POLÉMICA ORDEN INTERNA

Interior ordena a los guardias civiles buscar 'patrocinios' para recuperar el 'todo por la patria'

Una orden interna de la Comandancia de Madrid faculta a los jefes de puesto a plantear a los ayuntamientos colaborar económicamente para reponer la inscripción en los cuarteles donde haya desaparecido "con el paso del tiempo".

Cartel del 'todo por la patria' a las puertas de un acuartelamiento de la Guardia Civil
Cartel del 'todo por la patria' a las puertas de un acuartelamiento de la Guardia Civil DAN TAYLOR (CC VIA FLICKR)

La Guardia Civil no quiere que el célebre 'Todo por la patria' desaparezca de sus cuarteles por culpa de la crisis. Por ello, una orden interna faculta a los comandantes de los puestos donde la célebre inscripción haya desaparecido o esté a punto de hacerlo por culpa del "paso de tiempo" a plantear a los ayuntamientos donde estén los edificios a "colaborar en la recuperación" de las mismas. Un escrito de la Comandancia de Madrid, al que ha tenido aceso Vozpópuli, detalla que en caso de lograr el apoyo económico de los consistorio se realice "un sencillo acto de inauguración y agradecimiento". La orden ha provocado ya las protestas de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), la mayoritaria entre los agentes, que enmarca esta iniciativa como un paso más dentro de lo que denuncian como "militarización encubierta" del Instituto armado.

La asociación mayoritaria de agentes denuncia que las nuevas instrucciones buscan una mayor 'militarización' de la Guardia Civil

De hecho, el escrito recoge también la obligación de instaurar una ceremonia de izado de bandera que en el caso de los puestos principales será diario y se realizará "con la mayor solemnidad y dignidad" para lo cual determina que los agentes deberá ponerse "en posición de firmes y con el saludo reglamentario". Una orden que afectará incluso a los ciudadanos que en el momento en el que se desarrolle la ceremonia se encuentre dentro del acuartelamiento, ya que se les "invitará" a guardar "el debido silencio y respeto". Dicho acto se acompañará además con el himno nacional a toque de corneta en aquellas fechas que "a juicio del comandante de puesto sean propicias y oportunas" como "festividades municipales, acontecimientos importantes, donación de una bandera a la Unidad, entrega de premios, a petición de ciudadanos etc".

El escrito, fechado el pasado 26 de marzo, incluye las normas en el apartado de "mando, disciplina y régimen interior" y justifica su puesta en marcha en una orden ministerial de septiembre de 2012 y en una orden general del mismo año. En concreto, la recuperación del cartel de 'Todo por la patria', que se extiende también a la inscripción de "el honor ha de ser la principal divisa del Guardia Civil", se justifican en que ambos forman "parte de la imagen propia del Cuerpo" y que, por tanto, es necesario "recuperar su presencia". La instrucción se basa en el artículo 3.1 de una orden ministerial de 2012 que recalcaba que "en la entrada principal" de todas las instalaciones del Instituto armado, "en lugar bien visible, y junto al emblema de la Guardia Civil, figurará el lema 'Todo por la Patria'". "Del mismo modo, también en lugar destacado, figurará el texto de la Cartilla Fundacional que hace referencia al honor como principal divisa de los guardias civiles", añadía.

A las ocho de la mañana

Las instrucciones sobre el izado de bandera proceden de otro texto legal. En concreto, de una orden general interna del cuerpo en el que se detalla que en los "puestos principales" se izará la bandera todos los días a las ocho de la mañana y se arriará "según la hora señalada" sin especificar cuál es esta. Este horario será también de aplicación para los "puestos no principales", aunque éstos sólo deberán realizar la operación una vez al mes: se descenderá el último día de mes para volver a subirla al mástil al día siguiente. El resto de los días "ondeará las 24 horas", recalca el documento interno.

Los ciudadanos que estén dentro del cuartel en el momento de izar o arriar la bandera serán "invitados" a guardar "el debido silencio y respeto"

La Guardia Civil determina también de modo claro cómo se debe realizar la ceremonia. Así, se hará "con la mayor solemnidad y dignidad" por dos guardias civiles designados por el jefe del acuartelamiento. Ambos irán sin el tricornio y portarán la baqndera "doblada encima de una bandeja o similar". Además, en los instantes previos al inicio del izado o arriado de la misma se "anunciará en voz alta en el interior de las dependencias el acto" al grito de "guardias civiles, bandera". En ese instante los agentes "presentes guardarán el debido respeto durante el acto".

Sólo entonces, los dos agentes encargados de la ceremonia "se dirigirán al mástil y procederán en posición de firmes y en silencio" a izar o arriar la bandera. El agente "más caracterizado" de ambos será, de heho, el que realice esa labor mientras se segundo será "el portador". "Todo el personal que se encuentre en el exterior presenciará el acto en posición de firmes y con el saludo reglamentario", detalla el escrito, que añade que los que estén dentro de edificio simplemente deberán guardar "el debido silencio y respeto". Una actitud que invitarán a seguir "a los ciudadanos, si hubiese presentes".

La orden, que empieza a aplicarse este martes, 1 de abril, ha incluido la remisión de un documento adjunto sonoro en el que se incluye "la versión de corneta" de la primera parte del himno nacional para ser utilizado en las fechas "propicias y oportunas", días en los que se podrá invitar "a participar a autoridades o ciudadanos" para darle "mayor difusión". La instrucción también determina que los días de luto nacional o aquellas jornadas que determine el municipio donde se encuentre el acuartelamiento, la bandera deberá permanecer "a media asta".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba