Nacional

Almunia dice que la recapitalización va a "favor de los bancos"

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ha asegurado que el acuerdo sobre el nuevo ratio de capital alcanzado en la Cumbre europea del pasado miércoles va "a favor de los bancos" y no afectará a la financiación de la economía real. A su juicio, este pacto permitirá restablecer la confianza de los mercados en el sistema financiero y ha indicado que España no ha perdido ninguna "batalla", sino que "han ganado todos"

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ha asegurado que el acuerdo sobre el nuevo ratio de capital alcanzado en la Cumbre europea del pasado miércoles va "a favor de los bancos" y no afectará a la financiación de la economía real. A su juicio, este pacto permitirá restablecer la confianza de los mercados en el sistema financiero y ha indicado que España no ha perdido ninguna "batalla", sino que "han ganado todos"

Todo ello a pesar de que numerosos banqueros u organizaciones han puesto el grito en el cielo, después de que la EBA impusiera unas condiciones de recapitalización a los bancos sistémicos españoles cifradas en 26.000 millones de euros. De esa cifra hay que restar el saldo en obligaciones convertibles. 

Almunia ha realizado estas manifestaciones en el transcurso del Congreso de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), donde ha ofrecido una conferencia, que ha iniciado destacando su sensación de que la paz va a formar parte "para siempre de nuestra vida colectiva".

En su intervención, ha analizado la Cumbre europea del pasado miércoles, donde, a su juicio, se han alcanzado un paquete de acuerdos "global y ambicioso", que suponen un "punto de inflexión" y reduce "incertidumbres" pero ha indicado que no es un punto "de equilibrio estable y final".

En este sentido, ha apuntado que todavía hay que adoptar una serie de decisiones para "acabar de armar un sistema de gobernanza de la unión económica y monetaria, de apoyo político al euro más sólido". El objetivo es resolver, según ha añadido, los problemas que se dan en el sistema financiero, el de Grecia, y también los problemas de la deuda, y, en este sentido, cree que se tardará "años" en poner todas las economías en una situación de "sostenibilidad".

"Hay que romper el círculo vicioso en el que nos hemos dejado meter, un círculo vicioso de problemas de deuda soberana, de problemas en el sistema financiero y problemas de crecimiento. Sin crecimiento, no va a ser posible una solución estable y sostenible", ha agregado.

Almunia ha indicado que los acuerdos adoptados y las perspectivas que se abren son "muy importantes" y ha asegurado no entender los titulares "un tanto alarmistas" de que España ha perdido una "batalla", ya que, a su juicio, no se ha perdido ninguna batalla y todos "han ganado".

ACUERDO RATIO CAPITAL

El comisario ha recordado como la crisis soberana se ha acabado trasladando al sistema financiero con "tensiones en las provisiones de liquidez". Según ha señalado, se ha acordado, por una parte, facilitar la liquidez del sistema financiero con "sistemas de garantías" y ha indicado que lo que hay que hacer es "coordinar mejor" las condiciones de precio de esas garantías y las de acceso.

El comisario ha señalado que había que "ligarlo" con unos ratios de capital que den "confianza a los mercados" y ha manifestado que establecer un ratio del 9 por ciento no supone cambiar "las reglas vigentes".

Almunia, que ha considerado "significativo" que sean computables los bonos convertibles, cree que con el acuerdo sobre el ratio de capital se va a "restablecer la confianza" de los mercados en el funcionamiento y en la solvencia del sistema financiero europeo.

Además, ha manifestado que se va a hacer sin que la exigencia de mayor capital tenga influencia en el "desapalancamiento". A su juicio, no va a reducir la capacidad de esas entidades para la financiación de la economía real. En este sentido, ha recordado que en el acuerdo se establece que los supervisores nacionales tendrán que tener en cuenta el "posible impacto negativo" de esas exigencias.

Almunia ha precisado que se ha logrado un acuerdo que habla de cómo restablecer las fuentes de liquidez "normales" y para ello se plantea una exigencia de mayor capital. Ello afectará, a su juicio, a quien tenga "poco capital" y ha manifestado que la decisión de las nuevas exigencias de capital no es "política".

También ha afirmado que ese acuerdo fue adoptado por "consenso" y "no va contra nadie", ni contra "los bancos de un país" sino que va "a favor de los bancos". En este sentido, confía en que "vuelva la calma" y ha recordado que esa subida de ratio de capital es temporal.

"Yo escucho en estas 24 horas ó 36 horas a entidades financieras españolas que dicen a los medios de comunicación que con ellas no va el problema, que cumplen perfectamente, que no van a tener que poner un solo euro, que no van a reducir dividendos, que, por supuesto, no van a pedir un sólo euro al sector público. Por lo tanto, no encuentro la consistencia entre los titulares que leo y las declaraciones que vienen inmediatamente después de esos titulares", ha indicado en referencia a las críticas de algunas entidades españolas al acuerdo.

Joaquín Almunia ha asegurado que la liquidez es fundamental y hay que cubrir unos "mínimos de nivel de capital", sin "detrimento" de la financiación real "necesaria" de la economía real que, en su opinión, no tiene que hacerse sólo a través del sistema bancario. Por ello, ha defendido la necesidad de "diversificar" las fuentes de financiación de las empresas y no sólo depender de las entidades bancarias.

GRECIA

Por otra parte, ha indicado que el problema de Grecia no está resuelto y cree que "tardará años" en solucionarse, pero ha asegurado que se ha dado "un paso adelante". Almunia, que ha indicado que Grecia tendrá que adoptar a cambio "medidas duras", ha señalado que para abordar los problemas de este país y otros que "tenemos por delante", es necesario "poner mas soberanía en común y limitar nuestra soberanía nacional" a cambio de tener mas opciones de adoptar "decisiones comunes".

Almunia ha destacado la importancia de que, además de poner medidas para solucionar el problema de Grecia, en la Cumbre se ha acordado apalancar recursos para "varios usos". Según ha explicado, se trata de establecer un instrumento financiero que dé "respaldo" a los países que no están en situación de riesgo pero que necesitan apoyo para acudir a los mercados.

GOBERNANZA

A su juicio, los acuerdos en torno a Grecia y las medidas para normalizar el funcionamiento del sistema financiero se quedarían "cojos" sin los adoptados para el "refuerzo de la gobernanza"

En este sentido, ha recordado que el 1 de enero de 2012 entrarán en vigor "normas importantes" y ha señalado que se "abre la puerta" a que, si se llega a la conclusión de que "hace falta más", los estados miembros abren la posibilidad a una revisión del Tratado de Lisboa. Por otra parte, ha indicado que hay que "trabajar bastante más" para que la economía de la zona euro recupere, "al menos", el ritmo de crecimiento de antes de la crisis.

Almunia ha destacado la importancia de abordar el problema de "excesivo endeudamiento" y ello exige, a su juicio, implica también decisiones en cada uno de los países como políticas de consolidación fiscal y también de las familias y de las empresas. A ello, ha unido la necesidad de acometer reformas estructurales, "más de las que se han hecho" y de "profundizar" el mercado interno.

En su intervención también se ha referido al "descrédito inmerecido" de la idea de Europa. Tras reconocer que había "lentitud" en la toma de decisiones, ha asegurado que se están tomando decisiones para ser más ágiles.

Por otro lado, ha indicado que hay que tener en cuenta que existen "tensiones internas" en los países y, en este sentido, ha asegurado que se debe entender que las responsabilidades de la crisis son "muy amplias" y es "injusto" señalar "con el dedo a alguien en particular". En su opinión, hacer eso "reduce el margen de maniobra de muchos gobiernos" y aumenta el "euroescepticismo", que vuelve "a asomar la cabeza".

El comisario europeo, que también ha recordado que el euro es una "decisión política", ha señalado que estamos en un "momento trascendental" en el que los líderes sabrán explicar a los ciudadanos que la "mejor salida en terminos de proyecto de futuro es seguir avanzando en la integración económica y monetaria".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba