El nombre de la titular de Fomento ya figuró en las quinielas

La ministra Pastor rechaza de nuevo aparecer en las listas por Madrid

El embrollo de las listas del PP por Madrid quedará zanjado esta semana. Los aspirantes aguardan, entre nervios y escándalos, la hora de la verdad. El último intento por seducir a la ministra Ana Pastor no ha dado resultado.

La ministra de Fomento, Ana Pastor
La ministra de Fomento, Ana Pastor EFE

Ana Pastor, la ministra de Fomento, ha dicho otra vez que no. Zamorana, aunque muy gallega, apareció tiempo atrás en todas las quinielas y las encuestas, pero nunca ha querido sumergirse en la terrible batalla de Madrid. El embrollo madrileño es de tal calibre que hace unas fechas se volvió a llamar a su puerta. Un mero sondeo muy superficial. Casi un ruego, dicen algunos. Tiene Pastor imagen de eficaz (Aena le ha salido bien; Renfe y las radiales, más bien no) y mantiene unas relaciones inmejorables tanto con los medios como, y fundamentalmente, con Rajoy. Por eso el presidente del PP no le ha querido presionar. Y ella como el Bartleby de Melville, ha contestado: "Gracias, preferiría no serlo". Es decir, que no cuenten con ella.

Ana Pastor era la favorita del presidente, quien nunca pensó en prescindir de Sáenz de Santamaría para 'salvar Madrid'

Era la favorita del presidente, quien nunca pensó en prescindir de Sáenz de Santamaría para 'salvar Madrid'. Versiones periodísticas algo venenosas deslizaron en su día que Génova hacía a la vicepresidenta en las encuestas. Nunca hubo tal cosa, según el mentís expreso de una alta fuente del partido, eso sería no conocer a Rajoy. Soraya deslizó alguna broma sobre el particular en comparecencias informativas. "Donde me manden será porque es necesario", llegó a decir, en tono irónico.

Pero a Pastor, sí. Ha estado en las encuestas. Por eso, tras su reciente 'no', en el partido se da por hecho que Mariano Rajoy desvelará la incógnita esta misma semana, antes de emprender un viaje a Guatemala. Nadie salvo el presidente conoce la fecha exacta en la que se producirá la gran revelación, pero en Génova circula con insistencia la versión de que el asunto es inminente. "Los está asando a fuego lento", comentaba un veterano dirigente, en relación a González, Aguirre y Cifuenteslos tres en liza, o las tres rayas.

El 'fuego amigo'

En las últimas semanas, el 'fuego amigo' se ha centrado de forma obsesiva en la figura de Ignacio González, actual presidente de la Comunidad de Madrid. Se suceden las filtraciones y las revelaciones ruidosas. El famoso ático (asunto archivado por el Supremo), los pagos a jueces, la gestapillo II parte... y otros. El lunes decía, tras conversar con el ministro de Interior y quizás con Cospedal, de que era víctima de un "chantaje policial". El portavoz del partido, Carlos Floriano, evitó amagar siquiera un leve apoyo.

En las últimas semanas, el 'fuego amigo' se ha centrado de forma obsesiva en la figura de Ignacio González, que se ha quejado de ser víctima de un "chantaje policial"

Era González el candidato más asentado desde que se le encargó abrir la jornada de cierre de la convención del partido. Mantiene una excelente relación con Dolores Cospedal y había limpiado sus pecados -ser mano derecha de Esperanza Aguirre durante años- en forma más que ostensible. Rajoy le había perdonado. Sus choques con el ministro Montoro en defensa de la financiación madrileña nunca se ha visto con malos ojos en el partido.

El tirón electoral

A Esperanza Aguirre le avala su notorio tirón electoral quePedro Arriola le regatea en las encuestas y Cristina Cifuentes goza de una imagen pública excelente, además de una popularidad consolidada. La teoría que se ha expandido desde Moncloa en las últimas semanas es que el 'ticket' Aguirre/González no sería del agrado de Rajoy. Demasiado poder aguirrista en Madrid, apuntan. O una u otro, pero nunca los dos juntos, aseguraban estas versiones evidentemente interesadas.

La designación de Ángel Gabilondo como candidato socialista a la Comunidad de Madrid tampoco parece haber causado un efecto demoledor en los despachos de Génova. "Nosotros, ni nos inmutamos", declaró Rajoy tras conocer el cambio de cartel en el PSOE. Nadie cierra la puerta a la sorpresa, tanto en los tiempos como en los nombres. Rajoy es imprevisible. Este lunes, una alta fuente del partido comentaba: "¿Y si al final de todo, la pareja de baile son Esperanza e Ignacio?". Vuelta a empezar. "Mariano, ya se sabe, es poco amigo de los movimientos bruscos", concluía.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba