Nacional

El jefe de campaña de Chacón se perfila como 'número dos' del Gobierno de Susana Díaz

Máximo Díaz-Cano, secretario general de Presidencia de la Junta, ya tiene constancia de su continuidad al lado de la próxima jefa del Ejecutivo andaluz, según fuentes socialistas. Sindicalista y miembro de los gobiernos de José Bono y José María Barreda en Castilla-La Mancha, no logró que la exministra de Defensa se impusiera a Alfredo Pérez Rubalcaba. Su relación con IU, socio del PSOE en la región, determinante. El consejero de Justicia, Emilio de Llera, asesor directo de Griñán en el caso de los ERE fraudulentos, también permanecerá en el cargo.

Díaz-Cano (i) llegó a la Junta tras ejercer como delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha durante siete años.
Díaz-Cano (i) llegó a la Junta tras ejercer como delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha durante siete años. EFE

El hermetismo del entorno de Susana Díaz es máximo sobre quiénes le acompañarán en el inicio de su etapa al frente de la Junta de Andalucía, en un relevo “generacional y de género” según lo definió este martes el presidente saliente, José Antonio Griñán, tras formalizar su dimisión en el Consejo de Gobierno. La constitución del nuevo Ejecutivo autonómico no se conocerá hasta que su próxima jefa tome posesión el próximo 7 de septiembre (el debate de investidura se celebrará los días 4 y 5). Sin embargo, ya se han producido movimientos, conversaciones y gestos en este sentido. Principalmente, para tranquilizar a aquellos que venían asumiendo el peso del Gobierno desde que arrancara la legislatura hace menos de año y medio, un periodo convulso marcado por la repercusión del caso de los ERE y la falta de grandes iniciativas legislativas, achacada internamente a una escasa disponibilidad presupuestaria por los “recortes” del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

En este contexto, y a estas alturas, hay altos cargos del Gobierno andaluz que saben que no se van a ver obligados a hacer las maletas tras el paso de mando en el Palacio de San Telmo. Entre ellos se encuentra el actual secretario general de Presidencia, Máximo Díaz-Cano, que, según fuentes socialistas consultadas por Vozpópuli, ya tiene constancia de que permanecerá al lado de quien ha sido titular de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz. Las mismas fuentes apuntan que Díaz-Cano es el principal candidato a ejercer de 'número dos' de la próxima jefa del Ejecutivo, con quien ha trabajado "muy de cerca" en lo que va de mandato. Asimismo, niegan que existan "diferencias entre ambos" después de que el aterrizaje en la Junta de Díaz-Cano, a quien Griñán había rescatado del grupo de confianza de Carme Chacón, fuera interpretado como un gesto para que Susana Díaz no abarcara tanto poder en la Consejería de Presidencia.

Díaz-Cano, sindicalista y vinculado a IU en sus inicios, fue miembro destacado de los gabinetes de José Bono y José María Barreda en Castilla-La Mancha. También ha sido delegado del Gobierno en esta comunidad entre 2005 y 2012

Díaz-Cano, sindicalista, fue miembro destacado de los gobiernos de José Bono y José María Barreda en Castilla-La Mancha (ejerció de consejero-portavoz entre 1997 y 1998 y de consejero de Presidencia entre 2004 y 2005). También ha sido delegado del Gobierno en esta región de 2005 a 2012. Pese a su amplia trayectoria, no logró como coordinador de campaña que la exministra de Defensa se impusiera a Alfredo Pérez Rubalcaba en las primarias del PSOE a la Secretaría General celebradas en febrero de 2012.

Con Díaz-Cano, comentan las mismas fuentes, está “garantizada la relación de gobierno con IU que ha ensamblado Griñán”. El secretario general de Presidencia guarda estrecha relación con la formación comunista hasta el punto de iniciar su carrera política bajo estas siglas. Con Cayo Lara, coordinador general de IU, le une además una amistad que viene de muchos años atrás, pues ambos son de pueblos vecinos de Ciudad Real. El líder comunista en la Junta, Diego Valderas, tendría así ahora a su interlocutor directo por parte del PSOE andaluz en la misma mesa del Consejo de Gobierno. Tal es el grado de implicación de Díaz-Cano en las decisiones que toma el Ejecutivo andaluz que, por ejemplo, él fue una de las cuatro personas (junto con Griñán, Susana Díaz y Mario Jiménez, vicesecretario general de los socialistas andaluces y próximo senador por esta autonomía) que manejaron el nombre de Jesús Maeztu desde el primer momento para sustituir a José Chamizo como Defensor del Pueblo andaluz.

Por contra, quien parece que no acompañará a Susana Díaz será su actual 'número dos', el viceconsejero Antonio Vicente Lozano (exdirector general de Presupuestos entre 2002 y 2009), imputado recientemente por la juez Mercedes Alaya en el caso de los ERE fraudulentos. 

En la Junta valoran positivamente cómo De Llera ha defendido los intereses del Gobierno autonómico, pese a que ha llegado a cuestionar la imparcialidad y profesionalidad de la instructora Mercedes Alaya

Respecto a otras carteras de peso en el Gobierno andaluz, todo apunta, según fuentes socialistas, a que el actual consejero de Justicia, Emilio de Llera, no será relevado. De Llera ha prestado asesoramiento directo a José Antonio Griñán cada vez que la juez Alaya ha estrechado el cerco sobre él. Además, en la Junta valoran positivamente cómo De Llera ha defendido los intereses del Gobierno autonómico, pese a que ha llegado a cuestionar la imparcialidad y profesionalidad de la instructora. "La realidad es que aquí se está apuntando a mucha gente; se amaga pero no se da", criticó el consejero el pasado julio, cuando la titular de Instrucción número 6 de Sevilla imputó a 20 cargos o ex altos cargos de la Junta. A su entender, Alaya no relató “un mínimo hecho en el que puedan asentarse" tales imputaciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba