Nacional

Seis grandes empresas se disputan el parking de Metro de Madrid bajo la Castellana

Sólo un gimnasio ha acudido al concurso para explotar el espacio comercial, la antigua zona de facturación de Nuevos Ministerios, que estaba cerrada desde el año 2006 tras fracasar su uso para facturar al aeropuerto de Barajas.

Un total de seis empresas, entre las que se encuentran las grandes del sector, han presentado sus ofertas para hacerse con el parking de la antigua zona de facturación del intercambiador de Nuevos Ministerios, en pleno Paseo de La Castellana de Madrid.

La obra se hizo en tiempos de Ruiz-Gallardón, como complemento al nuevo intercambiador de Nuevos Ministerios. Pretendían que los madrileños utilizaran esta estación para facturar sus equipajes y coger el bus o el Cercanías para llegar al Aeropuerto Adolfo Suárez. Fue un fracaso.

Metro decidió sacar partido a estos espacios improductivos y convocó un concurso. El día 17 de octubre terminó el plazo para que los interesados hicieran sus ofertas y su adjudicación se conocerá el 30 de este mes tras la reunión del consejo de administración de la compañía.

Según fuentes de Metro, una famosa cadena de gimnasios ha presentado la única oferta para quedarse la zona comercial, un local de 2.270 metros cuadrados en el antiguo espacio reservado para envío de equipajes. El ingreso mínimo para Metro es de un canon anual de, al menos, 262.866 euros, tal y como se recoge en los pliegos de licitación. La empresa podrá explotar esta zona durante los próximos 30 años, que es el tiempo que Metro cede el uso de estas instalaciones.

El vestíbulo de facturación tiene salida directa a la calle a través del acceso de Metro de Castellana pares, que continuará funcionando como hasta la fecha sin que el paso de los usuarios tenga ninguna modificación.

Por lo que respecta al parking tiene 60 plazas, pero hay otra zona comunicada anexa con dos plantas más pudiendo alcanzar un total de 220 aparcamientos. El concurso establecía un canon mínimo anual de 298 euros a los 635 euros por plaza/mes dependiendo de si el adjudicatario se queda con el módulo de 60 o el de 220 plazas.

Metro se reserva un canon variable del 3% si la empresa logra unos ingresos brutos de explotación de más de 500.000 euros al año. El contrato de explotación tendrá una duración de siete años. Una vez adjudicada la zona de facturación la empresa tiene un plazo de un año para poner en marcha el nuevo negocio. El parking deberá estar funcionando en el primer semestre de 2015.

Abandonadas

El concurso para la explotación de estas instalaciones, que estaban abandonadas, se enmarca dentro del plan de la empresa que obtener otros recursos ajenos al transporte. Además, se han puesto a la venta las cocheras de Plaza de Castilla, parcela de la calle Granada-Cavanilles, el depósito de Ventas, depósito de Cuatro Caminos, subestación de Salamanca y subestación de Puerta Bonita.

Estas ventas llevan, en muchos de los casos, la construcción subterránea de las actuales cocheras y supondrá, según la empresa, “una mejora dotacional y urbana para la ciudad de Madrid, además del incremento de ingresos y ahorro de costes para Metro, que se destinarán al mantenimiento de la calidad del servicio que presta a sus clientes”.

La zona de facturación de equipajes y aparcamiento se construyó en el año 2002 aprovechando la remodelación integral de la estación de Nuevos Ministerios en la zona de la línea 10. Dejó de funcionar en 2006. La estación es la tercera de más tránsito de la ciudad, después de Sol Vodafone y Moncloa, con unos 180.000 pasajeros al día.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba