ALERTA POLICIAL

Interior estudia enviar antidisturbios a Cataluña ante el temor de altercados a partir del lunes

El departamento de Jorge Fernández Díaz teme que la firma de la convocatoria de la consulta del 9-N dispare la conflictividad en las calles de Barcelona. Ya desplazó a 250 agentes a la pasada Diada para proteger edificios oficiales dependientes del Gobierno de Madrid.

Imagen de archivo de agentes antidisturbios de la Policía en una actuación en Madrid.
Imagen de archivo de agentes antidisturbios de la Policía en una actuación en Madrid. EFE

El Ministerio del Interior tiene marcado en rojo el lunes 22 de septiembre. Ese día el presidente de la Generalitat, Artur Mas, firmará previsiblemente el decreto de convocatoria de la polémica consulta soberanista del 9 de noviembre. Los expertos policiales temen que precisamente a partir de esa jornada se inicie una escalada de la conflictividad en las calles de esta comunidad autónoma. Por ello, el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz estudia ya el envió de varios grupos de las Unidades de Intervención Policial (UIP, los conocidos popularmente como antidisturbios) para asegurar la seguridad de los edificios oficiales dependientes del Gobierno de Madrid ante posibles altercados violentos, según han confirmado a Vozpópuli altos cargos de Interior. No es la primera vez que se hace. Durante la pasada semana, ya fueron enviados a Cataluña 250 agentes con idéntico fin coincidiendo con la celebración de la Diada.

Fernández Díaz ya envió antidisturbios a Barcelona con motivo de la Diada en previsión de ataques a edificios dependentes de Madrid

Entonces, Interior desplegó en Barcelona cinco grupos de las UIP en apoyo de los tres grupos de antidisturbios (150 policías) que de manera permanente están destinados en Cataluña, donde las competencias en seguridad ciudadana son exclusividad de los Mossos d'Esquadra. En total, aquel día hubo en la capital catalana cerca de 400 agentes que habían llegado de manera discreta y escalonada a lo largo de los días anteriores. El departamento de Fernández Díaz intentó que el despliegue pasase inadvertido y optó por alojar a los antidisturbios en localidades de los alrededores de la Ciudad Condal para evitar, precisamente, que la presencia en las calles barcelonesas de las numerosas furgonetas con emblemas del Cuerpo Nacional de Policía utilizados para su traslado provocase algún episodio de tensión. Además, se buscaron aparcamientos para que dichos vehículos quedasen fuera de la vista de los ciudadanos durante el tiempo que permanecieron desplegados. 

Ahora, el plan de Interior es muy similar aunque según las fuentes policiales consultadas, aún no se ha decidido qué número de agentes serán trasladados ni qué unidades concretas van a ser desplazadas a Barcelona. Lo único que sí está claro es cuál será su principal misión: proteger las dependencias de organismos oficiales dependientes de Madrid, a los que se considera potencial objetivo del ataque de radicales independentistas. Entre estos edificios se encuentran la propia comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Barcelona, así como la sede de la Delegación del Gobierno y otras "infraestructuras críticas". Los altos cargos de Interior consultados destacan que en función de cómo se desarrollen los siguientes días, y si se cumplen los temores, el dispositivo puede ser reforzado con nuevas unidades. De hecho, el Cuerpo Nacional de Policía tiene desplegados otros dos grupos (100 agentes) en la frontera con Francia dentro del plan contra la delincuencia itinerante que pueden viajar rápidamente a Barcelona si fuera necesario.

El antecedente de mayo

El envío de agentes antidistrubios a Barcelona se ha terminado convirtiendo en los últimos meses en una práctica casi habitual. Así, el pasado mes de mayo, y con motivo de los graves altercados violentos registrados en la capital catalana por el desalojo y posterior derribo del centro Can ViesInterior ya envió con carácter de urgencia a cerca de 200 antidisturbios. Entonces, como se hizo en la Diada y se estudia hacer ahora, los agentes fueron destinados a proteger los edificios públicos, aunque también recibieron órdenes de prestar ayuda a los Mossos para hacer frente a los violentos si lo solicitaba el Govern. Sin embargo, esta petición de colaboración no se llegó a producir pese a que los incidentes continuaron durante varios días.

Interior mantiene dos grupos de la UIP desplegados en la frontera con Francia listos para desplazarse a Barcelona si hiciera falta

Aquellos agentes terminaron retornando días después de modo urgente a Madrid tras conocerse la noticia de la abdicación del rey y de que las redes sociales se llenaran de llamamientos a la participación en las concentraciones convocadas para esa misma jornada en numerosos lugares de España en apoyo a un referéndum sobre el futuro de la monarquía. Según la estadística oficial del Ministerio del Interior, en 2013 se convocaron en España 43.170 manifestaciones. Sólo se produjeron incidentes en 674 de ellas, lo que representa un 1,5% del total.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba