POLÉMICA JUDICIAL EN LA AUDIENCIA NACIONAL

El acusado de blanquear con 'bitcoins' asegura ser víctima de un nuevo Guantánamo

Arthur Budovsky aprovecha la vista celebrada en la Audiencia Nacional para decidir sobre su extradición a EEUU para presentarse como víctima de una supuesta 'caza de brujas' emprendida por Washington contra ciudadanos de origen ruso por el caso Snowden.

Momento de la vista que se lleva a cabo en la Audiencia Nacional para estudiar si se extradita a Arthur Budovsky a EEUU
Momento de la vista que se lleva a cabo en la Audiencia Nacional para estudiar si se extradita a Arthur Budovsky a EEUU Efe

Guantánamo, Julian Assange y Edward Snowden. La vista celebrada este lunes en la Audiencia Nacional para decidir si España extradita a EEUU a Arthur Budovsky, acusado de blanquear millones de dólares a través de su 'ciberbanco' Liberty Reserve y la moneda virtual 'bitcoins', terminó siendo todo una alegato contra la justicia universal que intentan aplicar las autoridades de Washington más allá de sus fronteras con referencias más o menos explícitas a algunos de los escándalos más mediáticos de los últimos años. El propio Budovsky, que fue detenido en el aeropuerto de Barajas en mayo de 2013 cuando iba en tránsito hacia Costa Rica, aprovechó su derecho a la última palabra para leer en inglés una larga declaración en la que se presentó como víctima de un auténtica 'caza de brujas' contra ciudadanos rusos, (él es de origen ucraniano, tuvo la nacionalidad estadounidense y ahora es costarricense) y aseguró que el proceso abierto contra él sólo busca "proteger el monopolio americano en las plataformas de transferencias" económicas por internet.

El 'ciberbanquero' acusa a EEUU de haber utilizado su detención para apropiarse de datos de 800.000 clientes de su empresa y de más de 40 millones de transacciones hechas a través de ella.

Budovsky, al que las autoridades de Estados Unidos pretende juzgar por el supuesto blanqueo de 6.000 millones de dólares (4.600 millones de euros) supuestamente procedentes de delincuentes de todo el mundo a través de la moneda virtual, se presentó ante el tribunal como un técnico informático que simplemente creó el software que permitía a los clientes de Liberty Reserve, el banco 'online' con sede en Costa Rica que dirigía, transferir de manera casi instantánea sus fondos de un extremo a otro del mundo. Ante las acusaciones de haber sido consciente de las supuestas operaciones de lavado de fondos que presuntamente se realizaban a través de su empresa, Budovsky insistió que siempre quesu empresa tenía "tolerancia cero" con este tipo de actividades y que cuando detectaban algún movimiento sospechoso colaboraban con las autoridades de los países a los que les afectaba. Entre estas autoridades, el 'ciberbanquero' señaló a dos estadounidenses: el FBI y el servicio secreto de EEUU, que son los que terminaron poniéndole en busca y captura y, con ello, propiciando su detención en España. "El problema surgió porque nos pidieron el código base de nuestro programa informático y no se lo dimos. Es como si a Coca-Cola se piden su receta", destacó.

En su defensa, Budovsky llegó a acusar a Estados Unidos de haber iniciado un "procedimiento malicioso" contra él que le ha permitido conseguir de modo irregular datos de "los más de 800.000 usuarios de Liberty Reserve y de 400 millones de transacciones que estos habían realizado", y relacionó de modo implícito este hecho con el reciente escándalo de espionaje masivo destapado por el exanalista de la CIA Edward Snowden. El ciudadano costarricense también señaló que el hecho de que en su momento hubiera renunciado a la nacionalidad estadounidense se había puesto en su contra, al ser considerado ya como "un traidor con reputación casi de terrorista" para Washington.

"Mala fe procesal"

Esa misma línea argumental es la que mantuvo su abogado defensor en su exposición ante el tribunal. Gonzalo Boye recalcó, además, que las autoridades de EEUU no habían aportado a Madrid los datos concretos de los supuestos delincuentes que habían utilizado Liberty Reserve para blanquear dinero ni de las transacciones que habían realizado. "Sólo han aportados sospechas, convencimientos policiales, pero ni un solo indicio", recalcó. De hecho, acusó a la Fiscalía de Nueva York, que es la que inició el procedimiento contra Budovsky en 2011, de "mala fe procesal" y de haber esperado a que Budovsky estuviera de tránsito en España para solicitar su detención al considerar nuestro territorio una "jurisdicción de conveniencia" para sus intereses.

El letrado, que detalló más de una quincena de supuestas irregularidades cometidas por las autoridades de Washington en este caso, también recordó que las autoridades de EEUU están pidiendo una extradición en función del acuerdo bilateral de colaboración cuando ellas no están colaborando con la Justicia española en otras causas abiertas, entre las que mencionó la muerte en Irak del cámara de Tele5 José Couso. Además, recalcó que para pedir la entrega de su cliente, Washington había esgrimido la llamada "Ley Patriótica", que tachó de "aberración jurídica" al haber propiciado la existencia de Guantánamo y los 'pinchazos' masivos destapados por Snowden. Pese a ello, la Fiscalía insistió ayer en pedir que la Audiencia Nacional autorizase la extradición de Budovsky.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba