Nacional

Carme Forcadell, la Juana de Arco que quiere guiar al pueblo catalán hacia su sueño de independencia

¿Quién es realmente y cómo financia al independentismo civil esta mujer que quiere ser la bandera de la secesión sin explicar los perjuicios de tal deriva? “Es una señora muy activa, que cuando era joven no era independentista, que tiene grandes dotes de oratoria y siempre intenta convencerte de sus ideas", asegura un quiosquero que la ha visto por Cherta, el pueblo que vio nacer hace 58 años a la hoy presidenta de la ANC.

La presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Carme Forcadell
La presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Carme Forcadell EFE

En el pueblo que la vio nacer hace 58 años, en Cherta (Xerta en catalán) donde están censados poco más de un millar de habitantes, en la provincia de Tarragona, a Carme Forcadell –presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC)- algunos la conocen como la 'dama de hierro' del independentismo catalán. Otros la califican como la Juana de Arco, un calificativo que queda muy lejos de aquella heroína que encarnó un icono histórico francés que luchó para librar a Francia de la opresión violenta de los ingleses.

¿Quién es realmente y cómo financia al independentismo civil esta mujer que quiere ser la bandera de la secesión sin explicar a todos los catalanes los perjuicios de tal deriva? “Es una señora muy activa, que cuando era joven no era independentista, que tiene grandes dotes de oratoria y siempre intenta convencerte de sus ideas, pero es muy agradable, algo arisca si no le cae bien alguien o algo –el Estado español- aunque a veces da la imagen de una radical impulsiva”, asegura un quiosquero que la ha visto alguna vez por el centro del municipio. 

Se ha convertido en el estandarte del independentismo y en la cabeza visible dela ANC, una organización civil con más de 70.000 adscritos

Carme Forcadell forma parte de esos catalanes que se considera de la comarca de las Terres de l’Ebre (Tierras del Ebro) -alejados por tradición e historia con los habitantes de la ciudad de Tarragona igual que los que viven en Reus- y se ha convertido en los últimos tres años en el estandarte del independentismo y en la cabeza visible de la ANC, una organización civil con más de 70.000 adscritos que ha encandilado al presidente dela Generalitat, Artur Mas, para que siga su hoja de ruta secesionista alternativa a la política: llevar a Cataluña a la “tierra prometida” de la independencia cuanto antes mejor y sólo de la mano de miles de catalanes independentistas, desdeñando al resto que no lo son.

Entre sus logros figura la organización de las tres últimas Diadas de Cataluña -junto con Muriel Casals, la presidenta de la organización independentista cultural Òmnium Cultural con gran presencia en los medios públicos catalanes- en las que ha conseguido movilizar a miles de personas. Con un objetivo: que salgan a la calle y reclamen la independencia siguiendo una calculada hoja de ruta que pretende sobrepasar la representación legítima y política de los partidos en el Parlamento catalán: tras la consulta ilegal del 9 de noviembre “en 2015 debemos votar en un referéndum legal quiera o no España y luego proclamar la independencia unilateral en la jornada de Sant Jordi -23 de abril- de 2015”. Este es el calendario soñado por Carme Forcadell.

Ésa es su fuerza y la legitimidad que justifica su acción con el poder de la calle y sin contar con el sistema autonómico actual que da legitimidad al Parlamento catalán. Como miles de catalanes han salido a la calle para pedir la independencia ésta hay que lograrla presionando al actual Govern para que así sea y en el menor tiempo posible porque “España ya no nos quiere”. Ése es su sueño y el de los acólitos independentistas que la siguen como si fuera la protagonista de la fábula del Flautista de Hamelin. 

Lo más probable es que la realidad de la diversidad de la sociedad catalana y el rifirrafe político entre Oriol Junqueras, líder de ERC, y Artur Mas no permitan que se proclame la secesión de forma unilateral dentro de cuatro meses y mucho menos si no se acaban adelantando las elecciones autonómicas que Artur Mas quiere convertirlas en plebiscitarias eliminando la estructura actual de partidos y confrontando a dos bloques: los secesionistas y los constitucionalistas (que respetan el actual marco legal del Estatut y la Constitución aprobada en 1978).

La ANC defiende el adelanto electoral en el primer trimestre de 2015 para aprovechar el suflé del secesionismo que apela al sentimiento y muy poco a la razón ni a las consecuencias negativas para justificar la secesión con el resto de España.

El calendario soñado por Forcadell: "Votar en 2015 un referéndum legal y proclamar la independencia unilateral en Sant Jordi"

Sospechas de fraude fiscal

En cuanto a la financiación de la ANC, Forcadell mantiene que la organización se sostiene con donaciones y sin ayudas públicas de la Generalitat, aunque esta versión es rebatida por diputados de la oposición e incluso Hacienda la está investigando por posible fraude fiscal.

La Agencia Tributaria ha solicitado a la ANC toda la información fiscal correspondiente a los años 2011, 2012, 2013 y 2014. Desde la ANC aseguran que la notificación no les ha pillado por sorpresa después de la campaña mediática iniciada "antes de la Diada" en la que se le atribuía a la entidad organizadora de la V y de la Via Catalana un presunto fraude por valor de un millón y medio de euros.

La entidad ha declarado tras la citación que tienen unas cuentas "claras y transparentes contable y fiscalmente" y ha confirmado que "facilitará toda la información requerida con absoluta tranquilidad". El diario ABC desveló en su edición del pasado 1 de septiembre quela ANC en su contabilidad del ejercicio 2013 figuraban ingresos sin justificar por valor de 1,5 millones de euros.

Además, los responsables de su tesorería muestran, en los primeros meses de 2014, su preocupación porque el presunto fraude podría ser constitutivo de un delito fiscal y "se afanan en idear un sistema de encubrimiento de estos ingresos ilícitos". Los ingresos de la ANC, cuya presidenta es Carmen Forcadell, provienen de donaciones, aportaciones y venta de productos de merchandising independentista. En su primer año de existencia, 2012, la ANC declaró unos pocos miles de euros ingresados como donaciones. Un año después, en 2013, las donaciones ascendieron a 1,7 millones de euros.

“Carme Forcadell es la imagen visible de la irritación de una parte de catalanes que creen que el Estado autonómico y la España constitucional estos agotados, en muchos casos provocada por dirigentes del PP y ya no ofrece atractivo y, por lo tanto, defiende a capa y espada la independencia”, asegura un alto cargo de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), la formación independentista que la tuvo en su organización y que ahora no le incomoda su discurso muy radicalizado a favor de la independencia cueste lo que cueste.

Quienes la conocen bien son sus ex compañeros de Esquerra Republicana. Los mismos que cuando en la primavera de 2007 vieron cómo se desplomaban tras las elecciones autonómicas y que vieron cómo abandonaba su puesto en el consejo nacional de ERC. Siete años más tarde, la popularidad de Carme Forcadell y su oratoria muy dura y crítica contra todo lo que represente a España y al Gobierno español ha calado en una parte del independentismo catalán: en miles de personas que ven en ella la 'Juana de Arco”'salvadora de la 'Cataluña oprimida' por parte del resto de España.

Lo que sí coinciden los políticos catalanes de cualquier color es que la figura de Carme Forcadell al frente de la ANC cuenta con una forma representativa inusual. Convoca manifestaciones, presiona al Govern, recluta voluntarios para hacer proselitismo de casa en casa, en Internet, organiza discursos en plazas públicas de Barcelona y propaga a los cuatro vientos los mismos eslóganes del populismo independentista que recuerdan a los discursos de la extrema izquierda que encarna Podemos. El problema es que este discurso ha calado entre el independentismo catalán más enfervorecido y convencido. Familias enteras, incluido a niños, que la ven como la “salvadora dela Patria catalana”, aunque no se atreve a militar o a volver a militar en un partido político.

Forcadell mantiene que la ANC se sostiene con donaciones y sin ayudas públicas, aunque Hacienda la está investigando por posible fraude fiscal

A Carme Forcadell no se le conoce otra experiencia profesional más allá de la docencia del catalán, de desarrollar la ley de normalización lingüística que favorece al catalán frente al castellano en la universidad, la participación en tertulias y debates en los medios de comunicación nacionalistas e independentistas y como ex miembro del consejo nacional de Esquerra Republicana en Sabadell.

Es fundadora de la Plataforma por la Lengua Catalana, miembro de la ejecutiva y vocal de la junta de Òmnium Cultural de Sabadell. Licenciada en Filosofía y en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona y máster en Filología Catalana por la misma universidad. Entre 1979 y 1982 trabajó en el programa Giravolt de Televisión Española en Cataluña y ha trabajado como funcionaria del Departamento de Educación de la Generalitat en la época de Jordi Pujol como presidente catalán desde 1985, coordinadora de normalización lingüística del Servicio de Enseñanza del Catalán del Departamento de Educación.

Hasta 2007 formó parte del consejo nacional de ERC

En el ámbito político ha sido militante de Esquerra Republicana de Catalunya y formó parte de la ejecutiva nacional desde 2001 hasta 2004. También fue concejal del Ayuntamiento de Sabadell durante el período 2003-2007, volviéndose a presentar en 2007 segunda de la lista y no salido elegida al obtener ERC un solo concejal. A esta funcionaria de la Generalitat con una breve trayectoria pública era hasta el año 2012 una desconocida en los círculos de poder catalanes. “Parece mucho más sensata de lo que podría parecer. Lo que ha hecho con la ANC es de una precisión de relojero”, asegura un alto cargo de la Generalitat.

A pesar de haber nacido en la provincia de Tarragona y de vivir en un piso en el centro de Sabadell acude regularmente a la sede que alquila la ANC en Barcelona, en unos bajos de la calle Industria y muy cerca del emblemático monumento modernista de la Sagrada Familia. Forcadell -casada y con dos hijos- sigue siendo funcionaria en excedencia del departamento de Educación dela Generalitat, aunque no se plantea por el momento volver a ocupar su plaza pública. Se educó en una familia trabajadora y cuentan los vecinos de Cherta que su padre era campesino y compatibilizaba el duro trabajo en el campo con la de transportista.

Divisiones en la ANC

A pesar de dar una imagen de mujer todopoderosa que guía al independentismo catalán hacia la 'tierra prometida' de Ítaca, Carme Forcadell ha tenido que lidiar en los últimos días con una fuerte crisis interna de liderazgo y con posiciones enfrentadas, así como con la polémica de presunto fraude fiscal que adelantó hace unas semanas Antena 3. En la ANC hay puntos de vista diversos y, mientras que se pueden encontrar partidarios de la lista unitaria que aglutine todo el independentismo en un hipotético adelanto electoral en el primer trimestre de 2015 que preconiza el presidente de la Generalitat, Artur Mas, también hay quienes defienden las listas diversas con un "paraguas" común, que preconizan ERC y la lista de la izquierda radical independentista que encarna la CUP.

La presidenta de la ANC ha reclamado (casi exigido) a los partidos secesionistas que se pongan de acuerdo para poder convocar las elecciones lo antes posible a fin de que se hagan en febrero o como máximo en marzo, ha reconocido que en su entidad existe una controversia interna desde que el secretariado nacional optó por secundar el tipo de lista auspiciado por Mas. La crisis interna se dio a conocer cuando algunos miembros del secretariado dela ANC dudaron de los resultados presentados en este órgano interno de las más de 500 asambleas territoriales, sectoriales y de exterior.

La Declaración de Cornellà de la entidad del sábado 29 de noviembre es clara: "La propuesta hecha por el presidente de la Generalitat el día 25 de noviembre pasado representa un salto adelante en el proceso de constitución del nuevo Estado catalán. Es un buen punto de partida para hacer posible una amplia unidad política y social". Habrá que ver cuál es el apoyo real de la mayoría de catalanes al valorar las consecuencias negativas de una hipotética independencia con la previsible salida de Cataluña de la Unión Europea, como marcan los tratados comunitarios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba