Nacional

Botella aumenta el aforo de los locales nocturnos ante el miedo a un cierre masivo

La capacidad de desalojo del establecimiento será la base para determinar el número de personas de aforo. El decreto establece el control automático.

“Estamos satisfechos”. Es la primera valoración del nuevo decreto sobre aforos que ha aprobado el Ayuntamiento de Madrid tras negociar con los empresarios de la noche. Tito Pajares, representante del Círculo de Empresarios de Ocio Nocturno, dijo a Vozpópuli que éste es el primer paso para llegar a más acuerdos y sacar el sector de la grave crisis que había llevado al cierre a decenas de locales.

El Ayuntamiento de Madrid, concretamente el Área de Seguridad que dirige Enrique Núñez, ha aprobado un decreto que permite una valoración mas objetiva de los aforos. Los que se aplicaban hasta ahora suponían la imposibilidad de sacar adelante un negocio de espectáculo, discotecas o sala de fiestas, según han denunciado en varias ocasiones los empresarios. La tragedia del Madrid Arena había hecho que la Policía lanzara una oleada de inspecciones que habían amenazado con un cierre a cerca de doscientos establecimientos que ya tenían los expedientes muy avanzados.

La tragedia del Madrid Arena había hecho que la Policía lanzara una oleada de inspecciones que habían amenazado con un cierre a cerca de doscientos establecimientos

Núñez ha negociado y ha aprobado un decreto sobre “la sistematización y racionalización de la normativa y de los criterios aplicables para la determinación del aforo en los locales de pública concurrencia”. Bajo ese pomposo nombre se esconde una norma que permitirá modificar al alza el aforo de algunos locales en base a criterios de seguridad y “no con la normativa anterior que condenaba a la mayor parte de los establecimientos al cierre en el momento que hubiera una inspección”, según un empresario del sector.

El recálculo del aforo será voluntario para los locales que deseen y podrá solicitarse a través de una declaración responsable o mediante modificación de licencia. Esta adaptación del aforo se realizará en base al CTE (Código Técnico de Edificación) y a otra serie de parámetros recogidos en la instrucción, según señalan los empresarios.

El primer decreto ya se ha publicado el pasado día 5 de febrero y ahora se está a la espera de que se apruebe, y publique, el reglamento para saber cómo hay que pedir las nuevas licencias.

El nuevo decreto permitirá modificar al alza el aforo de algunos locales en base a criterios de seguridad y “no con la normativa anterior que condenaba a la mayor parte de los establecimientos al cierre en el momento de una inspección”

La clave es la evacuación

El aforo final estará limitado por su capacidad de evacuación y también por el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid. En las zonas del centro de Madrid habrá limitaciones máximas. Los locales que quieran revisar su aforo deberán cumplir con las condiciones de seguridad en caso de incendio que establece el Código Técnico de la Edificación.

Esta era una vieja aspiración de los empresarios. Que se tuviera en cuenta la capacidad para evacuar un local, no un criterio subjetivo como hasta la fecha, afirmaba hace unos días un conocido empresario de la noche.

Los empresarios que desean proceder al recálculo de su aforo pero que, por densidad de ocupación, sea superior al que permiten sus vías de evacuación, contabilizaran su aforo de riesgo por su capacidad de evacuación. Deberán incorporar un sistema automático para controlar el número de personas que hay en cada momento. Un sistema similar hubiera evitado la tragedia del Arena, ya que se hubiera sabido en todo momento el número de personas que había dentro del pabellón.

En los locales afectados por las limitaciones urbanísticas que establece el Plan General de Ordenación Urbana el "aforo administrativo" o de licencia estará limitado al que se establece en cada área geográfica de la ciudad.

Los empresarios venían reclamando que se tuviera en cuenta la capacidad para evacuar un local, no un criterio subjetivo como hasta la fecha

La superación del aforo de licencia será considerado por la Policía como falta grave mientras no se supere el “aforo de riesgo”. Se considerará que no ha existido peligro para las personas y las sanciones no serán “muy graves”, las cuales pueden llevar al cierre.

Los empresarios deberán poner en marcha sistemas alternativos para controlar el aforo hasta que se aprueben los homologados. El Ayuntamiento definirá en las próximas semanas el requisito para esos sistemas de control.

Los empresarios han destacado a la hora de valorar la nueva norma que “la novedad más importante que introduce es la inclusión de la definición de aforo de seguridad de los establecimientos”. Están de acuerdo con que se calcule de acuerdo con criterios de seguridad “y principalmente con la capacidad de evacuación de los locales y cuyo cálculo formara parte de la documentación administrativa”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba