Si Susana Díaz obtiene menos votos que Griñán en 2012, su liderazgo perderá fuerza

Las elecciones andaluzas, prueba de fuego para Susana Díaz y sus posibilidades de liderar el PSOE

Cuando este domingo por la noche Pedro Sánchez conozca las notas de Susana Díaz, sabrá si puede respirar tranquilo y, como augura Felipe González, confiar en que su liderazgo sobreviva sin la molesta tutela del socialismo andaluz, al menos hasta las próximas elecciones generales. Pero, más allá de la lucha por el poder que se mantiene abierta en el PSOE, el examen andaluz se percibe como un tubo de ensayo para las alianzas postelectorales que podrán salvar a los socialistas del desastre.

La candidata socialista a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el mitin de cierre de campaña
La candidata socialista a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el mitin de cierre de campaña Efe

Desde que se alzó a la secretaria general en julio del año pasado, Pedro Sánchez no ha hecho más que ver intrigas a su alrededor. Felipe González le definió anticipadamente como un candidato de cartón piedra, Alfredo Pérez Rubalcaba receló de su inexperiencia y los perdedores del congreso criticaron la debilidad del equipo que le rodea. La andaluza Susana Díaz ha aprovechado este jugoso caldo de cultivo para emerger como el auténtico poder fáctico del PSOE con la inestimable ayuda de quienes se resisten a perder influencia en la nueva etapa, como es el caso del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Susana Díaz ha aprovechado el caldo de cultivo para emerger como poder fáctico en su partido

Todo ello explica que sea tan importante para Pedro Sánchez lo que ocurra este domingo en Andalucía, aseguran fuentes de su equipo, pues de los resultados que obtenga Susana Díaz dependerá su margen de maniobra para liderar el partido sin la pesada tutela del socialismo andaluz, al menos hasta que se celebren las próximas elecciones generales. El expresidente andaluz José Antonio Griñán perdió en 2012 las elecciones autonómicas frente a Javier Arenas por un solo punto de diferencia (39,5% frente al 40,6%) y tres escaños. Está por ver si su sucesora en el cargo supera este listón o, por el contrario, como han anticipado numerosas encuestas, pierde apoyos entre su electorado como consecuencia de la irrupción de Podemos y, en menor medida, de Ciudadanos, escenario que la abocaría a un liderazgo más débil del que ella misma ideó al adelantar las elecciones.

Hace dos años, entraron en el Parlamento andaluz solo el PSOE, el PP e Izquierda Unida, pero en esta ocasión se sumarán, previsiblemente, al tablero de juego las formaciones de Pablo Iglesias y de Albert Rivera, convirtiendo el examen andaluz en el primer tubo de ensayo para las alianzas postelectorales que pueden salvar a los socialistas del cataclismo tanto en esta comunidad como en aquellos ayuntamientos y autonomías donde no alcancen dentro de dos meses mayorías suficientes de gobierno.

Fuentes del socialismo andaluz anticipan que si se cumplieran los peores pronósticos, con una distancia de la mayoría absoluta superior a los 10 escaños, Susana Díaz tendrá muy difícil pactar con Izquierda Unida, ya que las relaciones están rotas, y casi imposible llegar a acuerdos estables con Podemos o Ciudadanos antes de las elecciones municipales de mayo. Pudiera, incluso, necesitar la abstención del PP para conseguir la investidura, su primera prueba de fuego y también el remolino que movería las hipótesis que abonan una futura supervivencia del bipartidismo a partir de una colaboración entre las dos grandes fuerzas políticas a nivel nacional después de las generales.

La losa de una corrupción generalizada

En el Gobierno se recuerda que Ciudadanos será, probablemente, la fuerza política que recoja la mayor fuga de votantes del PP en Andalucía y, por tanto, la más reacia a matrimoniarse con un partido que carga con la losa de una corrupción generalizada después de 37 años interrumpidos de gobierno. Lo mismo vale para Podemos, una formación que vende todavía fresca la mercancía de la regeneración y que se arriesga a tirar por la borda, si da pasos en falso, los ingentes esfuerzos que ha hecho para arrebatar a los socialistas la hegemonía de la izquierda en todo el país.

Las encuestas más calientes que se manejan en La Moncloa apuntan que el PP sigue siendo la primera fuerza política en el conjunto de España, seguida de Podemos y del PSOE. Para voltear este mapa y recuperar la segunda posición, a Pedro Sánchez le vendría de maravilla que su partido diera este domingo el campanazo en Andalucía, interés opuesto a su deseo de que Susana Díaz deje de enredar y quede con el trasero anclado en su tierra.

Es previsible que el PSOE no pueda despejar sus alianzas postelectorales en Andalucía hasta el mes de mayo

No habrá movimientos extraños ni precipitados hasta las elecciones de mayo”, vaticina un dirigente del socialismo andaluz, consciente de la importancia que reviste para el PSOE y el resto de los actores la renovación que se producirá en más de 8.000 ayuntamientos españoles dentro de dos meses. Hasta entonces, lo más probable es que a Susana Díaz le toque estirar la negociación en busca de una estabilidad política que solo le facilitará disponer en el Parlamento autonómico de los 55 diputados que fijan la frontera de la mayoría absoluta. Hay todavía un 30% de voto indeciso en las vísperas de la cita con las urnas y este es un dato que resta fiabilidad a los sondeos, pero si sus pronósticos se cumplieran, el PSOE solo podría alcanzar la consistencia con las dos fuerzas emergentes que, hoy por hoy, piensan más en las elecciones generales de noviembre que en el presente andaluz.

Un plano de enorme complejidad para la lideresa y de gran trascendencia para el joven inexperto que se sienta desde hace ocho meses en la sala de máquinas de la sede federal del partido, víctima de sus errores y harto de las emboscadas que le tienden quienes le han contemplado desde el principio como un mero paréntesis en la historia reciente del PSOE.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba