Sánchez asume que el PP tiene grandes posibilidades de ser el partido más votado

El PSOE aspira a un cambio de cromos con Podemos en Madrid: Gabilondo a la comunidad y Carmena a la Alcaldía

La digestión de los resultados del domingo para el PSOE no será fácil, según los datos que se manejan en el cuartel general de la calle Ferraz. Pedro Sánchez tiene asumido que el PP será el partido más votado en el conjunto de España y fía su salvavidas a recuperar la Comunidad de Madrid gracias a un pacto con la formación de Pablo Iglesias y con IU. El cambio de cromos busca situar a Ángel Gabilondo como presidente de la Comunidad y a Manuela Carmena como alcaldesa.

Ángel Gabilondo y Antonio Miguel Carmona junto a Pedro Sánchez, durante un mitin en Madrid
Ángel Gabilondo y Antonio Miguel Carmona junto a Pedro Sánchez, durante un mitin en Madrid Gtres

El sueño de Pedro Sánchez descansa en la posibilidad de cambiar cromos con la organización de Pablo Iglesias en Madrid, para colocar en la presidencia de la Comunidad a Ángel Gabilondo y en el Ayuntamiento a Manuela Carmena, cabeza de lista de Ahora Madrid, aunque ello signifique sacrificar a Antonio Miguel Carmona. Pero los números, por muchas vueltas que se les ha dado en la sede socialista de la calle Ferraz, no salen. Sería factible para los socialistas elevar a Gabilondo a la Comunidad siempre que su tirón fuera más firme del que pronostican las encuestas y se contara con la ayuda de Podemos e IU. Pero los sondeos reflejan que, si la situación no cambia, la suma de los tres no daría al exministro de Educación la mayoría absoluta, instalada en el listón de los 65 diputados. Algunas voces, entre ellas la del exministro José Bono, apuntan desde hace tiempo que hubiera sido mucho más inteligente colocar a Gabilondo como aspirante a alcalde y a Carmona como candidato a la Comunidad, debido al efecto arrastre que tiene la capital sobre el conjunto de la Comunidad. Pero nadie le hizo caso.

José Bono aconsejó poner a Gabilondo como candidato a alcalde y a Carmona para la Comunidad

Y casi lo peor de todo, apuntan fuentes de Ferraz, es que el PSOE no dispondría de cromos para intercambiar favores con Podemos en el Ayuntamiento madrileño. Las encuestas más fiables solo colocan al alcance de la mayoría absoluta en el consistorio a Esperanza Aguirre, siempre que cuente con el respaldo de Ciudadanos. La suma de Ahora Madrid, candidatura encabezada por la magistrada Manuela Carmena que apoya Podemos, y los socialistas, no llega a los 29 concejales que garantizan la mayoría absoluta, como tampoco la suma del PSOE con Ciudadanos. Con todo, Pedro Sánchez y sus hombres de confianza no tiran la toalla, pues confían en que el 30% largo de indecisos alumbren la sorpresa y les dejen jugar sus cartas.

Madrid como la principal tabla de salvación

Con este incierto panorama, Madrid puede ser un grave problema para el PSOE el próximo domingo ya que en el equipo de Pedro Sánchez se valora esta plaza como la única tabla de salvación -la recuperación de Extremadura o la retención de Asturias se consideran menores- en caso de que Mariano Rajoy pueda presumir, como se teme, de pertenecer al partido más votado en el conjunto de España. Para ello tendrá que contar con más apoyos que los socialistas en las elecciones municipales, las únicas que se celebran con alcance nacional teniendo en cuenta que las autonómicas solo se convocan en 13 comunidades, dejando fuera territorios tan poblados como Andalucía y Cataluña.

En Ferraz se asume que si le va mal a Gabilondo, sería un castigo para Pedro Sánchez y para todo el PSOE

En la ejecutiva del PSOE se reconoce que el calendario electoral se solapa con la complicada agenda interna del partido para elegir al futuro cartel de las legislativas, pues las primarias están previstas para el 26 de julio. Si el domingo por la noche Pedro Sánchez tuviera fundamentos para levantar la cabeza a la vista de los resultados obtenidos en municipales y autonómicas, podría dar por enterrado este trámite porque nadie se atrevería a plantarle cara. Pero si Sánchez se ve obligado a rendir cuentas por el 24-M, entonces las primarias, aseguran las fuentes, reabrirían la lucha interna aplazada temporalmente por estas elecciones.

En el PSM, donde Tomás Gómez aguarda agazapado hasta ver el margen del que dispone para ajustar cuentas con Pedro Sánchez, se concluye que si al partido le va mal en Madrid, sin conseguir recuperar la Comunidad o el ayuntamiento, y queda sobrepasado por Podemos, sería una hecatombe no solo para el actual secretario general, sino para toda la organización. Faltan solo tres días para salir de dudas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba