LA OPERACIÓN EMPERADOR

Los ricos de la red de Gao Ping se defienden: "No hemos ganado un euro con los chinos"

Empresarios imputados en la 'Operación Emperador' niegan las acusaciones de blanqueo. "Todo es pura ficción", asegura a Vozpópuli uno de ellos. El juez mantuvo ayer los cargos contra los dos primeros en declarar. Esta semana están citados otros 13.

Acusados de los delitos de blanqueo y contra la Hacienda pública, los adinerados 'clientes' de la mafia china comenzaron ayer a desfilar ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, Fernando Andreu, para explicar su relación con la trama de lavado de dinero relacionada por Gao Ping. Los dos primeros, los empresarios Antonio Banús Ferré y Enrique Ortega Cedrón, negaron ante el magistrado cualquier relación con la red, pese a lo cual éste decidió mantener las acusaciones contra ellos. No serán los únicos. Vozpópuli ha contactado en las últimas horas con varios de los primeros quince imputados. Algunos han declinado responder. Otros, ni siquiera han atendido las llamadas de este medio. Sin embargo, algunos, como el exbanquero Enrique Lasarte, sí han contestado a las preguntas de este diario. "Todo es pura ficción", ha asegurado tajante en conversación telefónica antes de recalcar que él no ha ganado "ni un euro ni con los chinos ni con los japoneses". Lasarte acudirá a la Audiencia Nacional el próximo jueves.

Un abogado y empresario imputado asegura que la aparición de su nombre en el sumario es culpa de un cliente de su bufete "al que también le implican en este tema" 

Ayer, el primero en declarar fue Enrique Ortega, "un profesional del derecho" como se definió en conversación con este diario, que presuntamente mantuvo un vínculo con la organización a través de uno de los presuntos captadores de la red, Vicente Gregorio Abelló, sobrino del financiero Juan Abelló. La identificación de Ortega, cuyo nombre aparece ligado en el registro mercantil a 14 sociedades, fue posible gracias al envío de documentación para el blanqueo realizado desde el fax de una de sus empresas, Licitor SA. La Policía detectó dos supuestas entregas de 100.000 euros cada una a este empresario en 2012, una de abril y la segunda en julio. Los posteriores pinchazos telefónicos detectaron supuestamente una inusitada actividad 'blanqueadora' de este abogado, lo que llevó a la Policía a plasmar en uno de sus informes sus sospechas de que hubiera dejado de ser un simple cliente para ser un "intermediario" dispuesto a facilitar a clientes de su bufete el contacto con la trama.

Ayer, sin embargo, en su declaración ante el juez negó todas las acusaciones y únicamente reconoció que es titular de una cuenta en Suiza, "algo que es absolutamente legal", recalcó a este diario. La Policía sospecha que desde este depósito en el país centroeuropeo, Ortega supuestamente enviaba dinero a cuentas en China y, tras pagar a la red una comisión del 2%, él recibía ese dinero en metálico en España sin tener que declararlo al fisco. "No tengo nada que ver con ninguna trama", aseguraba a este diario poco después de declarar e insistía que "no conozco a nadie de la mafia china". El abogado mostraba su convencimiento de que, pese a la decisión del juez de mantenerle la imputación y fijar para él la obligación de presentarse ante él una vez al mes, "a lo largo del proceso de va a dilucidar que no tengo nada que ver". Ortega incluso apuntaba que la aparición de su nombre en el sumario es culpa de "un cliente [de su bufete] al que también le implican en este tema".

El silencio de Banús y las familiares del Rey

El segundo empresario que declaró ayer ante el juez, Antonio Banús, sobrino del famoso promotor inmobiliario del mismo nombre que dio nombre al famoso puerto deportivo de Marbella, se negó a responder a las preguntas de este diario. "No estoy dispuesto a hablar", espetó a un redactor de este diario antes de colgar el teléfono. Poco antes había reconocido al juez Andreu que él también tenía cuentas suizas e, incluso, que se había acogido a la polémica amnistía fiscal. Sin embargo, negó tener ninguna relación con miembros de la mafia china pese a que durante las investigaciones la Policía grabó uno de los encuentros en los que supuestamente una integrante de la trama, la israelí Malka Mamman, alias La Sobrina, le entregaba 100.000 euros en un hotel de lujo de la capital. Banús, del que los informes policiales presentes en la causa recalcan que está presente en los órganos directivos de 28 empresas, era uno de los clientes VIP de la trama, con cuyo jefe, el ciudadano belga Francoise Leiser, presuntamente cerraba los tratos directamente.

Dos de las familiares del rey alegan problemas de salud para no declarar hoy en la Audiencia Nacional. El juez va a enviar a un médico forense para que certifique si están realmente enfermas

Para hoy, estaba previsto que declaren las tres mujeres emparentadas con la Familia Real, aunque finalmente lo hará sólo una ya que las otras dos, María Inmaculada Borbón y Dos Sicilias Lubormirska y su hermana María Margarita, han excusado su presencia en la Audiencia Nacional por problemas de salud. El juez ha ordenado que un médico forense certifique la existencia real de éstos achaques. Este diario intentó ponerse telefónicamente en contacto con la hija de la primera de ellas, María Ilia García de Sáez Borbón Dos Sicilias, también imputada a la causa, pero no respondió ni a las llamadas ni a los mensajes. En el sumario aparece una conversación del 16 de abril de 2012 en la que esta mujer acuerda presuntamente la entrega de una cantidad de dinero en la casa que su madre ocupa en la elitista urbanización de La Moraleja, de Madrid.

Otro de los personajes conocidos que tendrá que pasar por la Audiencia Nacional en los próximos días es el exbanquero Enrique Lasarte, quien lo hará el jueves. El financiero. a quien la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía considera cliente y posible intermediario de una de las redes de blanqueo de la que se valía la mafia china de Gao Ping, manifestó ayer a este diario que las acusaciones contra él son "pura ficción". "La realidad no se parece en nada a lo que cuenta la Policía en sus informes", asegura antes de cargar contra los responsables policiales de las pesquisas por llenar sus escritos de lo que él califica de "insinuaciones". El que fuera expresidente del Banco de Vitoria, exconsejero y vocal de la comisión ejecutiva de Antena 3 Televisión y exconsejero delegado de Banesto con Mario Conde al frente de esta entidad, aseguró que él no tiene ninguna cuenta en Suiza "ni en ningún otro sitio" y que "jamás" ha intermediado en temas de blanqueo. "No he ganado ni un euro ni con los chinos ni con los japoneses", añadió con ironía.

Lasarte sí reconoció tener tratos con Malka Mamman, pieza clave de la trama, aunque aseguró a este diario que no fue para lavar dinero ni para él "ni para otros", sino "para otros temas". El pasado mes de diciembre, el exbanquero ya defendió ante este diario que "el dinero al que se refieren las grabaciones policiales tiene que ver en realidad con una deuda que un amigo tenía contraída conmigo desde hace tiempo. Cuando alguien, esa señora en concreto, me ofrece la posibilidad de cobrarla mediante esa operación yo digo que sí, porque son tiempos difíciles para todos y francamente necesitaba el dinero. Eso es todo. Y mi preocupación es lógica precisamente por lo atípico del método”. Lasarte reconoce que Malka Maman “me preguntó si conocía a gente que tuviera interés en mover dinero, a lo que respondí que no. Ni he ayudado a nadie a traer dinero a España, ni he cobrado comisión alguna”. El jueves tendrá oportunidad de contárselo en persona al juez Andreu.

UN FALLECIDO, UN NOBLE Y OTROS IMPLICADOS

La lista de los primeros quince acaudalados personajes que deberán comparecer antes del próximo lunes en la Audiencia Nacional para declarar ante el juez Andreu se completa con varios nombres de empresarios desconocidos y otros ligados a la nobleza e, incluso, a las revista del corazón. Ese es el caso José Torrontegui Fierro, hijo de la célebre Cuqui Fierro, y que pese a haber fallecido hace más de un año ha sido convocado por el magistrado a declarar el próximo viernes, Ese mismo día acudirá también su hijo, José Leandro Torrontegui Cue, también imputado.

Francisco de Borja Otero y Zuleta de los Reales, Marqués de Revilla y empresario conservero, es otro de los citados. Los investigadores no solo lo consideran uno de los receptores de dinero en efectivo de la red, “sino sobre todo un auténtico socio de Isaac Cohen Bengio [uno de los miembros de la trama] para el desarrollo de sus actividades delictivas”. Parecido rol adjudica la Policía a otros tres empresarios llamados a declarar esta semana: José Velasco Meseguer, Santiago Calle Quirós y José Antonio Gil González. Este último tiene la sede de su empresa justo al lado de la sede del PP, en la madrileña calle de Génova. Además, prestarán declaración tres personas más a los que los agentes califican en sus informes como"clientes habituales"; Ignacio Miguel Bernar Elorza y las hermanas María Mercedes e Inmaculada Gómez Arbex


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba