No hay material suficiente, asegura el ministerio público

Fiscalía reprocha a Interior la chapuza de los informes sobre los etarras

Tanto la Fiscalía de la Audiencia Nacional como el fiscal jefe de la Audiencia ha desarmado la campaña emanada desde Interior sobre la acumulación de pruebas para ilegalizar a Sortu o para sancionar las manifestaciones de bienvenida a los etarras liberados. "Una chapuza", según algunas fuentes del Ministerio público.

La etarra Inmaculada Noble Goikoetxea, a su salida de la prisión de Algeciras
La etarra Inmaculada Noble Goikoetxea, a su salida de la prisión de Algeciras EFE

"No hay base suficiente para interponer una demanda contra Sortu que pueda prosperar o que tenga visos de que prospere", manifestó este lunes el fiscal jefe del País Vasco, Juan Calpasoro, en respuesta a la campaña mediática emanada desde Interior sobre la elaboración de informes presuntamente delictivos por parte de este partido filoetarra para promover su ilegalización. Otros fiscales sondeados por este periódico mostraban una opinión parecida y muy distante de la idea que pretende "vender" el Gobierno.

El departamento que dirige Jorge Fernández Díaz ha insistido en estos últimos días en que se le está trasladando a la Audiencia Nacional toda la documentación sobre las actuaciones presuntamente ilegales en las que incurren las formaciones 'abertzales' con vistas a proceder a su posible ilegalización. Con esta estrategia, Interior pretende contrarrestar el clima de indignación social que están produciendo las excarcelaciones de etarras, a raíz de la demolición de la 'doctrina Parot' por parte del Tribunal de Estrasburgo.

Asesinos liberados

Las imágenes de amigos y familiares de los asesinos liberados festejando con chupinazos de cohetería, campanas al viento y cánticos festivos la llegada de los terroristas a sus respectivos pueblos producen un efecto demoledor. La preocupación del Gobierno es evidente. Tanto Mariano Rajoy como Soraya Sáenz de Santamaría se han manifestado en reiteradas oportunidades en este sentido, señalando su comprensión por la reacciones social ante la salida masiva de etarras, criminales, violadores y asesinos en serie.

La llegada de los terroristas a sus respectivos pueblos producen un efecto demoledor. La preocupación del Gobierno es evidente

Interior ha hecho llegar el mensaje de que los cuerpos de Seguridad siguen trabajando para trasladar a la Fiscalía de la Audiencia todos los informes sobre excesos cometidos por las formaciones fioletarras que puedan ser constitutivas de delitos. Entre ellos se recuerda el recibimiento a "Thierry", antiguo líder de la banda, fallecido en una cárcel francesa. O las recientes declaraciones del propio presidente de Sortu refrendando y alabando la actuación de Batasuna desde hace 35 años. O sea, reivindicando la línea de colaboración de esa formación con el terrorismo. Estos informes son los que fuentes de la fiscalía del País Vasco tacharon este lunes de poco consistentes y con muy pocas posibilidades de prosperar judicialmente.

Esquemático y condensado

También se le está remitiendo a la Audiencia datos sobre los actos de recibimiento a etarras excarcelados, que puedan ser tipificados como enaltecimiento del terrorismo. En las últimas semanas, desde que comenzó el goteo de la suelta de presos, se han llevado a cabo fiestas de bienvenida a Legorburu en Amorebieta, a Izaguirre en Galdácano a Delgado Goñi en Legazpi y a Pacho en Bilbao. Sin embargo, fuentes de la Fiscalía de la Audiencia comentaban ayer que estos informes apenas reúnen documentación suficiente y que en algunos casos tan sólo se incluye un folio con tres líneas escritas y que con semejante material poco se puede hacer.

Por este motivo, desde la Fiscalía que dirige Javier Zaragoza, han decidido reclamar a la delegación del Gobierno en el País Vasco más información sobre estos actos, para proceder contra sus autores en el caso de que sea posible. En la Audiencia Nacional comentaban ayer que alguno de los informes tan sólo explicaban que los manifestantes portaban ikurriñas o que al acto acudieron "25 asistentes". Entre lo esquemático y la "chapuza condensada", según estas fuentes.

El ministro del Interior había provocado una singular polémica al asegurar, el pasado viernes, que la Guardia Civil habría impedido estas fiestas de bienvenida a los etarras, en clara alusión a la pasividad de la policía autonómica vasca. Tras la protesta pública del Gobierno de Vitoria, Fernández Díaz se arrugó y retiró sus palabras, en una rectificación más en su largo rosiaro de rectificaciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba