Nacional

Mas ordena redactar una 'Constitución' catalana para reactivar el independentismo

Ya no se trata del borrador de una hipotética “constitución catalana”: la Generalitat ha ordenado a Viver Pi-Sunyer que elabore un “proyecto de constitución catalana” para las autonómicas del 27-S.

Artur Mas ha ordenado elaborar un proyecto de Constitución catalana para antes de las elecciones del 27S.
Artur Mas ha ordenado elaborar un proyecto de Constitución catalana para antes de las elecciones del 27S. EFE

Es un paso más de la Generalitat en su enfrentamiento con el Estado: ya no se trata de un grupo de jueces o ciudadanos particulares que defienden la independencia de Cataluña rompiendo el actual marco competencial y la Constitución, sino que es el propio gobierno autonómico catalán el que, desde la Generalitat, ha ordenado a Viver Pi-Sunyer –quien, curiosamente, fue vicepresidente del Tribunal Constitucional- el redactado de tal texto normativo.

“Se desarrollará cuando ganemos las elecciones con una mayoría independentista"

“El objetivo es que para antes de que se celebren las elecciones del 27 de septiembre los catalanes con derecho a voto conozcan esta propuesta lanzada desde el gobierno catalán de CiU que, en una primera versión será provisional, pero que se desarrollará cuando ganemos las elecciones con una mayoría independentista”, según han confirmado a Vozpópuli en Barcelona fuentes de la Generalitat próximas a Pi-Sunyer.

CiU y ERC quieren que haya dos bandos en las autonómicas

De esta forma, ya no de palabra sino real, el Govern de Artur Mas prosigue e insiste en su idea de convertir las próximas elecciones autonómicas en unos comicios plebiscitarios por las fuerzas separatistas –CiU, ERC y la izquierda radical antisistema de las CUP- y en el que se enfrenten dos bloques políticos: los partidarios de romper a Cataluña del resto de España y los partidos constitucionalistas (PSC, PP y Ciudadanos).

Si ese texto se aprueba podría provocar la reacción del Gobierno central impugnándolo, aunque desde la Generalitat sólo se especifica que “se diseñará una constitución catalana sobre el papel y será provisional para que una vez se ganen las elecciones se someta a posterior ampliación y votación mediante un referéndum que se celebraría en 2016”. Todo ello sin contar ni con el resto de ciudadanos españoles, ni con el actual ordenamiento jurídico constitucional ni estatutario que impide que una parte del territorio nacional se separe de forma unilateral.

Un ordenamiento jurídico provisional

Según ha explicado Viver i Pi-Sunyer, antes de las elecciones del 27S quedará redactada una norma que sirva para que Cataluña "no haga un salto al vacío" y tenga ordenamiento jurídico "entre el día de la desconexión de España y el día de la aprobación de la constitución definitiva".

No se trata de redactar el proyecto de constitución catalana para una “Cataluña independiente”, sino "el proyecto de ley provisional constitucional"

Carles Viver Pi-Sunyer ha matizado que entre sus funciones no está la de redactar el proyecto de constitución catalana que debería regir una “Cataluña independiente”, sino elaborar "el proyecto de ley provisional constitucional". "La idea no es tener el proyecto definitivo, sino el provisional, lo que entrará en funcionamiento después de la desconexión, porque entre la proclamación de la independencia y la aprobación de la Constitución definitiva pueden pasar unos meses y no puede estar Cataluña sin una ley fundamental", según sus previsiones, que están avaladas por el gobierno catalán de CiU y sus socios independentistas de ERC.

"Se dé la seguridad a los que quieran votar a favor de la independencia que no es algo improvisado ni haremos un salto al vacío y que estará todo preparado, quizás no tanto como quisiéramos porque lo tenemos que hacer dentro de la legalidad existente, pero sí que todo estará listo en gran medida", ha precisado.

"Estos proyectos harán que todo esté a punto, pero los guardaremos en un cajón hasta el día de la desconexión"

En opinión de Viver i Pi-Sunyer y a pesar de que todas estas acciones vulneran claramente el marco jurídico actual y que le legitima tanto a él en el cargo de comisionado como al gobierno de la Generalitat ninguno de sus trabajos durante estos meses "podrá ser impugnado", porque la mayoría de textos legales y redactados que elaborará serán "proyectos que harán que todo esté a punto, pero los guardaremos en un cajón hasta el día de la desconexión".

De esta manera, el comisionado garantiza que no entrará en vigor ninguna medida de las preparadas que no esté "dentro de la legalidad vigente", es decir, el marco jurídico español y estatutario catalán, evitando así una posible impugnación.

Quieren crear una agencia de la Seguridad Social

"Las medidas que podremos implantar serán pocas, algunas sí, pero no extraordinariamente potentes. Podemos, por ejemplo, crear una agencia de la Seguridad Social, que unifique y coordine las competencias en este ámbito que ya tenemos en Bienestar, Sanidad y Empresa, y este será el embrión de la futura Seguridad Social. Esto no nos lo podrían impugnar porque son competencias que ya tenemos, pero lo prepararía todo para la futura Seguridad Social", ha declarado en Catalunya Ràdio.

El texto de constitución provisional que preparará para antes de las elecciones "regularía las mismas cosas que una Constitución, por lo que regulará los derechos y las instituciones, la nacionalidad, el régimen lingüístico, y se deberá establecer una cláusula muy clara de sucesión de ordenamientos que diga que después de la independencia se seguirá aplicando el ordenamiento legal estatal excepto en un listado de puntos concretos”.

Y añade Pi-Sunyer: “No podemos estar sin un código penal o un código civil y con el derecho internacional y europeo también, para decir que de todos los tratados internacionales los aplicaremos como derecho interno. Se trata de garantizar así que no haremos un salto al vacío".

Elaborará “propuestas del Estado catalán en Europa”

Viver i Pi-Sunyer también ha avanzado que redactará y tendrá listos para antes del 27S una serie de textos que supondrían las "propuestas de acuerdos para el Estado y Europa" con los que negociar "después de la desconexión".

"Debemos tener redactados los acuerdos y propuestas para España y para Europa, incluso en cosas que pueden parecer pueriles, como avisar a la UE que los ponemos como testigos de que queremos negociar y que estamos dispuestos a asumir los valores y principios de la UE", añadiendo que también redactará un texto para "la primera fase donde lo que vamos a hacer es pedir la ingreso en la UE".

"El trabajo que tenemos que hacer es esta concretar con las medidas éstas para poder tenerlas tan preparadas que no hacemos un salto al vacío", ha insistido.

“Las elecciones deben tener una lectura internacional”

Ante las elecciones de septiembre, el comisionado tiene muy claro que para garantizar una lectura "plebiscitaria" de los resultados, sobre todo a nivel internacional, es necesario que los programas de los partidos que quieran la independencia queden bien marcados por esta cuestión.

En ese punto, concretó que “las opciones a favor de la independencia deben poner de manera muy clara y el máximo común posible un par o tres de principios, y a poder ser redactados de la misma manera, para decir que si se le vota iniciará el proceso para la independencia y que quede muy claro que éste es el punto fundamental”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba