Los socialistas cerrarán el censo para elegir el cartel electoral un mes antes de las elecciones internas

Los 'barones' colocan a Rubalcaba ante el riesgo de convivir en bicefalia durante 2015

Se presente o no a las elecciones primarias, los 'barones' del PSOE harán correr a Alfredo Pérez Rubalcaba el riesgo de convivir durante todo 2015 con una bicefalia de amargos recuerdos en su partido.

Pudiera pasar que Rubalcaba se presentara el próximo otoño/invierno a las primarias que elegirán el candidato a las generales y perdiera. En este supuesto, tendría que convivir durante todo 2015 como secretario general con quien haya ganado el cartel electoral, un nuevo experimento de bicefalia que al PSOE solo le trae malos recuerdos desde la época en la que Joaquín Almunia y José Borrell pasaron por esta amarga experiencia. Este lunes se reunió su ejecutiva para repasar el reglamento de primarias que aprobará este sábado el comité federal y la novedad es que Rubalcaba acepta, en todo caso, que antes de que acabe 2014 se conozcan todos los candidatos con los que su partido competirá en este largo ciclo electoral. Si él decidiera no presentarse a las primarias, la bicefalia también cargaría sobre sus espaldas, aunque algo más cómoda de gestionar, afirman en el PSOE.

Un nuevo experimento de bicefalia nos traería malos recuerdos, se afirma en la cúpula socialista

La cesión de Rubalcaba es doble. En primer lugar, los dirigentes territoriales le han pedido elegir a los candidatos en los diferentes territorios antes de que se desate la batalla por el cartel electoral que concurrirá a las legislativas. Y, en segundo lugar, le han exigido que las primarias con mayúsculas no se distancien mucho de la celebración de las europeas de mayo. En ambos casos se han impuesto: las primarias para las autonómicas tendrán lugar en primavera y para las elecciones generales en el último trimestre del año. Todo atado y bien atado durante 2014.

Fuentes socialistas consideran que para el propio Rubalcaba puede resultar ventajoso este calendario, sobre todo en el supuesto de que el PSOE cayera desplomado en las europeas previstas para dentro de cuatro meses. Si esto sucediera, las voces internas que pedirían la celebración inmediata de un congreso extraordinario se verían aplacadas: “¿Para qué, si tenemos primarias en pocos meses?”, responderían desde la actual ejecutiva.

Rubalcaba puede aplacar tras las europeas las voces a favor de un congreso extraordinario al haber colocado las primarias de las legislativas en 2014

Al margen de los calendarios, la dirección del partido ha extendido sus propias redes de protección. En las primarias no podrán participar nada más que quienes se inscriban con un mes de antelación en un censo, registre sus datos y se identifique con los principios socialistas. En la ejecutiva se justifica este método como un factor de garantía “para evitar que una misma persona pueda votar tres veces”. Un sistema, en cualquier caso, alejado del que siguió el Partido Socialista francés a finales de 2011, a través de un censo abierto a todos los ciudadanos, el mismo que se utiliza en el país vecino para las legislativas. El PSC también se ha decantado por utilizar un censo abierto para elegir a su próximo candidato al Ayuntamiento de Barcelona.

En el comité interno que garantizará unas “primarias limpias”, elegido entre la ejecutiva y el comité federal, también tendrán presencia representantes de los diferentes candidatos, una cesión de última hora para evitar también la imagen de un proceso amañado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba