Nacional

Moreno Bonilla propone retirar el aforamiento a todos los diputados si gobierna en Andalucía

Los candidatos a presidir la Junta se han enfrentado en el segundo debate a tres de la campaña andaluza. Susana Díaz ha reivindicado su "ejemplo" contra la corrupción, mientras Antonio Maíllo (IU) le ha pedido a los candidatos de PP y PSOE que "pidan perdón" a los andaluces porque están "pringados de corrupción".

Los tres candidatos a la Presidencia de la Junta: Juanma Moreno, del PP; Antonio Maíllo, de IU, y Susana Díaz, del PSOE.
Los tres candidatos a la Presidencia de la Junta: Juanma Moreno, del PP; Antonio Maíllo, de IU, y Susana Díaz, del PSOE. EFE

Los candidatos a la presidencia de la Junta de Andalucía se enfrentaron en el segundo debate a tres de la campaña de cara a las próximas elecciones autonómicas del 22 de marzo. El presidente del PP-A y candidato popular, Juanma Moreno, propuso acordar entre todas las fuerzas políticas la retirada del aforamiento a los 109 diputados del Parlamento andaluz.

Por su parte, la candidata del PSOE-A a la Presidencia de la Junta, Susana Díaz, reivindicó su "ejemplo" contra la corrupción, y el candidato de IULV-CA, Antonio Maíllo, pidió a ambos que "pidan perdón" a los andaluces porque están "pringados de corrupción".

Estos mensajes se lanzaron durante el segundo bloque del debate, centrado en la confianza en la vida pública, regeneración democrática, participación ciudadana y transparencia, en el que Díaz remarcó, dirigiéndose a Maíllo, que no va a permitir que "nadie ponga en cuestión" su honestidad y su honradez porque "soy una persona decente" y dejó claro que no va a permitir que se ponga el nombre de Andalucía "por el barro".

Durante el tercer bloque del debate que los tres candidatos mantuvieron en TVE, dedicado a las políticas sociales, Díaz y Moreno intercambiaron reproches sobre los recortes en materia de dependencia o las listas de espera en Andalucía, mientras Maíllo aseguró que para IU "hablar de servicios sociales es hablar de servicios públicos".

La candidata socialista a la Junta defendió que una sociedad "es más digna cuando da el trato adecuado a los más vulnerables" y dijo que por eso nunca ha entendido "cómo un logro como la ley de Dependencia se cortó por el PP", que "se la quería cargar", de lo que responsabilizó a Moreno en su etapa en el Ministerio de Sanidad. Recordó que la ley de Dependencia contemplaba que este servicio se mantuviera al 50 por ciento entre el Gobierno de España y las comunidades y aseguró que la Junta "la ha mantenido a pulmón" y garantizó: "Conmigo como presidenta la ley de Dependencia no se toca".

"El artífice de ello fue usted", dijo Díaz a Moreno, al que planteó que no sabe "cómo se sentiría después de firmar que 50.000 cuidadoras perdiesen la filiación a la seguridad social y el día que se jubilen no tengan pensión" y recordó que todavía hay personas con el derecho reconocido que están "deseando disfrutar esa prestación y que ahora pensarán que con las recetas de Rajoy no".

Enfrentamiento a cuenta de la sanidad

En un debate muy crispado por momentos, Díaz prometió que si sigue siendo presidenta la sanidad "seguirá siendo pública" porque es "una joya" y acusó a Moreno de mentir sobre las listas de espera en Andalucía: "Yo no voy a acabar con ellas como usted, dejando morir a 117.000 personas", le espetó.

Por su parte Moreno pidió a Díaz "hechos y no palabras" y le reprochó haber expulsado a 8.000 profesionales sanitarios y a 4.500 docentes, además de preguntarle "por qué Andalucía es la penúltima comunidad en enfermeros y en inversión en alumnos" y "por qué este Gobierno, supuestamente con gran fachada social, no lo cumple". "Tiene a los profesionales achicharrados por su incapacidad de planificar en la sanidad pública", afeó Moreno a Díaz, a la que acusó de "haber faltado a la verdad" al hablar de dependencia y mostró un documento del Tribunal de Cuentas en el que figura que la comunidad destina un 34% de su gasto a esta materia.

Aseguró que la Junta "ha condenado a 95.000 andaluces que están en listas de espera" y reprochó a Díaz que le falte "mucha humildad". "Yo soy de un estilo distinto y no quiero ser como usted. Voy a trabajar con los profesionales para sacar lo mejor de sí mismos", aseguró el candidato del PP.

Por su parte Maíllo acusó a PSOE y PP de la reforma del "nefasto" artículo 135 de la Constitución en el que "establecieron que las prioridades de las administraciones públicas era pagar a los bancos", por lo que les espetó que "ninguno tiene legitimidad para hablar de políticas sociales". "Su credibilidad es cero", dijo el candidato de IU a Díaz y Moreno, para invitarles de nuevo a derogar ese artículo que "consagra que lo primero es pagar los intereses de los préstamos a los bancos" y les dijo que "entonces hablarán ustedes con dignidad".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba