EL FIN DE LA VIOLENCIA TERRORISTA EN EL PAÍS VASCO

La izquierda abertzale se reúne en secreto con partidos y sindicatos para 'rescatar' a Otegi

La abogada Arantza Zulueta y dos expresos de ETA mantuvieron discretos encuentros con representantes de otras formaciones políticas y asociaciones vascas para reclamarles muestras públicas de apoyo a su encarcelado líder, incluidas visitas a la prisión. 

Movimientos entre bambalinas en el escenario político vasco. La izquierda abertzale ha mantenido en los últimos meses diversos encuentros secretos con representantes de una buena parte de los partidos políticos y agentes sociales de Euskadi con un objetivo muy claro: conseguir que dirigentes de estos últimos den muestras públicas de apoyo a Arnaldo Otegi, encarcelado desde 2009 por colaboración con la banda armada. A la cabeza de dichas gestiones, la abogada Arantza Zulueta y dos ex presos de ETA, Kandido Zubikarai y Mikel Sarasketa. Las actas de dichas reuniones levantadas por los abertzale muestran la fría acogida que sus propuestas tuvieron entre la mayor parte de sus interlocutores, según revelaron a este diario fuentes conocedoras de dichos documentos.

La izquierda abertzale recoge en las actas que levantó de aquellas reuniones que la mayor parte de sus interlocutores acogieron con frialdad su propuesta

Siempre según dichas actas, los discretos encuentros se celebraron entre el 11 y el 18 de octubre del año pasado, en plena campaña electoral de las elecciones autonómicas vascas en las que la izquierda abertzale se convirtió en la segunda fuerza más votada, sólo por detrás del PNV. En todas estas reuniones secretas participó Arantza Zulueta, que es la única cuyo nombre se repite sistemáticamente en los documentos levantados al término de los mismos. Junto a ella, y como representantes de la izquierda abertzale, aparecían en algunas ocasiones la de los dos antiguos terroristas, Zubikarai, que pasó 22 años presos por haber dado cobertura al 'comando Eibar' a finales de los 80 y que había sido excarcelado sólo doce meses antes de dichas reuniones, y Sarasketa, puesto en libertad en 1999 por "motivos humanitarios" por el entonces ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja.

Frente a ellos, la relación de interlocutores también incluye otros nombres conocidos de la política vasca e, incluso, algún máximo dirigente. Así, el 11 de octubre, el primer día en el que se mantuvieron encuentros, se celebraron sendas reuniones con el sindicato nacionalista ELA y con Lokarri, el movimiento ciudadano promotor de los acuerdos de Aiete que sirvieron de 'pista de aterrizaje' al anuncio de ETA del fin de la violencia terrorista. Por parte del sindicato, los participantes fueron Xabier Anza y Patxi Arrizabalaga, secretarios de Formación y de Comunicación de su Ejecutiva respectivamente. Por Lokarri, su coordinador, Paul Ríos, y dos personas más que no aparecen identificados en las actas. Al día siguiente, 12 de octubre, Arantza Zulueta se encontró con representantes de Aralar, aunque el documento que recoge lo tratado no los identifica.

El hombre de la paz del lehendakari López

Los encuentros de reanudaron el 15 de octubre, con uno con Pello Urizar, máximo representante de Eusko Alkartasuna (EA). Dos días después, se celebraba la reunión con el PSE. Zulueta anotó como interlocutores del partido que aún estaba en el poder en el País Vasco a Jesús Loza y Alfonso Gil. El primero era entonces el Comisionado para la Convivencia nombrado pocos meses antes por el entonces lehendakari Patxi López para abordar el fin del terrorismo y sus consecuencias. El segundo es el líder del PSE en BIlbao y marido de la entonces consejera del Ejecutivo autonómico, Idoia Mendía. Al día siguiente, la reunión era con Alternatiba, la escisión de Ezker Batua (la marca de IU en el País Vasco) que ha concurrido a las últimas elecciones bajo el paragüas de Bildu y Amaiur. Sus representantes fueron su máximo dirigente, Oskar Matute, y la portavoz, Amaia Aguirresarobe. Según las fuentes consultadas, también existe un acta de un encuentro con dirigentes del PNV, aunque este diario no pudo confirmar los detalles sobre la fecha ni los protagonistas del mismo.

Por parte del PSE, asistieron Jesús Loza, entonces Comisionado para la Convivencia del lehendaki Patxi Lopez, y el dirigente bilbaíno Alfonso Gil

Menos enigmático son los temas abordados en los encuentros ya que en todos ellos los representantes de la izquierda abertzale pusieron sobre la mesa los mismos temas: la necesidad de plantear una propuesta común para acabar con la dispersión de los presos de ETA y conseguir la excarcelación de los gravemente enfermos y, sobre todo, dar muestras de apoyo a Arnaldo Otegi. ¿Cómo? Con visitas a la cárcel de Logroño, donde se encuentra recluido, y posteriores declaraciones a los medios de comunicación reconocimientos éstas y pidiendo su excarcelación para avanzar en el proceso de paz. Algunas de las organizaciones con las que se entrevistaron, entre ellas EA y Alternatiba, los partidos con los que han ido coaligados a los últimos comicios, mostraron su disposición a hacerlo. No así otros partidos contactados. PNV y PSE, por ejemplo, se limitaron a tomar nota de la propuesta, pero sin comprometerse a nada, según recogen las propias actas de la izquierda abertzale.

Un movimiento fallido que, según observadores de la actual situación que se vive en Euskadi, muestra la preocupación existente en el seno de la actual Sortu por el estancamiento del proceso que se abrió con el anuncio de ETA del fin de sus atentados de octubre de 2011. "Otegi ha sufrido un bajón de su capacidad de liderazgo tanto en la izquierda abertzale como en ETA y en el propio colectivo de presos de la organización [el EPPK, en sus siglas en euskera], y quieren recuperarlo", señalan estas fuentes. De hecho, su reciente nombramiento como secretario general de Sortu, pese a estar encarcelado, es una demostración de este intento de apuntalar su capacidad de influencia en ETA y su entorno, señalan estas fuentes. Una circunstancia que desde la izquierda abertzale se considera clave ahora que el comité de verificación formado por personalidades internacionales ha dado muestras de inoperancia para hacer avanzar el proceso y la dirección de la banda ha sido expulsada de Noruega, donde esperaban reunirse con el Gobierno español, sin haber tenido ni un solo contacto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba