejales cercena las posibilidades de los partidos minoritarios que se presentan a estos comicios, que son muchos más que en cualquier otra consulta electoral. Se trata de formaciones municipalistas, independientes, otras están asociadas a los intereses urbanísticos del constructor local... En muchos casos el reparto de concejales les convierte en bisagra indispensable para PP y PSOE. Pero las objecciones surgen precisamente en aquellas comunidades donde populares son minoría, como el País Vasco y Cataluña.

En muchos ayuntamientos vascos, el concejal del PP es el único representante del constitucionalismo en la corporación municipal

Y es que al PP no le resulta fácil sacar representación en muchas localidades del País Vasco con mayoría nacionalista y, mucho menos, abertzale. Sobre todo en Guipúzcoa. De hecho, habida cuenta de que presentan más candidaturas municipales que el PSE, en muchos casos el concejal del PP es el único representante del constitucionalismo en gran cantidad de ayuntamientos de la comunidad vasca. Una reducción del 30 por ciento de concejales les dejaría inevitablemente fuera de los mismos a partir de 2015. En Cataluña pasa otro tanto, no en las provincias de Barcelona o Tarragona pero sí en las de Lérida y Gerona, donde el PP casi es una formación marginal en los municipios más nacionalistas. 

La FEMP celebra el próximo martes una reunión de su Junta de Gobierno en la que analizará el anteproyecto de reforma local, del que ha sido artífice el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.  Ya se ha advertido desde la presidencia que no se aceptará ninguna medida que afecte a la autonomía local, aunque los más combativos son los socialistas. El vicepresidente de la FEMP y alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha reclamado la convocatoria de una Asamblea General de la Federación. Se limitan los sueldos de los alcaldes, se hace depender al interventor local de la Administración General del Estado, se suprimen las mancomunidades y se refuerza el papel de las Diputaciones. Es problable que en la reunión del martes también se proceda al relevo de Juan Antonio Zoido como presidente de la FEMP, cargo que ha decidido dejar tras acceder al liderazgo de los populares andaluces en sustituticón de Javier Arenas. Es más que probable que su sustituto sea el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba