Nacional

Mas cede ante ERC y adelanta las elecciones catalanas para salvar los presupuestos y la investigación del caso Pujol

El presidente catalán consigue la mano tendida de Oriol Junqueras para sacar adelante los presupuestos de 2015 -con una deuda superior a los 65.000 millones de euros- y, a su vez, pactar con los republicanos para que no fuercen la comisión de investigación contra el fraude fiscal declarado por Pujol. La fecha con las urnas será el 27 de septiembre. CiU y ERC concurrirán con listas diversas pero con una hoja de ruta compartida. 

El presidente de la Generalitat, Artur Mas.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas. EFE

Artur Mas escenificó anoche su perfil más pactista, en beneficio propio. El presidente catalán consigue la mano tendida de Oriol Junqueras, líder de ERC, para sacar adelante los presupuestos autonómicos de 2015 –con una deuda superior a los 65.000 millones de euros y sobrepasando el objetivo de déficit del 1%- y, a su vez, pactar con los republicanos que no fuercen la comisión de investigación contra el fraude fiscal declarado de Jordi Pujol

El pacto con Esquerra Republicana (ERC) para adelantar las elecciones catalanas al próximo 27 de septiembre sin poder de nuevo acabar con su legislatura beneficia al líder nacionalista convertido ahora al independentismo. Más que a él mismo, el adelanto electoral beneficia a CiU que logra con su mayoría relativa sacar adelante los presupuestos autonómicos, marcados por el aumento del gasto, de la deuda pública, de los impuestos y del incumplimiento del déficit. Así como de unos ingresos que no están asegurados por la venta de patrimonio y de 2.200 millones de “deuda histórica” que la Generalitat reclama al Gobierno central. 

Además, el presidente catalán consigue de Oriol Junqueras atenuar considerablemente en la comisión de investigación que debe impulsar el Parlament para comprobar de dónde logró el ex president Jordi Pujol, de CiU, los ingresos para poder defraudar a Hacienda durante más de veinte años. El acuerdo de adelanto electoral también se traduce en un pacto CiU-ERC para aliviar a Pujol de la comisión de investigación parlamentaria. 

El adelanto electoral confirma que los catalanes votarán tres veces en siete meses en un mismo año

El adelanto electoral confirma que los catalanes estarán llamados a las urnas en tres ocasiones en un período máximo de siete meses en un mismo año: municipales, autonómicas y generales en 2015. Todo un hito que confirma la pésima gestión económica y política de Artur Mas puesto que no ha agotado las dos últimas legislaturas. 

En Cataluña ya no gobierna Artur Mas. El mando del poder del ejecutivo autonómico está en manos de tres asociaciones civiles que defienden la independencia y que encabeza la Asamblea Nacional Catalana (ANC) liderada por Carme Forcadell y bajo la supervisión de Esquerra Republicana (ERC), que representa a una parte de los catalanes. Bajo este escenario, la teatralidad política de Artur Mas le ha llevado esta noche a romper son su guión y anunciar un día antes de lo previsto que adelanta las elecciones catalanas después del verano: serán el 27 de septiembre de 2015. 

Las elecciones no serán plebiscitarias en el sentido de que concurran sólo dos listas, sino que mantendrán el actual marco político del Parlament. Pero la diferencia con las anteriores elecciones autonómicas es que en esta ocasión las fuerzas políticas separatistas, si obtienen mayoría, se sentirán legitimadas para declarar abiertamente la independencia de Cataluña y desafiar al ordenamiento jurídico del Estado:la Constitucióny el Estatuto de Autonomía. 

Artur Mas defenderá la opción separatista y habrá que ver en los próximos meses si resiste o se rompe la federación CiU, en la que Convergència Democràtica defiende abiertamente pero sin explicar los pros y los contras de la secesión. 

La campaña electoral empezará el 11 de septiembre

Así las cosas, la campaña electoral comenzará el próximo 11 de septiembre, la Diada de Cataluña, fecha elegida por el president para proseguir con su camino hacia su deriva soberanista. Las elecciones serán de nuevo anticipadas con listas diversas en el Parlamento catalán. Aunque Mas en ningún momento ha calificado las elecciones de “plebiscitarias” sí ha defendido que él participará –se entiende que su federación, CiU, lo hará a favor de la independencia a la espera de ver qué hará Unió- para “construir la opción independentista”

“Se ha rehecho el pacto de unidad entre el Govern y las entidades soberanistas", dijo Mas

Serán las segundas elecciones en dos mandatos de gobierno de Artur Mas y que interrumpen ambas legislaturas. Todo un bagaje político muy cuestionado para el líder nacionalista de CiU. Las elecciones se celebrarán concurriendo varias fuerzas políticas, pero “en el que se pactarán una hoja de ruta independentista para las formaciones que defiendan la opción independentista”.

Mas alaba el “pacto soberanista”

“Se ha rehecho el pacto de unidad entre el Govern y las entidades soberanistas para garantizar el proceso político de Transición Nacional para llevarlo hasta la victoria, que es ganar”. Así ha justificado el president su anuncio de adelanto electoral, unido de pies y manos con ERC y con las entidades separatistas, que representan sólo a una parte de los 7,5 millones de catalanes. 

Avanzar en la “Transición Nacional”

“Habrá elecciones para que se pueda votar y para que se pueda avanzar en este proceso político de Transición Nacional para Cataluña y las elecciones serán este año 2015”, prosiguió Mas en una comparecencia solemne tras la reunión, a la que siguió otra aparte del líder de ERC, Oriol Junqueras. 

“Vamos a seguir en nuestra idea para culminar nuestras estructuras de Estado propio que serán básicas para conformar la base del futuro político de Cataluña. También impulsaremos en este sentido nuevas leyes. Además culminaremos una serie de leyes pendientes de trámite en el Parlamento catalán en varios ámbitos que incluyen la economía y el ámbito social”, añadió.

Mas desafía al Estado con una ley educativa propia

Artur Mas se atrevió, incluso, a desafiar de nuevo al ordenamiento jurídico del Estado al anunciar que impulsará una ley de Educación propia de Cataluña que “no dependa de la ley española, que consideramos impropia y que lesiona el modelo educativo catalán”.

“Vamos a seguir en nuestra idea para culminar nuestras estructuras de Estado propio", sostuvo Mas

Además, impulsará la Hacienda “propia” catalana y la disposición de una Seguridad Social “propia y al margen del Estado” para Cataluña.

La reunión de Mas y Oriol Junqueras con las entidades soberanistas para intentar desencallar el proceso finalizó pasadas las 19,30 horas. El encuentro entre el president, el líder de ERC, la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y l'Associació de Municipis perla Independència (AMI) duró más de cuatro horas. 

La presidenta de la ANC, Carme Forcadell; la de Òmnium, Muriel Casals, y el de la AMI, Josep Maria Vila d'Abadal –ex alcalde secesionista de Vic y ex dirigente de Unió-, llegaron juntos a la reunión, que se inició minutos después de las 15.00 horas. Cinco horas más tarde Artur Mas anunciaba un acuerdo que le posiciona claramente en defensa de la independencia y de incumplir su mandato como representante del Estado en Cataluña.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba