Nacional

Botella prepara un ERE para la mitad de la plantilla de Madrid Espacios y Congresos

El Ayuntamiento planteará despedir al 40% de los trabajadores de la empresa local, arruinada por las inversiones de la era Gallardón y por la tragedia del Madrid Arena. El delegado Fernando Villalonga y el CEO de Madridec Pablo del Amo, brazos ejecutores. 

Botella junto al presidente del COE, Alejandro Blanco, en un acto la semana pasada.
Botella junto al presidente del COE, Alejandro Blanco, en un acto la semana pasada. Fernando Alvarado (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid ya tiene sobre la mesa un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para uno de sus organismos: Madrid Espacios y Congresos (Madridec). Se trata del segundo expediente que presenta Ana Botella en los últimos meses tras el fallido intento de echar a 75 trabajadores de Madrid Arte y Cultura (Macsa).

El ERE afecta prácticamente a la mitad de la plantilla, actualmente compuesta de 86 personas tras los nueve despidos que sucedieron a la tragedia del Madrid Arena. Son 38 los designados por Cibeles, exactamente el 45% de Madridec, según aseveran a este medio varias fuentes de la oposición. ¿Brazos ejecutores? El concejal de Las Artes, Fernando Villalonga, y el nuevo consejero delegado Pablo del Amo, que aterrizó en Espacios y Congresos a principios de enero, coincidiendo con la imputación de su predecesor en el cargo, José Angel Rivero, y con la dimisión forzada del exvicealcalde Miguel Ángel Villanueva. Del Amo es el hombre designado por Cibeles para la limpieza; de momento, ya se ha cobrado nueve cargos, siete de ellos directivos.

Madridec rebosa directivos y cerró 2012 con más de 300 millones de deuda

La imagen de Madridec se halla a años luz de la que lucía hace bien poco: la que iba a ser una empresa clave en el caso de que Madrid acogiera unos Juegos Olímpicos se ha convertido en un ente ahogado en deudas, que rebosa directivos y asociado al siniestro del Madrid Arena. De hecho, las mismas fuentes apuntan a dos culpables: el exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón y el expresidente de Madridec Luis Blázquez.

Ambos han contribuido indefectiblemente a la deuda imposible que arrastra el organismo, que cerró 2012 debiendo más de 300 millones de euros. De hecho, el Ayuntamiento intentó desesperadamente traspasar un inmueble de Madridec en la céntrica calle de la Montera y otro en Campo de las Naciones, pero las cinco muertes del Madrid Arena afectaron al descrédito de la empresa y frustraron la tentativa.

Botella liquidará la empresa de no conseguir Madrid los Juegos de 2020

Las ofertas que recibe la administración local son ridículas: el edificio de Montera, que costó 55 millones, se tasa ahora a la cuarta parte, tal como publicó Vozpópuli la semana pasada. Por si fuera poco, otros dos de los pabellones más emblemáticos de Madridec –el Palacio Municipal de Congresos y el Palacio de Cristal- permanecen cerrados por fallos de seguridad, detectados tras el affaire del Madrid Arena. Verdaderamente, una tragedia puntual en la que poco tienen que ver los trabajadores ha asestado una estocada mortal al ente.

Este medio también ha sabido que el Ayuntamiento maniobra para liquidar Madridec. La jugada es la siguiente: se despide en primer lugar a 38 trabajadores, la mayoría pertenecientes a los antiguos Patronato de la Casa de Campo y Empresa Municipal de Campo de las Naciones. ¿La razón? Estos empleados pactaron en su día que si Madridec cerraba ellos serían destinados a otro puesto en Cibeles. Tras este paso, Botella se lo jugará todo a los Juegos de 2020: si Madrid sale derrotada en la cita olímpica de septiembre por tercera vez consecutiva, la empresa será fulminada. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba