Nacional

Botella vende el edificio de la Calle de la Montera por 20 millones menos de lo que pagó Gallardón

El colosal inmueble de 11 plantas en pleno centro que el exalcalde adquirió en 2007 por 55 millones para hacer un hotel de lujo ‘olímpico’, traspasado vacío por 34. “El Ayuntamiento se carga sus propios activos turísticos”, lamenta Gabi Calles (PSOE). 

Gallardón cuando era alcalde, durante una visita a la Calle de la Montera.
Gallardón cuando era alcalde, durante una visita a la Calle de la Montera. AYUNTAMIENTO DE MADRID

En 2007, Madrid no era Hollywood, pero ambicionaba con ser algo parecido de la mano del actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. Ese año se gestaban algunos de los principales delirios del exalcalde: construcción de la Caja Mágica, obras de la M-30, traslado del Consistorio al Palacio de Cibeles, lo que fuera. Tampoco se le había agotado la paciencia para concurrir por segunda vez a unos Juegos Olímpicos (los de 2016, que perdería, como perdió los Juegos de 2012 en 2005), por lo que Gallardón enhebró una operación inmobiliaria que hoy no responde a ninguna lógica: en marzo de 2007 el Ayuntamiento se hizo con un edificio de 11 plantas a tiro de piedra de la Puerta del Sol con vistas a convertirlo en el factótum de los hoteles de lujo del futuro Madrid olímpico. Por ese bloque se pagaron 55 millones.

Seis años y medio después, Ana Botella lo ha vendido por 34 millones, 21 kilos menos de lo que le costó a los madrileños. La operación se produjo a mediados del pasado mes de octubre, según ha podido conocer este diario. Apresurado en conseguir liquidez para no demorar más el pago de la deuda y sus intereses, el Ayuntamiento está colocando como puede sus activos. Éste, como tantos otros, es propiedad de la técnicamente quebrada Madrid Espacios y Congresos, cuyo consejero delegado, Pablo del Amo, ultima la privatización del Palacio Municipal de Congresos (adelantada por Vozpópuli) y busca patrocinios y compradores a la desesperada.

Hace tiempo que Cibeles persigue la venta del edificio, ubicado en la Calle de la Montera 25-27, entre Sol y la Gran Vía. Once plantas, otras tres bajo rasante, 15.000 metros cuadrados y un andamio instalado en 2010, que indica que desde entonces el edificio está en obras. No es tan fácil vender la mole de Montera, una vía popular y jaranera donde se ejerce la prostitución y está salpicada de cadenas de ropa y de comida rápida. Aun así, Botella ha salvado un poco los muebles: hace un año, las ofertas rondaban los 20 millones. El mercado no da más de sí.

Botella ha iniciado una alocada carrera por desprenderse de los activos cuanto antes para hacer caja

Otros no lo ven tan sencillo. El concejal socialista Gabriel Calles se ha cansado de ver cómo el Consistorio se lanza alocadamente a malvender todos los activos de Madridec, que se disolverá el 31 de diciembre y pasará a integrar la empresa Madrid Destino Cultura Turismo y Negocios, una sociedad que nace con un ERE bajo el brazo. “Si cedemos aquello que nos permite organizar congresos, alquilar espacios y fomentar el turismo, ¿qué devenir le espera a la nueva empresa?”, se pregunta el edil.

Calles no solo teme por el inmueble de Montera. “¿Qué esfuerzo económico va a hacer la empresa adjudicataria que pase a gestionar el Palacio Municipal de Congresos?”. También muestra su preocupación por Mercamadrid, de la que Madridec, que en mes y medio se liquida, es tenedora de acciones por valor de 180 millones. “¿Qué va a pasar con la ampliación de nuestro mercado central?”.

Aún no ha trascendido el comprador de Montera 25-27. Pero al parecer, la misma sociedad o fondo que se lo ha llevado también ha adquirido el edificio aledaño, en lo que parece un proyecto de envergadura. Quizás un hotelazo. A lo mejor hasta vuelve el lustre por la zona, cada vez más degradada en beneficio de barrios como el de Salamanca y de arterias como la de Serrano. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba