Nacional

Rubalcaba refuerza su posición tras el debate

“Estamos todos encantados y él más”. Así resumía Eduardo Madina la intervención de Alfredo Pérez Rubalcaba. Las palabras de quien muchos señalan como posible sucesor del líder de los socialistas reflejan que si Rubalcaba no ganó el debate, al menos sí ganó tiempo.

El líder del Partido Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el Congreso
El líder del Partido Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el Congreso EFE

“Estamos todos encantados y él más”. Así resumía Eduardo Madina la intervención de Alfredo Pérez Rubalcaba. Las palabras de quien muchos señalan como posible sucesor del líder de los socialistas reflejan que si Rubalcaba no ganó el debate, al menos sí ganó tiempo para mantener su liderazgo y que tanto él como quienes pueden disputarle el cartel socialista lo saben. “Es para sacar la guitarra”, bromeaba Soraya Rodríguez que aseguraba que en las filas socialistas reinaba la euforia en torno a su número uno. 

Alfredo Pérez Rubalcaba subió a la tribuna de oradores del Congreso sin un discurso escrito. Llevaba cuatro folios con los esquemas y las cifras de lo que iba a apuntar y preparó en su escaño mientras escuchaba al Presidente la frase con la que abrió su discurso: “Señor Rajoy, ¿en qué país vive usted?” Con ella arremolinó al grupo parlamentario en torno a su portavoz. Cuando terminó su intervención, el grupo socialista se puso en pie para ovacionarle con un aplauso que duró más de 40 segundos.

Los debates políticos suelen dar lugar a la exageración del aplauso propio pero el del estado de la nación del 2014 ha servido a Rubalcaba, como mínimo, para llegar a las elecciones europeas de forma holgada y para decidir entonces si presenta o no su candidatura a las generales después de 2015. Así lo leen los actuales dirigentes del PSOE y su posibles rivales que anoche consideraban sin fisuras que Rubalcaba ha ganado el debate de este año. Con el calendario en la mano, los intentos de adelantar las primarias y de acelerar los relevos parecen desactivados a corto plazo.

Los resultados de las europeas serán clave

Los resultados de las elecciones europeas se tornan ahora más importantes en el siguiente paso dentro del Partido Socialista. Rubalcaba decidirá si aspira o no a renovar su dirección del partido socialista con esos datos en la mano porque “su decisión todavía no está tomada”, afirman fuentes muy cercanas al número uno del PSOE.

Las últimas encuestas publicadas apuntan a una horquilla del 2% que pueden suponer una derrota del Partido Popular. El sondeo más reciente publicado por el diario El País el pasado día 23 arrojaba una ligera victoria del PSOE que obtendría un 28,1% de los votos frente al 26,3% del PP. Con esas cifras en la mano o con una victoria aun mayor, quienes le conocen aseguran que “Alfredo podría optar a sucederse”.

Por ese motivo, dentro del Partido Socialista la lectura de corto plazo sobre los titulares que hoy otorgan o quitan victorias preocupa menos que la de medio plazo de cara al otoño y a las primarias socialistas. Por ese motivo, la buena actuación de Rubalcaba en el debate le concede una tregua. Pero pese a esos motivos, el ex presidente del Gobierno ponía perspectiva a lo conseguido antes de que ocurriera. Preguntado en el programa Hora 14 de la Cadena SER sobre la trascendencia del cara a cara, José Luis Rodríguez Zapatero aseguraba: “Los debates pasan. Dentro de 15 días, nadie se acordará del debate”.

LOS HIJOS DE LA BUENA ESTIRPE

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, cerró su intervención con un golpe de efecto, al leer un artículo que Mariano Rajoy había firmado en el Faro de Vigo en 1983.

En ese artículo, Mariano Rajoy escribía:  “Ya en épocas remotas –existen en este sentido textos del siglo VI AC- se afirmaba como verdad indestructible que la estirpe determina al hombre tanto en lo físico como en lo psíquico. Y estos conocimientos que el hombre tenía intuitivamente, -era un hecho objetivo que los hijos de buena estirpe superaban a los demás- han sido confirmados más adelante por la ciencia. Desde que Mendel formulara sus famosas leyes, nadie pone ya en tela de juicio que el hombre es esencialmente desigual. No solo desde el momento de su nacimiento, sino desde la propia fecundación”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba