LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL DE LA TRAMA DE CORRUPCIÓN

Suiza permitió al contable de la Gürtel "tachar" datos de 'vips' españoles en una comisión rogatoria

Las autoridades de Berna comunicaron por escrito a la Audiencia Nacional que el gestor helvético Arturo Fasana había 'censurado' con su visto bueno la documentación que se remitía sobre 'Soleado', la cuenta en el Crédit Suisse de Ginebra donde ocultan su dinero cerca de medio centenar de las fortunas españolas.

Imagen de la respuesta de las autoridades suizas en el que informan que el documento ha sido "tachado" con su visto bueno.
Imagen de la respuesta de las autoridades suizas en el que informan que el documento ha sido "tachado" con su visto bueno. VOZPOPULI

Por escrito y por conducto oficial. La autoridades de Suiza comunicaron formalmente por carta a la Audiencia Nacional que la documentación que le remitían sobre una cuenta en Crédit Suisse de Ginebra utilizada presuntamente por los principales implicados de la trama Gürtel había sido 'censurada' previsamente por el propio contable de la red, el ciudadano helvético también imputado en la causa Arturo Fasana. El escrito resaltaba que este gestor de fondos lo había hecho con el visto bueno de la propia Justicia del país centroeuropeo, que esgrimía el siguiente argumento para habérselo permitido: "Las partes tachadas se refieren a informaciones que no tienen relación con los hechos contenidos en la solicitud de auxilio judicial". El depósito financiero sobre el que Madrid solicitaba información era el bautizado con el nombre de 'Soleado', utilizado desde su apertura hace 18 años por medio centenar de fortunas españoles presuntamente para mantener ocultos al fisco millonarias cantidades de dinero. El escrito, al que ha tenido acceso Vozpópuli, obra desde hace dos años en el sumario que instruye el juez Pablo Ruz.

La justicia helvética remitió en 2011 a España 344 documentos sobre 'Soleado' con parte del contenido eliminado por el propio gestor de la cuenta, imputado en el 'caso Gürtel'

El documento judicial está fechado en Berna el 1 de junio de 2011 y lleva la firma de Sergio Mastroiani, fiscal general del "Ministerio Püblico de la Confederación". Con él, las autoridades helvéticas daban respuesta a la solicitud que les había remitido el Juzgado Central de Instrucción número 5 para recabar información sobre dos cuentas abiertas en el Crédit Suisse de Ginebra por Fasana y cuyos fondos supuestamente estaban relacionados con las actifidades de la trama de Francisco Correa. El primero de esos depósitos era la cuenta número 776929-6, bautizada con el sobrenombre de Soleado y en la que se sospecha que han tenido 'cobijo' 15.000 millones de euros evadidos por adinerados españoles. También pedía datos de una segunda cuenta, en este caso la número 728633-55, abierta a nombre de Telpy Associates Inc., una empresa en la que el gestor suizo aparece como directivo.

Según detallaba el fiscal Mastroiani en su carta, dos semanas antes de redactarse la misma, las autoridades judiciales habían acudido al despacho de Fasana en Ginebra a realizar "una selección de documentos a la cual asistió el señor Fasana, consintiendo posteriormente el envío simplificado de dicha documentación, en aplicación de artículo 80 C de la ley sobre Auxilio Penal Internacional". Sin embargo, lo llamativo del escrito venía a continuación. "Cabe destacar que el señor Arturo Gianfranco Fasana ha solicitado que sean tachados ciertos apartados del texto que contienen algunos de los documentos que se adjuntan", recoge el fiscal en su escrito, para a continuación recalcar que "su petición fue admitida por el Ministerio Público de la Confederación".

344 folios sobre 'Soleado'

La única explicación que se hace en la respuesta a la curiosa 'censura' es que "las partes tachadas" no hacían referencia a información relativa a la trama de Correa. El propio Fasana tuvo constancia del escrito, ya que, como recoge la carta de la Fiscalía suiza, una copia del escrito fue enviada a Guerric Canonica, su abogado en el país centroeuroepo. En concreto, con aquella comisión rogatoria, las autoridades de Berna enviaron a la Audiencia Nacional 419 documentos, de los cuales 344 estaban directamente relacionados con la cuenta Soleado. En concreto, remitieron 27 folios sobre la apertura de la misma y el resto, sobre su contenido. Según recalca textualmente el escrito al detallar la numeración asignada a los folios, toda ella fue "en parte tachada" por el gestor con el visto bueno de la Justicia Suiza. También la referida a la cuenta de la empresa Telpy Associates Inc.

En el registro realizado en junio de 2009 en el despacho ginebrino de Fasana, las autoridades de Berna sólo extrajeron una parte de la información que contenían los equipos informáticos 

No era la primera vez que la documentación sobre esta cuenta de los vips españoles llegaba al sumario del caso Gürtel previamente 'recortada'. En junio de 2009, cinco meses después de que se realizaran en España las primera detenciones de presuntos integrantes de la trama y sólo unos días después de que el propio Fasana fuese arrestado en el madrileño aeropuerto de Barajas, las autoridades suizas realizaron un registro a petición de las españolas en las oficinas de Rhone Gestión SA, la empresa del gestor, para obtener datos sobre los clientes de la compañía. Dicha información, que ocupa 250 megas, se encontraba en un ordenador situado en la cuarta planta del edificio, en las dependencias que ocupaba la secretaria de la empresa. No obstante, el mismo documento judicial que detallaba aquel registro señalaba que del equipo informático sólo se extrajo la información relacionada con "la lista de búsqueda proporcionada" por la Audiencia Nacional sobre presuntos implicados en la Gürtel. El resto no se tocó ni, por tanto, se remitió a España.

Toda la documentación fue finalmente remitida por las autoridades de Berna a España en septiembre de 2011, cuando la parte fundamental del caso Gürtel era instruido por el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Antonio Pedreira. Esa documentación, que ocupa actualmente tres volumenes de la pieza separada de las comisiones rogatorias, recoge muchos de los movimientos que registró Soleado en los últimos años. Eso sí, sólo los realizados a nombre de imputados en la trama de corrupción y sus empresas pantalla. Entre ellos está su principal cabecilla, Francisco Correa, y algunas de sus empresas claves, como Kintamina y Rustfield. Según confesó en su día al juez Pedreira el propio Fasana, que sigue imputado en la causa, él cobraba un 0,3% de la cartera que movía al presunto jefe de la red corrupta, al que conoció cuando éste pretendía traspasar unos fondos que tenía ocultos de Mónaco a la Confederación helvética.

Según el sumario, Fasana, mencionado en los documentos internos de la trama con el alias de Fafaera el encargado de controlar un depósito de 18 millones de euros que los investigaciones atribuyen a Correa. Además, su nombre también ha empezado a aparecer en otra conocida causa, la de la Operación Emperador contra la trama de blanqueo utilizada por la mafia china. Al menos uno de los empresarios imputados por 'lavar' su dinero por medio de la trama ha señalado ante el juez a este gestor helvético como la persona que presuntamente le puso en contacto la red para traer a España su dinero oculto en Suiza a espaldas del fisco. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba