Nacional

La familia Pujol ha pagado ya dos millones del total de cinco que debe al Fisco

Una vez dado el paso de regularizar los fondos andorranos, Jordi Pujol se puso en contacto con el president Artur Mas para informarle de todo y para diseñar cuándo dimitiría su hijo Oriol del cargo en el partido y cuándo filtraría el expresident su comunicado de mea culpa.

El expresident de la Generalitat catalana, Jordi Pujol, junto a su mujer Marta Ferrusola.
El expresident de la Generalitat catalana, Jordi Pujol, junto a su mujer Marta Ferrusola. GTRES

Desde que el día 7 de julio el diario El Mundo destapara que un despechado exasesor jurídico de la banca andorrana amenazaba con dar nombres de clientes con cuentas ocultas, la familia Pujol ha corrido contra el reloj para diseñar la mejor estrategia para regularizar el dinero aflorado que llevaban ocultando más de treinta años. Fueron dieciocho días frenéticos para presentar declaraciones complementarias y eludir así el peligro de ser condenados por delito fiscal.

Siguiendo el consejo de sus asesores, los Pujol decidieron regularizar la situación con Hacienda, a la que ya habrían pagado dos millones de euros, según publica este domingoLa Vanguardia. Con un coste enorme, político y económico: por una parte, la mayoría de los miembros del clan no pudieron ya acogerse a las ventajas de la amnistía fiscal, que expiró el 30 de noviembre del 2012. Por si fuera poco, el Gobierno había aprobado otra norma que obligaba a declarar los bienes en el extranjero antes del 30 de abril del 2013. En caso contrario, los defraudadores no podrían acogerse a ninguna prescripción y a las cantidades descubiertas o declaradas fuera de plazo se les aplicaría el cálculo desde el periodo más antiguo posible.

En el caso de los Pujol, desde el año 2010, con una multa del 150% más intereses de demora, lo cual se traduce en que por cada millón de euros detectado, el pago final a Hacienda será de a 1,219 millones. Pese al coste, no cabía duda de que los Pujol estaban asomados al abismo: cualquier instancia judicial, en alguno de los procesos que implica al mayor de los hijos, Jordi Pujol Ferrusola, o en el curso de las inspecciones fiscales que afectan a otros miembros de la familia, podía descubrir el pastel y provocar la querella de la fiscalía.

Por todo ello, la esposa del político, Marta, y cuatro hijos, Oleguer, Pere, Marta y Mireia, cumplimentaron el pasado día 14 de julio los dos trámites, la declaración complementaria y la de bienes en el extranjero, que ascendían a más de 4 millones de euros. Ya han depositado prácticamente la mitad de la cuota defraudada, mientras que el resto, hasta más de 5 millones, queda pendiente de las gestiones de Hacienda.

Oriol Pujol, hasta hace poco más de una semana secretario general de CDC, no realizó esos trámites pues en el 2012 ya había retirado el dinero de su cuenta andorrana. En su lugar lo hizo Oleguer, quien, pese a acogerse a la amnistía fiscal, lo que no pudo hacer el resto de la familia no incluyó el dinero del BPA en su primera declaración.

Anuncio pactado con Mas

Una vez dado el paso, Jordi Pujol se puso en contacto con el president Artur Mas para informarle de lo que estaba haciendo para evitar las consecuencias penales. Asimismo, acordaron un día para que su hijo Oriol dimitiera del cargo en el partido y para que Pujol filtrara su comunicado de mea culpa, que finalmente veía la luz este viernes.

También se planeó una progresiva retirada del expresident de los actos públicos y sociales, con excusas vagas en unos casos, con más franqueza en otros, preparando un retiro que es completo desde el pasado viernes. Según sus allegados, ha salido de Barcelona.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba