Nacional

Botella hizo oídos sordos a las alertas sobre el árbol de la Biblioteca Nacional que amenazaba con caer

Los bomberos tuvieron que actuar de urgencia. Medio Ambiente hizo una inspección en marzo sobre este árbol de 25 metros que amenazaba con caer sobre Recoletos y a pesar de las dos reclamaciones por escrito de la institución no había contestado.

El Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madridrealizó el pasado mes de marzo una inspección al árbol que este miércoles tuvieron que cortar los bomberos en la Biblioteca Nacional. Sin embargo, a 17 de septiembre aún no había contestado sobre el estado del mismo. Fuentes de esa Concejalía indicaron que el informe solicitado por la Biblioteca se envió a la Junta de Distrito el 26 de mayo, ya que no se trata de un patrimonio de conservación municipal.

El árbol sacrificado tiene desde hace muchos meses una brecha por la que pierde savia, pero esta mañana uno de los jardineros que trabaja en la biblioteca detectó una segunda ‘herida’ y que el pino se encontraba algo más inclinado, por lo que los responsables de la institución llamaron a los bomberos.

En un primer momento el responsable de la dotación explicó que se trataba de un árbol que no está en la vía pública. En efecto, los árboles de la Biblioteca Nacional están dentro de un jardín rodeado de una verja y pertenecen al centro. Sin embargo, tras consultar con los responsables de los bomberos se decidió actuar por la urgencia del caso debido al peligro.

El pasado mes de marzo, técnicos de Medio Ambiente del Ayuntamiento que dirige Ana Botella hicieron un inspección a este pino de unos 25 metros tras la aparición de los primeros síntomas de que se estaba rajando. La dirección de la Biblioteca Nacional ha reclamado hasta dos veces por escrito el informe para saber si tenía que proceder a su corte. No obtuvo respuesta a sus peticiones.

Peligro real

La realidad es que desde pasadas las doce de la mañana había un peligro real. El pino estaba este miércoles muy inclinado y con peligro de caída sobre el Paseo de Recoletos. La Policía Municipal se vio obligada a cortar el tráfico durante gran parte de la mañana y primera hora de la tarde y el centro de control de Tráfico estuvo informando que estaba cerrado “el lateral de Recoletos por obras de mantenimiento”. La Policía también decidió cerrar la salida de la estación de Cercanías de Recoletos. El atasco en todo el centro fue monumental.

Los sindicatos han denunciado en numerosas ocasiones que Madrid tiene un importante déficit de jardineros por los recortes que está aplicando el Ayuntamiento de la capital de España. En concreto la plantilla está en la actualidad en un ERTE (regulación temporal de empleo) que afecta a 230 profesionales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba