La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, la única que sigue dando la cara por Ángeles Alarcó

Soria sentencia a la exmujer de Rato en Paradores y solo espera la orden de Moncloa para despedirla

Nadie estaba contento con Ángeles Alarcó en Paradores y la tormenta que envuelve a Rodrigo Rato, su exmarido, ha terminado por darle la puntilla. El ministro de Industria, José Manuel Soria, espera solo a la orden de La Moncloa para despedirla, una vez que dentro del Gobierno ha quedado constatado que su permanencia en el cargo “es insostenible”.

Ángeles Alarcó, presidenta de Paradores.
Ángeles Alarcó, presidenta de Paradores. Gtres

“Si tuviera un mínimo de decencia, ella misma hubiera dimitido ya sin poner al partido y al Gobierno en más problemas de los que tienen”, razona un parlamentario del PP madrileño que describe a Ángeles Alarcó como “una mujer arrogante y soberbia”, en ocasiones “impertinente” cuando se le lleva la contraria. Muchos de sus compañeros de escaño son de la misma opinión. “Como responsable pública y cargo de confianza que es, debería dar la cara y apartarse temporalmente, al menos hasta que se aclare todo”, mantiene otro diputado popular que no ha digerido todavía cuanto se está conociendo de su exmarido, Rodrigo Rato.

Sectores del PP esperan que Alarcó presente ella misma la dimisión

Alarcó llegó a la presidencia de Paradores a comienzos de 2012 bajo la cobertura de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y de Esperanza Aguirre, que en septiembre de ese mismo año dejaba la comunidad. Después de conocerse su presencia en una parte de las sociedades que tenía Rodrigo Rato dentro y fuera de España, su nombre se ha puesto en el punto de mira de la oposición y también del Gobierno. De hecho, el ministro de Industria, José Manuel Soria, la da por sentenciada y solo aguarda la orden de La Moncloa para retirarla del cargo. Lo más probable es que su salida sea presentada, finalmente, como una dimisión. “No va a ser una decisión fácil y los tiempos posiblemente los marque la presión política”, afirman en Industria. Paradores depende en la actualidad de la Secretaría de Estado de Turismo, a cargo de Isabel Borrego, esposa del portavoz de la Comisión de Economía del Grupo Popular Vicente Martínez-Pujalte. La amistad del parlamentario con Rodrigo Rato es también antigua.

Una gestión muy contestada

Fuentes internas de Paradores informan que Ángeles Alarcóha quedado aislada después de una gestión que ha sido muy contestada dentro de la compañía y ha necesitado de continuas inyecciones de dinero público. Cuando llegó a esta responsabilidad, carecía de experiencia en la gestión turística y hotelera. Su principal apoyo sigue siendo Ana Botella y se explica por una amistad muy estrecha que abarca muchos años y procede de la familiaridad que mantuvo el matrimonio Rato con los Aznar. Hay quien atribuye ahora al expresidente la opinión de que el PP no está tratando bien a su exvicepresidente económico y que desde el Gobierno se está haciendo una penosa gestión de la crisis.

La jefa de la presidenta de Paradores es la mujer del diputado Martínez-Pujalte

Según la investigación ahora en manos judiciales, Alarcó figuró como administradora única de Rodanman Gestion y Rafi SL, entre otras sociedades, donde luego tomó el relevo su exmarido. Son las empresas que acumulan la mayor parte de la sicav del expresidente de Bankia. Alarcó ha defendido públicamente  al que fue su esposo durante casi quince años. “Lo único que ha hecho Rodrigo es trabajar por su país”, declaró a Vanity Fair.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba