Nacional

Botella traslada a Carromero lejos del destartalado edificio donde trabajaba de asesor

El dirigente de Nuevas Generaciones, al que los trabajadores de la Junta de Moratalaz piden el cese tras su repatriación de Cuba, es trasladado a un inmueble cercano a la M-30 en el Distrito de Retiro. Sus compañeros de la Junta municipal están al lado del antiguo edificio, amenazado de derrumbe. 

Carromero, el martes, en su primer acto oficial tras regresar de Cuba, el 29 de diciembre.
Carromero, el martes, en su primer acto oficial tras regresar de Cuba, el 29 de diciembre. Kote Rodrigo (EFE)

Mientras acude a sus primeros actos públicos como asesor de la edil Begoña Larráinzar, la vida de Ángel María Carromero ya ha sufrido algunas alteraciones desde que está en España. El dirigente de Nuevas Generaciones, condenado en Cuba a cuatro años de prisión por el “homicidio imprudente” el pasado 22 de julio de los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero en las carreteras de la isla, disfruta del tercer grado penitenciario, que le permite dormir en un Centro de Inserción Social de lunes a jueves y en su casa el resto de la semana. Pero Carromero ya no ejerce físicamente de asesor en la Junta de Distrito de Moratalaz, sino que el Ayuntamiento de Madrid le ha procurado un despacho más tranquilo y más céntrico en otro edificio municipal ubicado en la Avenida del Mediterráneo, pegando a la M-30.

Entre el inmueble de Moratalaz y el segundo, en los límites del selecto Distrito de Retiro, median menos de diez minutos en coche; un intervalo de tiempo que cae a cinco minutos si se parte de la zona de Legazpi, donde se halla el centro de inserción Victoria Kent, el lugar donde pernocta Carromero cuatro veces por semana.

El traslado, efectuado hace aproximadamente una semana en el más absoluto silencio, responde a primera vista a dos motivos. El primero es el escrito que muchos de los trabajadores de la Junta de Moratalaz enviaron a la alcaldesaAna Botella y a Larráinzar pidiendo el cese del cachorro popular por la “discriminación clara entre Carromero y la plantilla municipal, así como con otros presos españoles en el extranjero", reza el texto.

El nuevo despacho del asesor está más céntrico y es más tranquilo.

La carta también alude a los recortes y la pérdida de derechos de los empleados municipales en contraste con los 50.000 euros anuales que percibe Carromero. Según fuentes consultadas, el dirigente era consciente del malestar que causaba entre muchos de sus colegas y ha preferido evitar el ostracismo.

La segunda razón de la huida es el ruinoso estado de la Junta Municipal de Moratalaz, si bien el resto de los 350 empleados continúa trabajando en el edificio de al lado, en lo que puede ser interpretado como otra prueba de discriminación. A finales del año pasado, la dirección de Edificación dependiente del Ayuntamiento desalojó el edificio por peligro de derrumbe. La inspección ya reveló entonces la existencia de grietas y el deterioro en las bóvedas cerámicas que hacen de techo, amén del daño para la salud que implica el quehacer diario allí. El caso, además, recuerda el descomunal coste del traslado de la sede del Ayuntamiento a Cibeles en 2006: ahora las arcas están vacías.  

Sindicatos como la CGT preparan movilizaciones para este viernes.

Situado al final de la avenida del Mediterráneo, el edificio, rematado con un pirulí vertical, es el que necesitaba Carromero: prácticamente solo se ve el bloque desde la M-30 y alberga servicios municipales que dependen de distintas direcciones, como Seguridad, Bomberos o Emergencias, lo que le imprime un aire de tranquilidad. Cuenta con 200 trabajadores y es uno de los primeros edificios inteligentes erigidos en la capital. El asesor trabaja en la sexta planta, donde también están Larráinzar y otros dos consejeros de la concejal. Vozpópuli lo visitó este miércoles durante una hora con un grupo de sindicalistas de CGT, aunque en el sexto piso no había ni rastro de Carromero.

El traslado puede enardecer aún más a los trabajadores municipales: de hecho, sindicatos como la CGT preparan movilizaciones desde este viernes para denunciar el supuesto trato a favor. Otros como CC.OO. o UGT también airean su indignación con las presuntas dádivas recibidas por el dirigente, de 27 años. Entretanto, la expresidenta de la Comunidad Esperanza Aguirre reclama una investigación internacional y el indulto total para Ángel Carromero.     


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba