Nacional

El informe pericial que perturba a Botella: "El Madrid Arena no cumplía ni una norma"

Jordi Murtra i Ferré, exdirector general de la Comunidad de Madrid, emite por encargo de Miguel Ángel Flores un informe demoledor para Cibeles. “El pabellón no tenía licencia, la pista no era apta y el Ayuntamiento era consciente de ello".

Un duro varapalo para el Ayuntamiento de Madrid, empezando por la alcaldesa Ana Botella y su equipo de Gobierno, y continuando por la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos, por el anterior mandatario Alberto Ruiz-Gallardón y por varios departamentos técnicos del Consistorio, especialmente el de Arquitectura. Esta es la conclusión que se desprende del informe sobre el Madrid Arena redactado por el arquitecto Jordi Murtra i Ferré, el experto contratado por la defensa del turbio Miguel Ángel Flores para demostrar que el pabellón municipal que el promotor llenó hasta los topes no era apto para organizar un festival de música electrónica.   

Murtra no es un cualquiera: a sus 63 años, el barcelonés ha sido director general de Protección Civil en la Comunidad de Madrid durante la etapa de Joaquín Leguina, pero también director de Bomberos en el Ayuntamiento de Barcelona y director de Protección Civil de Renfe, entre otros haberes. Es especialista en arquitectura y seguridad, y ha redactado un informe que el juez que instruye el caso ha incluido en el sumario. Su trabajo, de 50 páginas, ridiculiza la actitud del Ayuntamiento en la fatídica noche de Halloween de 2012, tragedia en la que murieron cinco jóvenes y que este viernes viernes cumple un año. “El Pabellón Madrid Arena no disponía, en la madrugada del 31 de octubre al 1 de noviembre de 2012, de la preceptiva Licencia de Funcionamiento, ni de ninguna otra Licencia Urbanística que autorizase el uso de espectáculos”.

Madridec, ”consciente”

El asunto de las licencias ocupa buena parte del medio centenar de folios, al igual que la ausencia de visados, el incumplimiento de normas y demás cuestiones legales. Pero también se da cuenta del incorrecto cálculo del aforo por parte de la empresa gestora, Madrid Espacios y Congresos (Madridec), y del deficiente plan de evacuación del edificio. “Madridec”, se lee en otra parte, “era plenamente consciente del incumplimiento de la normativa de incendios, particularmente del incumplimiento de las condiciones de evacuación del Madrid Arena, y especialmente de la imposibilidad de evacuar la pista para su uso por espectadores de pie”.

Se trata de un informe comprensible para todos los públicos el dirigido por Murtra para el juez, Eduardo López Palop. Las 48 páginas se dividen en 11 puntos, incluidas las conclusiones y el dictamen. Ya desde el arranque, el arquitecto barcelonés se compromete a actuar “con la mayor objetividad posible, tomando en consideración, tanto lo que pueda favorecer como perjudicar a alguna de las partes afectadas”. Y en el capítulo de Antecedentes se repasan todas las ocasiones en las que el Ayuntamiento de Madrid intentó conseguir las respectivas licencias Urbanística y de Primera Ocupación y Funcionamiento, intentos que Vozpópuli ya reveló a través de un anónimo que documentó estas actuaciones al magistrado instructor.

Ni una licencia

Todos los intentos administrativos fracasaron,  lo que, según Murtra, invalida “el cumplimiento de normativa de incendios y evacuación”. Algo demostrable porque “el pabellón carecía en la madrugada del 31 de octubre a 1 de noviembre de 2012 de las preceptivas Licencias Urbanísticas: Obra Nueva, de Funcionamiento (Actividades) y de Primera Ocupación y Funcionamiento”.

A continuación llega la parte más técnica, en la que el perito se explaya a la hora de describir la construcción del Madrid Arena (inaugurado en 2002) y las posteriores ampliaciones, revisando todos los detalles (cotas, gradas desplegables, escaleras, ascensores, vomitorios, accesos…). Una vez hecho esto, se pasa al análisis del proyecto, con otra de arena para el Consistorio: “No se ha reflejado en el proyecto ni queda claro en la memoria o en los planos los requisitos de cálculo de evacuación, así como los usos de cada recinto (se trata de un pabellón multiusos)”. “Tampoco se ha podido constatar”, insiste, “el visado por parte de la Administración”.

Sin capacidad para evacuar

En cuanto al aforo, Murtra pone de relieve la contradicción entre la Norma Básica de Edificación (normativa estatal) y el Reglamento de Protección de Incendios de la Comunidad de Madrid: ambos son esgrimidos en distintas ocasiones por Madridec para lograr la licencia. Con la primera, el aforo en la pista central sería de 8.840 personas; con el segundo, de 4.420. “El hecho de utilizar la pista como sala multiusos y en particular para espectáculos posibilitaque el escenario bloquee una o más salidas por estos vomitorios”. Así, “el principal problema es que el proyecto no cumple con el aforo en planta ya que no tiene capacidad para evacuar”.

El informe de Jordi Murtra vuelve una y otra vez sobre las peticiones de licencias, la imposibilidad de celebrar espectáculos como el Thriller Music Park en el recinto de la Casa de Campo y la nula capacidad para evacuar a los espectadores. Todo para destacar que ningún evento similar al del año pasado tenía que haberse organizado allí. O, como declaró Miguel Ángel Flores el pasado sábado a El Mundo: “No soy el único responsable de la tragedia del Madrid Arena”. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba