Nacional

Artur Mas se quita la careta: CDC defenderá la secesión en su programa para el 27 de septiembre

Ya no valen las medias tintas. En plena campaña electoral, Convergència Democràtica (CDC), el partido que fundó Jordi Pujol y que ahora preside Artur Mas ya no será únicamente nacionalista, sino que defiende la secesión de Cataluña.

El president de la Generalitat, Artur Mas
El president de la Generalitat, Artur Mas GTRES

La campaña electoral en Cataluña comenzó el pasado mes de enero cuando Artur Mas, de la mano de sus aliados independentistas de ERC, anunció que adelantaría las elecciones autonómicas al 27 de septiembre. Lo que no dijo entonces el presidente catalán es si la federación nacionalista CiU defendería abiertamente la independencia de Cataluña en su programa electoral.

Pues bien, desde Convergència Democrática ya han confirmado que “en el programa se hablará abiertamente de defender la independencia de Cataluña”, han asegurado a Vozpópuli desde el partido más soberanista de la federación catalana.

Así también lo expresa el coordinador de Convergència, Josep Rull, quien ya no se define “como nacionalista” sino “como un firme defensor de la independencia”. Este posicionamiento tan claro a favor de la independencia es novedoso, puesto que en las anteriores elecciones autonómicas de 2012 -en las que Artur Mas y CiU perdieron 12 diputados- no se mencionaba en ningún caso la palabra “independencia” en el programa electoral con el que concurrieron a los comicios catalanes.

Josep Rull ya no se define "como nacionalista" sino "como un firme defensor de la independencia"

CDC quiere convencer a Unió de la secesión

“En los próximos meses desde CDC se abrirá un diálogo para convencer a nuestros socios de Unió que la independencia es el único camino posible para mejorar la vida de los catalanes”, sostienen desde Convergència. Y añaden a este diario: "Vamos a presentarnos con un programa claro, explícito y diáfano a favor de la independencia".

El número dos de la federación nacionalista CiU ha garantizado que “si gana la opción de la independencia en las elecciones de septiembre” una vez celebrados los comicios que legalmente son autonómicos gestionaran "los vínculos de primer orden" que tienen Cataluña y el resto de España. "Somos un partido nacionalista que trabaja por la independencia", ha sentenciado.

Unió sólo contempla la confederación en su ideario

A pesar de que desde CDC se confía en que los militantes democristianos de Unió -que encabeza Josep Antoni Duran Lleida, quien no defiende la independencia- acaben “convencidos”, esperan que no se produzca la ruptura de CiU por esta cuestión. Aunque fuentes de Unió aseguran a Vozpopuli que “la opción de la independencia no está contemplada en los estatutos de la formación, pero sí la confederación en España, con lo que deberán ser los militantes de Unió los que decidan si aceptan o no esta opción”.

En el programa electoral de CiU para las autonómicas de 2012, donde Mas perdió 12 diputados, no se mencionaba la palabra "independencia"

La estrategia de CDC es clara: convertir las elecciones autonómicas en plebiscitarias donde los catalanes voten por “dos bandos”: los constitucionalistas y los secesionistas, una opción que no es legal y que no se contempla en el actual marco jurídico español.

CiU seguirá “construyendo” el estado catalán en la sombra

Josep Rull apoya que las elecciones se utilizarán como referéndum, después de que el Estado español “impidiera realizarlo”, y aseguró que la lista de su partido llevará “explícitamente” en su programa la petición de independencia. “Estas elecciones intentan ser el referéndum que no nos dejaron hacer. Les damos todo el carácter plebiscitario”, dijo.

Si CiU y ERC logran mayoría absoluta pondrán en marcha todas las estructuras del Estado catalán, una especia de “estado” catalán en la sombra jurídica al margen del Estatuto y la Constitución, así como elaborar una constitución catalana que las ampare para luego convocar un referendum para votar la hipotética constitución catalana en unos nuevos comicios que se celebrarán en 2016.

Y todo ello sin tener en cuenta, desde el ideario nacionalista, las elecciones generales que se celebrarán a finales de este año. CiU descarta una declaración unilateral de independencia del Parlament tras las elecciones, ya que “ratificando la constitución del nuevo Estado se estará ratificando el Estado”. ERC yla CUPapoyan la declaración unilateral secesionista.

Por su parte, el secretario general de Unió, Ramon Espadaler, ha confirmado que Unió dejará para después de las municipales de mayo el debate interno sobre si abrazan la independencia o no en el programa electoral definitivo de CiU. Hasta el 27 de septiembre, los nacionalistas de CiU consolidarán con leyes propias estructuras de Estado pendientes; ampliar la mayoría de catalanes por la independencia; explicar la viabilidad del proceso soberanista y presionar a la comunidad internacional reiterando las “bondades” de la secesión sin explicar las inciertas consecuencias económicas y sociales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba