Nacional

Mas aprovecha su viaje a EEUU para reclamar la gestión del Prat y del puerto de Barcelona

El presidente de la Generalitat cruza el charco para trasladar su mensaje independentista. En una conferencia en la Universidad de Columbia, compara las "ansias de libertad del pueblo catalán" con la independencia de EEUU del Reino Unido.

Mas, a su llegada a la conferencia ofrecida en la Universidad de Columbia, en Nueva York.
Mas, a su llegada a la conferencia ofrecida en la Universidad de Columbia, en Nueva York. EFE

Artur Mas ha viajado a Estados Unidos para hacer campaña electoral. Gracias al trabajo de lobby del economista Xavier Sala i Martín –declarado liberal, profesor de la Universidad de Columbia, independentista y ex miembro de la junta directiva del Fútbol Club Barcelona presidida por Joan Laporta- Mas ha podido visitar Nueva York y la Universidad de Columbia. Pero en lugar de pronunciar una conferencia ante académicos y economistas en representación de todos los catalanes –se sientan o no independentistas-, el president ha optado por criticar la presión que ejerce España sobre las "ansias de libertad" de Cataluña.

En su conferencia en la Universidad de Columbia –pronunciada la pasada madrugada, hora española-, Mas se ha lamentado por no poder gestionar plenamente infraestructuras como el aeropuerto de El Prat y el puerto de Barcelona, dos enclaves de titularidad estatal y gestión cedida en el caso del puerto. "La intención del gobierno de Cataluña pasa por crear uno de los primeros puertos para el transporte de contenedores y hacer del aeropuerto de Barcelona un aeropuerto transnacional", aseveró Mas. Y añadió: "El poco margen de maniobra que tenemos es algo que los estadounidenses no podrían reconocer como una autonomía real".

Cabe recordar que el año pasado tanto la independentista Asamblea Nacional Catalana (ANC), que preside Carme Forcadell, como ERC se pronunciaron a favor de "ocupar" importantes infraestructuras de transporte como el puerto y el aeropuerto de Barcelona cuando ellos consideren "que debe iniciarse la independencia de hecho al margen de las autoridades españolas". Mas ha hecho suya esa idea completamente fuera del marco legal y competencial y ahora la ha trasladado en su viaje de tres días a Estados Unidos.

"Yes, we can"

Vestido con la bandera independentista en pleno corazón de la democracia liberal, Mas se ha valido del símil que utilizó Barack Obama en su carrera electoral hacia la Casa Blanca para destacar que un presidente de Estados Unidos podía ser negro gracias al eslogan Yes, we can.

Mas cree que la economía de una Cataluña independiente es suficientemente potente para ser igual de "viable que Austria, Finlancia, Dinamarca o Portugal"

En opinión de Mas –que ostenta su cargo gracias a la Constitución Española y al Estatuto de Autonomía catalán-, el pueblo estadounidense puede "entender muy bien el concepto de la democracia, cuando explicamos que hemos intentado todos los caminos y procedimientos posibles para pactar un referéndum con el Estado español y nos han bloqueado todos estos caminos".

Mas apeló a la comparación entre Cataluña y EEUU –habló de la comunidad autónoma como una nación al mismo nivel que la estadounidense- en una visita en la que incluyó, ayer, un encuentro con inversores para "tranquilizarnos" y asegurarles que una Cataluña independiente tiene "una economía suficientemente potente que puede ser igualmente viable que Austria, Finlancia, Dinamarca o Portugal".

En la encrucijada

Bajo el título Catalonia at the Crossroads (Cataluña en la encrucijada), el presidente catalán explicó en la Universidad de Columbia que en el actual debate territorial español también tienen mucha importancia los conocidos valores estadounidenses del we (nosotros) y del dream (soñar). "Vuestro presidente, Obama, en su famoso discurso en Selma, dijo que la palabra más importante de la democracia es we. Vuestra Constitución empieza con Nosotros, el pueblo, y uno de vuestros himnos, con nosotros debemos superar los obstáculos", dijo. "Yes We Can fue como vuestro presidente os pidió el voto, y en Cataluña también creemos en el nosotros -aseguró-. Por esto, nosotros votaremos en septiembre y nosotros decidiremos nuestro propio futuro político como nación", se envalentonó Mas.

El presidente catalán, que no hizo mención a los numerosos casos de corrupción que afectan a Cataluña, a CiU y a la familia Pujol, presentó a Cataluña en Nueva York como un posible "buen vecino" y un "aliado confiable", como una nación con un "compromiso fuerte con un mundo pacífico" y con acciones contra el cambio climático, y como una "sede de estabilidad en términos de seguridad en el oeste del Mediterráneo".

Presentó a Cataluña en Nueva York como un posible "buen vecino" y un "aliado confiable", como una nación con un "compromiso fuerte con un mundo pacífico"

En un auditorio con unos 200 asistentes, la mayoría compuesto por personas de origen catalán o de otros puntos de España, Mas se remontó a los orígenes de Cataluña para subrayar los motivos por los que su Gobierno y una parte de la sociedad catalana reclaman un proceso de secesión. "Explicamos estas cosas porque estamos viendo que crear un nuevo estado, tal y como hicieron los padres de Estados Unidos al separarse de Inglaterra, requiere divulgar las causas por las que quiere separarse", consideró el dirigente en su mensaje, enteramente en inglés.

Mas recordó la antigüedad de la nación y de las instituciones catalanas -informó, por ejemplo, de que el Parlament se creó "al mismo tiempo, si no antes, que el Parlamento británico"-, y señaló todos los momentos en que el Estado español ha formulado intentos de "anular la cultura" de la región.

Periodos oscuros

El presidente catalán habló de la caída de Barcelona en 1714 y de la dictadura franquista como los periodos oscuros de la historia de Cataluña, y aseguró que tras una modélica transición española los catalanes se propusieron dos objetivos, "modernizar y europeizar" España y conseguir más autonomía, algo que "está lejos de ser conseguido". "España todavía es una democracia joven y tiene vestigios predemocráticos", dijo.

Mas fue presentado por Sala i Martin, quien comparó el proceso independentista catalán con la fábula de David y Goliat para recordar que el gigante no era "tan fuerte como se creía". "Y ahora David hará el discurso", bromeó a su llegada, después de que el economista y profesor en Columbia lo definiera como "astuto, valiente, inteligente" y como un dirigente que "conoce sus armas", como el héroe de la fábula.

El presidente catalán llegó anoche a la Gran Manzana en el que es su tercer viaje oficial a Estados Unidos, tras el primero en junio de 2012, a Boston y Nueva York, y el segundo, el pasado junio, a Carolina del Norte, del que tuvo que regresar antes de lo previsto para acudir a la proclamación de Felipe VI. Este jueves prevé visitar el Memorial dedicado a las víctimas del 11-S en el World Trace Center.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba