Nacional

Arturo Fernández llega a un acuerdo con Hacienda y la Seguridad Social para el pago de su deuda

El presidente de CEIM y Grupo Cantoblanco dará participación a trabajadores y directivos en la sociedad que espera relanzar en los próximos meses.

El empresario Arturo Fernández, presidente del Grupo Cantoblanco y de la patronal madrileña CEIM, firma este martes un acuerdo con Hacienda y posteriormente rubricará otro con la Seguridad Social para refinanciar la deuda que tiene con ambos organismos.

En un principio, el acuerdo con la Seguridad Social iba a ser firmado también esta semana, pero el presidente de la patronal madrileña y de la Cámara de Comercio acompañará al rey Juan Carlos en el viaje que una delegación española realizará a Omán y Baréin en los próximos días. Además de tres ministros, están incluidos en la comitiva del Rey una delegación de empresarios, de CEOE y del Consejo de Cámaras.

La crisis ha afectado de manera muy importante al Grupo Cantoblanco, dedicado a los hoteles y la restauración, lo que habría provocado una deuda con la Seguridad Social y Hacienda de unos 60 millones de euros, según se ha publicado en diversos medios.

Los embargos

La empresa que gestiona en la actualidad su compañía, Novacation, especialista en el gobierno de sociedades en crisis, ha negociado y acordado el aplazamiento de los pagos, que evitará el rosario de embargos de los que estaba siendo objeto Arturo Fernández.

Estos embargos estaban costando mucho dinero a la sociedad, además de provocar un deterioro en la imagen del empresario madrileño, que veía en los medios de comunicación constantemente el anuncio de la actuación de la Seguridad Social.

La crisis llegó en un momento difícil para Arturo Fernández, ya que la situación de su empresa coincidió con las elecciones de CEIM, en las que logró imponerse claramente frente al otro candidato, Hilario Alfaro.

El Grupo Cantoblanco llegó a tener en propiedad o gestionar más de 180 establecimientos y contaba en su plantilla con 3.800 empleados que ahora han quedado reducidos a poco más de mil. Cada día daba más de 15.000 comidas.

En los últimos meses ha perdido concesiones importantes y no logró rematar la venta de una parte importante de su negocio a una empresa del sector. La empresa que gestiona la crisis de Cantoblanco ha diseñado una serie de medidas en las que se incluye dar participación accionarial a los trabajadores y directivos de la compañía.

Arturo Fernández espera de esta manera, y con la reactivación de la economía, poder salir de la grave crisis en la que se encuentra su negocio desde hace algunos años.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba