Nacional

La Comunidad y UPyD investigan las obras del nuevo hotel de Matutes y El Corte Inglés en Madrid

La Comunidad de Madrid ha abierto diligencias preliminares para conocer si hay irregularidades en las obras del futuro hotel de Ayre Hoteles (Abel Matutes y El Corte Inglés). UPyD preguntará por ellas este miércoles en el pleno del Ayuntamiento. 

La Comunidad de Madrid está investigando qué ocurre con las obras del inmueble de las calles Alfonso XII, 15 y Plaza Infanta Isabel, 13, para saber si ha habido alguna irregularidad en sus obras. Por su lado, UPyD preguntará por ello en el pleno del Ayuntamiento de este miércoles. En dicho inmueble, enfrentado a la conocida Estación de Atocha madrileña, se está construyendo un hotel del grupo Ayre, participado por el grupo de Abel Matutes y El Corte Inglés.

Se trata de una edificación sobre el que la formación política ya ha realizado denuncias y sobre la que la Comunidad madrileña ha iniciado diligencias preliminares para ver si hay algún tipo de mala práctica o negligencia.

El inmueble tenía protegidas la fachada y la escalera interior, que ya han sido demolidas. En el informe que la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento envió a la Dirección General del Patrimonio Histórico de la Comunidad Autónoma de Madrid, aparece en su última página que “las obras de demolición de la fachada del inmueble situado en el Paseo de la Infanta Isabel 13, c/v con Alfonso XII, a fecha de hoy ya se han realizado en su totalidad, no estando amparadas por la correspondiente licencia urbanística ni por orden de ejecución alguna, al no haberse resuelto el expediente de modificación de licencia”.

Mariano Palacios, representante de UPyD en el Pleno de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, indica, en relación a estas obras que “no se ha hecho bien, se ha actuado de manera poco lógica. No queda nada de lo protegido y por tanto, formularemos una pregunta y lanzaremos un mensaje de censura” en el pleno del consistorio.

El inmueble perteneció históricamente a la sociedad Castillo de Aldovea, quien no pudo operarlo por las restricciones urbanísticas. Fue vendido entonces a Ayre y a partir de entonces se han escuchado comentarios, indicando que en primer lugar se intentó desesperar al anterior propietario para, a continuación, dar un trato de favor a los nuevos dueños. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba